vea la fotogalería

Barrio Sur vibró con los tambores

Eran poco más de las 18:00 horas, cuando el movimiento en Isla de Flores empezó a hacerse más notorio. Desde temprano, los vecinos acomodaban las sillas en las veredas, arreglaban los balcones, cargaban leña y otro sinfín de actividades para disfrutar la primera noche de las Llamadas.

Desfile de Llamadas 2015. Foto: A. Martínez
Desfile de Llamadas 2015. Foto: A. Martínez
Calentando las lonjas en la previa del Desfile. Foto: Agustín Martínez
Calentando las lonjas en la previa del Desfile. Foto: Agustín Martínez
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre
Desfile de Llamadas 2015. Foto: Florencia Barre

“Hay que meter valor. El asado no se hace solo”, decía Martín, mientras cruzaba Isla de Flores a la altura de Ejido, cargando cuatro atados de leña.

“Todos los años hacemos asado, chorizos. Este año vamos a incursionar con pizzas a la parrilla”, afirmó Martín que todavía debía ir a buscar hielo. “Algo hay que tomar”, dijo con risa socarrona y siguió su camino argumentando que estaba “apurado”.

“El barrio vibra con las Llamadas. Es muy lindo lo que se vive. Yo hace 55 años que vivo en este barrio y no me voy a ir nunca más”, afirmó Ester, cuya casa no tiene balcón ni azotea, pero se las ingenia para hacer “unos pesitos extras”, vendiendo caretas y golosinas.

La mayoría de los vecinos señalaron que, como pasa con las sillas que la intendencia puso a disposición del público, tenían sus “localidades” en balcones y azoteas agotadas para hoy viernes, no así para la jornada de ayer.

“Hoy acabo de vender el último lugar que me quedaba”, dijo Yara, una de las pocas vecinas que, a las 18:00, tenía los dos días completos para ver las Llamadas desde su azotea .

Los alquileres van desde los $ 1.800 hasta $ 5.000. Así como hay una variedad de precios, también hay una variedad importante de servicios.

Los alquileres más económicos no incluían más que el lugar para observar el espectáculo. Otros, como Darío, ofrecían su azotea por $ 2.000 por toda la noche.

“Pero además vendemos pizza, asado, chorizo a la parrilla, hamburguesas”, comentaba el joven mientras acomodaba tres filas de sillas blancas, entre la fachada de su casa y las sillas de la Intendencia. “Son para familiares y amigos”, justificó.

El alquiler de sillas particulares también se ha hecho común. Ayer, un grupo de familias había instalado sillas de plástico en la puerta de sus casas y alquilaban cada una a $ 35. “Es un buen lugar para ver el desfile. Además, le vendemos pizza, empanadas y vino tinto. Bien del barrio Sur”, dijo Esther, una vecina del lugar.

Llama el tambor.

Conforme bajaba el sol en Isla de Flores, la gente empezaba a llegar en masa. Los balcones y las azoteas estaban ya a tope. Muchos turistas disparaban sus cámaras con tal entusiasmo que no reparaban en carro de reinas, tambor o pasacalle. Sin embargo, el verdadero desfile aún no había empezado.

Al contrario que las azoteas, las sillas que estaban en la vereda parecían lejos de agotarse. Muchos claros, sobre todo en las dos primeras cuadras del desfile corroboraban esa impresión. No obstante, con el correr de la noche, los lugares fueron ocupándose aunque no en su totalidad.

El desfile arrancó puntual. Diez minutos antes de la hora fijada para el inicio de la fiesta el gerente de Eventos de la Intendencia, Fernando González, dijo que “todo está saliendo en tiempo y forma”.

En tanto, las lonjas empezaban a sonar. Al principio con poco volumen y hasta timidez, luego fueron aumentando el sonido y hasta parecía que se desafiaban las dos primeras comparsas, prontas para salir, a una pelea cuya única arma era el sonido del tambor.

“¡Vamos con todo, eh!”, grito uno de los tamborileros de Reencuentro, comparsa que abrió el desfile de 2015, cuando los funcionarios de la Intendencia daban la orden de salir.

Y entonces fue que el sonido del tambor ganó la calle Isla de Flores. Las sillas en la vereda empezaron a estorbar, cuando la gente se levantaba para bailar al ritmo del candombe.

La comparsa Reencuentro mostró orgullosa sus colores rojo, azul y blanco, ostentando el hecho de ser la agrupación que ganó, en septiembre del año pasado, las pruebas de admisión llevadas a cabo en el Prado.

