UN PARTIDO EN DIFICULTADES

Batllistas buscan aliarse y destronar a Bordaberry

Hay muchos sectores que no tendrán candidato en 2019.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sectores batllistas del Partido Colorado buscan renovarse. Foto: M. Bonjour

La proliferación de sectores ideológicamente identificados con el Batllismo, tiene el sentido de explorar un posible gran acuerdo en 2018 con el objetivo de destronar al senador Pedro Bordaberry del liderazgo y, consecuentemente, de la candidatura presidencial para 2019.

Hoy, en el Partido Colorado, Vamos Uruguay, el sector de Bordaberry, sigue ejerciendo supremacía y de no pasar nada extraño, el senador se encamina a ser nuevamente candidato presidencial. Aunque cuando se le consulta él afirma que no lo tiene decidido.

Ahora, además del sector batllista más antiguo, que es Propuesta Batllista del senador José Amorín, surgido a mediados de 2009 en el partido hay muchos sectores con el fin de recrear el Batllismo.

Hoy funcionan orgánicamente con mayor o menor despliegue territorial el Espacio Abierto, una escisión de Proba con los diputados Tabaré Viera y Conrado Rodríguez; Batllismo Abierto, del diputado Ope Pasquet (exBordaberry); Batllistas Orejanos, del diputado Fernando Amado (exBordaberry); Asamblea Batllista, del dirigente José Pablo Franzini; más un sector aún en gestación detrás de la figura del exvicepresidente Luis Hierro López.

Lejos de pensar en que la competencia interna puede dañar al Batllismo, dirigentes consultados por El País coinciden en creer que con tanto grupo de pensamiento similar se fortalecerá esa opción y el partido volverá a tener dos polos fuertes como en casi toda su larga historia.

"Hay dos bibliotecas: unos dicen que somos pocos y que estamos atomizados y estamos quienes creemos que lejos de ser una debilidad eso actúa como fortaleza", dijo el diputado Amado.

Admitió que entre el ejercicio del gobierno, la crisis de 2002 y algún otro factor interno, el partido se desplomó en 2004. Para el legislador el problema comenzó en la reforma constitucional que estableció el candidato único por partido. "Al partido le hizo mucho daño esa reforma", remató.

Por eso, Amado consideró que es bueno que el partido se renueve de esta forma. "Mucho se especula que al final del día, cuando estemos llegando a la elección de 2019, sería ilógico y poco inteligente que si del otro lado está Bordaberry, los sectores batllistas no encontremos la forma de comparecer todos juntos. No es algo descabellado", anunció.

La idea que ya maneja es que llegado el momento se pueda dar la batalla para "ganar la interna" a Vamos Uruguay.

El surgimiento de la nuevas corrientes batllistas es visto "positivamente" por el senador Amorín. "Todos esos sectores nuevos se definen como batllistas y en la última elección los únicos éramos nosotros", recordó. El Partido Colorado sacó 17% de votos en 2009 cuando el sector de Amorín salió a competir.

A partir de su crisis de 2004, parte de la cual se explicó por sus líderes en la pérdida de contacto con la población, dio lugar al surgimiento de otros sectores menores. Así, en 2007 se fundó el llamado "Movimiento Plancha", hoja de votación 666, integrado por personas que sufrían exclusión social. En las elecciones de jóvenes colorados de 2007 ese grupo obtuvo 348 votos, casi el 1% de los votos emitidos en dicha elección. Pero un año más tarde su líder, Jorge "Peluca" Valdéz, murió y el sector se dispersó.

Amorín no cree que los distintos sectores batllistas actúen como efecto dispersor. Al contrario, también es partidario de que "mucho antes de la interna esos grupos van a estar juntos en otro grupo mayor, que se van aglutinar. No creo que todos lleguen a la interna con precandidato presidencial propio".

Para el diputado Rodríguez, de Espacio Abierto —un sector nacido a mediados de 2015—, ya hay un camino transitado. Su sector y el Batllismo Abierto de Pasquet han formado un grupo más amplio llamado Unidos.

Coincide en que el surgimiento de los grupos "indica que el Batllismo y el partido están vivos". "Es obvio y natural que los distintos grupos batllistas tiendan a confluir en un movimiento propio. Eso hay que ir construyéndolo con el tiempo", sostuvo. "La intención es ir agrandando Unidos y en la medida en que hay otros grupos batllistas es posible una acción coordinada con el propósito de confluir con una misma candidatura presidencial", explicó Rodríguez

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)