INTERNA NACIONALISTA

Bascou desafía a la Jutep y pierde apoyo en el grupo de Larrañaga

Citan al Directorio blanco para tratar el dictamen y tomar una decisión.

Agustín Bascou. Foto: Archivo El País
Agustín Bascou. Foto: Archivo El País

La situación en que se encuentra el intendente de Soriano Agustín Bascou (Alianza Nacional) no es fácil. Muchos dirigentes nacionalistas hubieran preferido que respondiera con su silencio al fallo de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), que lo observó por comprar combustible para la comuna a una estación de servicio de su propiedad.

Pero no: salió a decir que al organismo "le faltó capacidad" al juzgar su caso y que lo que piensa el líder nacionalista Luis Lacalle Pou, que insistió en que debe renunciar a la Intendencia, le tiene "sin cuidado". Por otro lado no piensa en renunciar ni pedir licencia mientras su caso se sustancia en la Justicia, comentó ayer a unos allegados del sector nacionalista.

El líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, se llamó a silencio aunque ayer mantuvo numerosas reuniones en el Senado buscando destrabar la situación.

En el sector ya no hay una posición monolítica detrás del intendente. Tras la nueva salida a los medios desparramando críticas, se le responsabiliza por haber lesionado "la confianza" que originalmente se había puesto en él, dijeron a El País fuentes aliancistas. Muchos legisladores no hablan en público del caso para no "echar leña al fuego", indicaron los informantes. En el sector de Larrañaga se considera que el dictamen es contundente, y que probablemente cuando se analice la situación se pueda proponer que abandone el cargo.

Ayer, el fiscal general Jorge Díaz anunció el envío a la sede correspondiente del fallo de la Jutep sobre Bascou. "Al igual que en otras ocasiones lo remití a la fiscal del caso, a los efectos que ella considere pertinentes", explicó Díaz en Twitter.

Se defiende.

Tras conocerse el fallo de la Jutep, donde se afirma que Bascou "adoptó decisiones y firmó convenios" que "generaron beneficios" a las estaciones de servicio de su propiedad, y que "violó el artículo 21 de la ley 17.060 y varios del decreto 30/003", en una entrevista a la agencia de noticias de Soriano Agesor este dijo que el dictamen "era previsible" y que en su caso "hubo prejuzgamiento" del organismo.

También fue consultado por la postura de Lacalle Pou, quien afirmó que mantiene "en un 100%" su posición de que Bascou debería dar un paso al costado, y que el fallo de la Jutep "abona" su pensamiento.

"Me tiene muy sin cuidado lo que pueda decir Lacalle Pou. No las analizo (sus declaraciones) porque no corresponde, las declaraciones de Lacalle Pou no me interesan", afirmó Bascou y pidió "hacer una lectura general" de la situación. "Ese líder sale, viene de unas vacaciones, llega al país y se pronuncia sin tener conocimiento (...), jamás levantó un teléfono y se informó de cómo era la situación", criticó Bascou y añadió que como el informe de la Comisión de Ética del Partido Nacional lo dejó disconforme, "claramente este pronunciamiento de la Jutep le iba a servir a él".

A contrapelo de lo que dice Bascou, el presidente del directorio blanco Luis Alberto Heber salió a respaldar a la Jutep donde, recordó, hay una representante del Partido Nacional, que es Matilde Rodríguez Larreta quien firmó el dictamen y pertenece justamente a Alianza Nacional. "Yo soy el presidente del directorio y no cuestiono a la Jutep", subrayó el dirigente.

Heber dijo a El País que convocará en forma extraordinaria al ejecutivo nacionalista para una reunión la semana próxima donde se discutirá el informe de la Jutep. "El dictamen es duro y su contenido en algunos casos, es nuevo", dijo. "Luego, colectivamente, vamos a decidir cuáles serán los pasos que seguirá el partido", añadió.

En la carta orgánica por la que se rige el Directorio hay tres tipos de sanciones previstas: apercibimiento (que ya se le aplicó a Bascou), suspensión y censura.

Otra posibilidad es la que planteará la senadora Verónica Alonso en la reunión del Directorio: quiere pasar el dictamen de la Jutep a la Comisión de Ética para que analice su contenido y emita un nuevo fallo, explicó a El País la legisladora.

Alonso insistió en la renuncia. "Lo que está mal, está mal", dijo. Ya planteó en el Directorio que se pidiera una auditoría externa sobre la administración de Bascou en Soriano.

Según Heber, "todas las posibilidades están arriba de la mesa" para que el Directorio tome una decisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)