Los cambios sociales, la polémica y la sinceridad

Baño apto para todo público

El Teatro Solís tiene un gabinete para hombres, mujeres y “trans”, con cambiador de bebés.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En el piso menos uno del Solís se instaló el baño inclusivo. Foto: D. Borrelli

El viernes pasado, el Teatro Solís presentó la obra "Viejo, solo y puto", dirigida por el argentino Sergio Boris. En coincidencia con el estreno, fue inaugurado el primer "baño inclusivo" del principal escenario uruguayo.

Por primera vez, las personas transgénero tendrán un gabinete higiénico para utilizar junto a hombres, mujeres, bebés y personas con discapacidad motora, según indican las nuevas señales colocadas en la puerta del lugar.

Fue así que un día el baño de damas, instalado en el piso menos uno del Teatro Solís, frente al Centro de Investigación, Documentación y Difusión de las Artes Escénicas (Ciddade) y al lado del baño de caballeros que mantiene la estética habitual, cambió radicalmente su imagen exterior.

Ahora la puerta tiene la señal convencional de un hombre y una mujer. La tercera figura es una mujer cuya pollera está cortada por la mitad y la cuarta tiene el símbolo de una persona en silla de ruedas.

Dentro del gabinete están los lavatorios con un espejo y a su lado hay un cambiador para bebés. Enfrente están los tres boxes con inodoros comunes cubiertos con puertas de vidrio opaco. En la punta, sobre el final de la habitación, hay un baño diseñado para personas que usan sillas de ruedas.

La directora del teatro, Daniela Bouret, historiadora de profesión, tuvo un primer pasaje en la conducción institucional del Solís entre 2004 y 2011, después pasó a ser asesora de la división Turismo de la IMM en donde se interiorizó de las políticas de turismo gay.

Confesó a El País que la idea de hacer una obra de este tipo la recibió en un seminario sobre turismo gay friendly. "Allí una presentadora de Estados Unidos hablaba del tema aplicando la señalética que reiteramos acá", indicó.

"Estos baños son como si fueran de mujeres. Cuando se habla de baño inclusivo se piensa en personas trans, pero también se instaló un cambiador para bebés que fue diseñado, por ejemplo, para un papá que está con su hija chiquita o la mamá con su hijo varón que no quiere ir al baño de damas; acá pueden entrar porque hay lugar para todos y todas", explicó Bouret.

En los pisos más cercanos a la sala principal se encuentran las tradicionales baterías de baños con la identificación femenina y masculina.

"No queremos forzar a nadie, ni queremos que nadie se sienta invadido en sus prácticas. Ofrecemos un baño de ese tipo que está en el subsuelo del teatro, para ir teniendo un poco de conciencia. Como pasa en Europa o Estados Unidos, hay un baño único", dijo la jerarca. "Ojalá que nunca más tengamos que poner carteles de nada y que los baños sean baños y ya está, estas son políticas aseverativas e inclusivas", explicó.

En la tarde del martes un hombre y una mujer brasileños bajaron las escaleras del Solís buscando un baño. Las azafatas del teatro le mostraron el "baño inclusivo". Ella entró. "Yo espero afuera", dijo el hombre y aguardó unos minutos. Ni siquiera entró al de caballeros.

Alicia Saura de la Comisión Honoraria Contra el Racismo, la Xenofobia y Toda Forma de Discriminación celebró la iniciativa del Teatro Solís.

En los últimos dos años el grupo ha recibido tres denuncias sobre personas trans que no pudieron ingresar a los baños públicos debido a su identidad sexual.

El primer caso fue el de una persona trans que ingresó al baño de mujeres del shopping de Punta del Este. Un guardia de seguridad le pidió que se retirara y que utilizara el baño de hombres.

En 2014 pasó algo similar, cuando se le prohibió ingresar al baño de mujeres a una transexual en los "techitos verdes" de Fernández Crespo.

La última denuncia tiene que ver con un episodio ocurrido con un sitio donde hay varios comercios, según indicó la activista. "La denuncia está siendo procesada, podemos decir que a una chica trans no se le permitió ingresar al baño de damas", señaló.

"Cada persona debería poder ingresar al baño al que considera que es su género, así se lo hicimos saber a los comercios que nos han pedido opinión", dijo.

La comisión no puede multar o sancionar y su trabajo se limita a informar a las autoridades que tienen responsabilidad y potestad legal para hacerlo. "Vemos con mucho agrado lo que pasó con el baño del Teatro Solís, ojalá aparezcan otros iguales", señaló.

"Imposible".

Desde el sector comercial se ve "difícil" la posibilidad de implementar "baños inclusivos" pero no se lo descarta de plano.

El vicepresidente de Cambadu, Daniel Fernández, dijo que estos baños "están bien, lo veo como algo positivo que además lo haga el Estado, en este caso la Intendencia".

No obstante, con relación a su aplicación en el ámbito comercial, el empresario señaló que "es imposible por el espacio que requiere, tal vez para los nuevos emprendimientos que se hagan sería algo perfecto".

"En Europa los baños no son ni de hombres ni de mujeres, son baños. Acá está esa vieja tradición de tener dos baños", indicó Fernández.

Con respecto al efecto social que tendría una medida de ese tipo, el empresario se mostró optimista. "Habría que adaptarse, no creo que hubiera impedimentos o campañas contra eso porque es una realidad y no nos podemos negar", señaló.

"En un futuro se va a producir un cambio, habrá que hacer campañas publicitarias, va a ser para bien. Todo esto lleva tiempo, pero en la medida que se hable del tema podrá generalizarse". Con respecto a la visión social de la homosexualidad, Fernández dijo que "nadie se asombra".

"Los tenemos como compañeros de trabajo, en la calle, nos cae pesado cuando alguno se extralimita en su transformación, algunos se pasan para el otro lado de mariquita, se ponen bobos. Mientras sean aceptables en cómo se presentan, nadie va a decir nada", indicó.

Para Fernández se vive un tiempo de "aceptación y educación" y los bares que han tenido problemas de discriminación son muy pocos: "realmente desubicados".

Campaña oficial para turismo gay.

Montevideo recibió a 930.000 turistas durante el año 2015, según datos oficiales del Ministerio de Turismo. El llamado turismo "gay friendly" ocupa un lugar cada vez más importante, de acuerdo a lo informado por las autoridades. Para ello se han diseñado campañas especiales de promoción.

DEMOLIERON LA INSTALACIÓN ANTERIOR.

Psicología tiene un baño inclusivo y ultramoderno.

El jueves 30 de julio de 2015 se inauguró en la planta baja de la Facultad de Psicología de la Udelar una batería de baños “inclusivos” habilitados para ser utilizados por hombres, mujeres, trans y discapacitados, según la cartelería. La Facultad resolvió la demolición de la estructura anterior y la construcción de un servicio que incluye elementos de sofisticación como sensores especiales y griferías que se accionan automáticamente.

Baños inclusivos en Facultad de Psicología. Foto: psico.edu.uy
Baños inclusivos en Facultad de Psicología. Foto: psico.edu.uy
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)