La maestra Picarelli es la "joyita" de la generación 32 de la Scuola Italiana

"Ellos eran una belleza de muchachos"

En el encuentro de ayer con sus ex alumnos de la Scuola Italiana, la maestra jubilada María del Carmen Picarelli demostró la claridad de su memoria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
María del Carmen Picarelli.

"Ellos eran una belleza de muchachos. No me daban ningún trabajo cuando iban a la Scuola", recordó como si hubiera dado clases ayer a los hombres y mujeres que hoy son abuelos.

"Carmencita", como la llaman, recordó que el alumno Bidone era el único revoltoso de la "Generación 32" de la Scuola Italiana. La maestra justificó a Bidone: "Ya está muerto. Tenía una mancha roja en la cara. Por eso era rebelde".

Concepción, otra ex alumna ya veterana, recordó que María del Carmen era muy bella.

"Se la veía con un cerquillito y un cutis divino. Siempre fue un amor de persona. Por eso todos los que podemos estamos acá acompañándola", explicó.

Concepción perdió a su padre cuando tenía cuatro años. "Yo era una niña. Y siempre recibí el cariño de mi maestra. Ella me dio mucho apoyo", dijo la ex alumna agradecida.

Picarelli comenzó con 20 años a trabajar en la Scuola Italiana. Estuvo allí 14 años. Luego dio clases en varias escuelas públicas de Montevideo.

"Yo no le pegaba a mis alumnos", aseguró la maestra jubilada.

No deseó pronunciarse sobre lo que ocurre ahora en los centros educativos. "No voy hablar de lo que no viví. Pero antes la madre estaba en la casa y solo el padre estaba afuera. Ahora los dos padres tienen que trabajar y eso hace que muchos chicos crezcan solos", explicó Picarelli.

Antonio Speranza, uno de los ex alumnos que ayer la visitaron, abrazó por detrás a Picarelli y sentenció: "Ella es nuestra joyita".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)