TRAS DENUNCIA DE PENADÉS

El BCU desmiente haber recibido una alerta judicial sobre el Cambio Nelson

La entidad financiera respondió a la información dada a conocer hoy en comisión de Hacienda de Diputados, la que establece que en 2013 un juzgado advirtió al banco de presuntas operaciones sospechosas en el Cambio Nelson.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La sucursal del Cambio Nelson en San Carlos fue allanada de nuevo ayer. Foto: R. Figueredo

Una comunicación rotulada “urgente”, hecha por un juzgado en 2013 al Banco Central del Uruguay (BCU), advirtió sobre presuntas operaciones sospechosas en el Cambio Nelson, pero las autoridades de la entidad no recuerdan haber recibido esa comunicación y desmintieron, mediante un comunicado, haber recibido esa notificación.

La documentación oficial de la Justicia confirmando la advertencia fue presentada ante las autoridades bancocentralistas, que concurrieron a la comisión de Hacienda de Diputados encabezadas por el presidente de la institución Mario Bergara.

Bergara, que la semana pasada concurrió a la comisión de Hacienda del Senado por el mismo tema, admitió tras esa reunión que había “indicios” de lavado de dinero en la actividad del Cambio Nelson.

Ahora en la comisión dijo que no tenía conocimiento de esa situación, cuya denuncia en la comisión de Diputados fue presentada por el nacionalista Gustavo Penadés.

BCU desmiente alerta judicial.

En un comunicado difundido en la tarde del miércoles, el BCU desmintió una "alerta judicial sobre Cambio Nelson". A continuación el comunicado completo de la entidad financiera uruguaya.

En oportunidad de la comparecencia del Banco Central del Uruguay (BCU) ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes a efectos de tratar la situación del Cambio Nelson, un miembro de dicha Comisión se refirió a un expediente judicial que implicaría la advertencia a la Institución de la posible realización de actividades de lavado de activos en dicha entidad.

Con respecto a dicha información, el Banco Central del Uruguay entiende necesario efectuar las siguientes puntualizaciones:

En oficio 281/2013 del Juzgado Letrado de Concursos de 1er. Turno referido a un concurso de acreedores, se da cuenta de una operación de préstamo entre particulares en la que según los interventores, no habría sido debidamente justificado el origen de los fondos. Si bien se menciona al Cambio Nelson, dicho oficio no constituyó en ningún momento un Reporte de Operación Sospechosa ni una denuncia específica contra el Cambio Nelson, sino respecto al acreedor cuyo crédito se estaba verificando.

La investigación concluyó que el origen de los fondos referidos a la transacción mencionada fue debidamente justificado por el particular, no habiéndose detectado acciones del Cambio Nelson que generaran sospechas de actividades ilícitas.

De ninguna manera puede plantearse que haya habido omisiones en los controles del BCU en cumplimiento de las órdenes judiciales, ya que se realizó la investigación correspondiente en tiempo y forma con las constataciones mencionadas.

Las deudas que reconoce Sanabria.

Francisco Sanabria, propietario del fallido Cambio Nelson y prófugo de la justicia, reconoce deudas de dicha empresa por casi 9 millones de dólares y solicita a sus acreedores una quita del 50% y un plazo de cuatro años para pagarlas.

Según el expediente del concurso de acreedores al que se presentó Cambio Nelson al que accedió El País, su pasivo (cuentas a pagar y acreedores fiscales) asciende a US$ 8.702.566. El activo de la empresa es de US$ 10.938.396 y el patrimonio de US$ 2.235.829.

Tras la presentación de los resultados contables desde 2014, hasta el 31 de enero pasado, Camvirey SA, razón social de la firma, presentó en el Juzgado de Concurso una lista de alrededor de 2.000 clientes a quienes adeuda sumas de dinero que oscilan entre US$ 800 y US$ 14.000.

El escrito presentado a la Justicia no detalla los hechos generadores de esas deudas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)