De esa misma instancia, salieron las otras 18 comparsas que ayer desfilaron por la calle Isla de Flores. La mayoría por no haber ingresado entre las 20 primeras del desfile del año 2014. Incluso ayer, entre las agrupaciones que desfilaron se encontraba Senegal, que aunque participa en el Concurso del Teatro de Verano, la baja posición que obtuvieron en la anterior Llamada obligó a que estuviera en esta instancia.

El tiempo, a diferencia de otros años, acompañó a este evento, que se empezó a disfrutar a lo largo de toda Isla de Flores y que hoy tendrá su broche de oro.

Esta noche, segunda parte


-El Desfile de Llamadas tendrá hoy su segunda parte, por los Barrios Sur y Palermo.

-El evento será abierto, como ayer, por las reinas de Llamadas, Carnaval y Scolas do Samba.

-Romina Reynaldo es la Reina de Llamadas, electa el pasado 20 de enero en el Teatro de Verano.

-El séquito se completa con Tamara Rodríguez y Gimena Fortes.

-Oficialmente el Desfile se iniciará sobre las 21:00 horas, con la participación de la comparsa C1080, ganadora de este certamen del año pasado, seguida por Yambo Kenia, segundo premio en esa instancia y que saldrá de Isla de Flores y Cuareim, 21:10.

-A intervalos de diez minutos, estarán saliendo las demás comparsas participantes.

-Tronar de Tambores, Elumbé, Sarabanda, La Jacinta, La Figari y Zumbaé tienen pautadas sus salidas entre las que obtuvieron las posiciones más altas en la Llamada del 2014.

-Se completa el desfile con la presencia de las comparsas Elegguá, La Dominó, Mi Morena, Batea de Tacuarí, La Generación Lubola, Integración, La Gozadera, Urafrica, Triniboa, Las Panteras de Benguela, La Fuerza, Nigeria, E.P. y Puerto Sauce.

-Desde la Intendencia se confirmó que las sillas para el desfile de esta noche están agotadas, aunque quedan palcos para poder asistir al espectáculo.

-El jurado que entiende en este evento es presidido por Daniel Porteiro y los integrantes del mismo se repartieron a lo largo de toda la calle, tanto en el primer desfile como en el que se realizará esta noche.

SABER MÁS

Páez Vilaro


AVENTURA DE VARIOS AÑOS ENTRE TAMBORES

En febrero del año pasado, Carlos Páez Vilaró participó de su última Llamada y publicó en El País un emotivo artículo que hoy, al cumplirse casi un año de su muerte, merece recordarse como un homenaje. Se reproduce a continuación:

“En un rincón, recostado a la escalera caracol, descansa mi tambor de su caminata anual. Se trata del “piano” que me regaló Juan Velorio antes de morir”.

“Durante sesenta años, entreverado con la comparsería y a tambor batiente, cumplí ese extraño rito particular que me impuse de acompañar las Llamadas inyectando la música del folclore de calle a mi pasión por la pintura. Hoy, cumplidos mis 90 años, así como en mi mano derecha mantengo apretadas las manos de todos los amigos que coseché en el camino, el viejo tambor machucado guarda en su barriga el recuerdo de todas mis andanzas candomberas, desde mi bautismo de fuego al final de los 40 integrando la cuerda de Añoranzas Negras. En ese Carnaval, Marta Gularte deslumbrando con su belleza inauguraba el ciclo de las vedettes. Fernán Silva Valdés la consagró como una “flor negra con pétalos de tamboril”. En ese momento, y sobreponiéndome a las rivalidades comparseras, era tal mi entusiasmo que, subiendo escalones, me fui enganchando año tras año a todos los grupos.

El “ruso” Puglia desde el corazón de la Unión me enlazó en sus Guerreros Africanos, el “cabeza” Hurtado me dejó tocar en su batería del Hipódromo de Maroñas formada por canillitas, “Charolito” me incluyó en su grupo de los lustrabotas”.

“En el Cerro me enrolé a la llamada de Cuba y China de los hermanos Machado, en el Mercado de Abasto, en la Clásica Candombera de Eugenio Molina y, finalmente y para siempre, fundando Morenada junto a los hermanos Silva en el conventillo Mediomundo. Hoy a la noche, cumpliendo mis 90, cerraré mi aventura entre tambores. Un final que nunca quise aceptar, pero que la vida nos obliga a cumplir”.

“Del brazo de Cachila, en Cuareim 1080, y frente a la sonrisa de Carlitos Gardel, trataré de darme el gusto de retirarme dándome un baño de pueblo. Recorrer entre humaredas de chorizo al pan las callecitas doradas del barrio sur y abrazarme con su gente por última vez”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)