Récord de 154 asesinatos en 6 meses; sólo 54% de ellos fue aclarado

Barrios de la capital con tasas de homicidios como Brasil y México

Durante los cinco años del gobierno de José Mujica, los homicidios en Uruguay se incrementaron 28% y las rapiñas 34%, según los datos del Observatorio de Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En el 70% de los homicidios se empleó un arma de fuego. Foto: F. Ponzetto

Pero este año, el número podría marcar un nuevo récord histórico, a juzgar por el informe oficial del primer semestre que se cerró con un total de 154 asesinatos: 12 más que en el mismo período de 2014 y 15 más que en 2013. Nunca antes, desde que se llevan las estadísticas, se habían registrado datos de esa magnitud.

Aunque esta noticia por sí sola es inquietante, preocupa también el hecho de que volvió a subir el porcentaje de homicidios no aclarados (46%). En 2011, apenas 20% de los asesinatos quedaba sin resolver judicialmente.

En la capital, los homicios consumados tuvieron un incremento del 12,0% (totalizando 93 en seis meses) mientras que en el Interior la subida fue de 3,4% en comparación con el primer semestre de 2014.


Si no puede ver el mapa haga click aquí

Violencia por barrios.

En Montevideo, la mitad de los homicidios se cometieron en la órbita de tres seccionales: la 17ª, la 18ª y la 19ª, que comprenden los barrios Casavalle, Piedras Blancas y Conciliación, entre otros. Le siguen Cerro Norte, Casabó y La Paloma. Cerro y Casavalle son también barrios que concentran numerosos casos de heridos de bala.

En cinco jurisdicciones no se reportaron homicidios: Ciudad Vieja, Centro, La Aguada, Parque Batlle y Melilla. En otras seis, que abarcan entre otros los barrios de la costa (Pocitos, Buceo, Malvín, Carrasco), solo se consumó un homicidio.

El informe del Ministerio del Interior atribuye el 43% de los homicidios a "ajuste de cuentas y conflictos entre criminales", una clasificación basada en ciertos criterios que el licenciado Javier Donnángelo, director del Observatorio, expuso el pasado martes 18 en la presentación anticipada de estas estadísticas en la comisión de Seguridad del Senado.

Para asignar un homicidio a esa categoría se toman en cuenta los "antecedentes penales de la víctima", la "información procedentes del trabajo de inteligencia policial" que vincula a la víctima con actividades de narcotráfico, el "carácter premeditado y planificado del ataque" y la "ausencia de otros motivos claramente identificables".

Un 14% de los homicidios (22) son clasificados como "violencia intrafamiliar", sin distinción del sexo de la víctima. En cuanto a las víctimas del sexo femenino, se consumaron 27 homicidios en seis meses.

Casi uno de cada cinco de los asesinatos aclarados tuvo como responsable a un menor de edad. Seis homicidios se cometieron en el interior de establecimientos carcelarios.

Tasas.

La tasa de homicidios cada 100.000 habitantes —una medición que se utiliza a nivel internacional— se elevó al 4,4 si se considera la población estimada por las proyecciones del INE. Si se toman los datos del Censo de 2011, fue de 4,9 cada 100.000 habitantes: más alta que la de Nueva York.

Aunque Uruguay se mantiene entre los países con menos homicidios por cantidad de habitantes en América Latina (junto a Chile y Argentina), la tasa es muy superior a la de varios países europeos como Italia, España, Alemania, Suecia, Austria, Bélgica, Francia y Holanda, Grecia y Reino Unido, que tienen una tasa de entre uno y 1,5 homicidios.

En algunas zonas de Montevideo (ver mapa), se registran tasas de 22 homicidios, como en México o Brasil.

Sólo en dos departamentos (Flores y Río Negro) no se cometieron homicidios en este semestre, por lo que en esa materia igualan la tasa 0 de Mónaco, donde el último asesinato se reportó en el año 2006.

No fue un ajuste de cuentas ni un caso de violencia doméstica. La víctima fue el banquero Edmond Safra, propietario del National Bank of New York, quien falleció en un incendio intencional provocado en su residencia del palacio La Belle Époque.

Desde entonces, el palacio es considerado la "zona roja" del Principado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)