SIN NEGOCIACIÓN

Dos bandos que están cada vez más lejos

"¿Un viernes antes de Carnaval? ¡No pueden fijar la interpelación un día antes del feriado!", cuestionó el senador colorado Pedro Bordaberry. "Y bueno. Es el día que se pudo", respondió un legislador frenteamplista.

"Si esa es la actitud, prepárense porque voy a ir con todo", concluyó molesto el líder colorado.

El arranque del año político estuvo marcado por una larga lista de interpelaciones por parte de la oposición: el ministro del Interior, Eduardo Bonomi; el de Trabajo, Ernesto Murro; y el de Defensa, Jorge Basso. Esto molestó al oficialismo que, como estrategia, decidió agendar todos los llamadas a sala juntos y previos al inicio del fin de semana largo de Carnaval.

El presidente del Directorio del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, dijo a El País que no hay voluntad del oficialismo en ser amplios y claros en los procesos de interpelación. "Las definieron todas a fines de febrero y casi en menos de una semana. Buscan agotar y desvirtuar para generar una especie de desidia o hartazgo", opinó el senador blanco.

Heber explicó que la postura del Frente Amplio ha sido estirar las interpelaciones con respuestas largas y vacías.

El senador blanco explicó que ante esa situación la alternativa que le quedó a la oposición fue la de llevar los casos a la Justicia. "Si traen las pruebas y los documentos, y son claros… Pero cuando no son claros y no contestan las preguntan, hablan cuatro horas y pretenden que el titular tenga respaldo parlamentario. Lógicamente se va a terminar siempre, si esa sigue siendo la actitud, en el Poder Judicial", dijo Heber.

Para los legisladores del Frente Amplio, esta estrategia genera el debilitamiento de las instituciones democráticas. La secretaria general del Partido Socialista, la senadora Mónica Xavier, dijo que la estrategia de la oposición genera preocupación.

"Es muy maniquea la discusión y se entra y se sale con argumentos congelados. Uno está convencido de que se está llevando adelante una estrategia que pretende mostrar un gobierno desbocado, un gobierno con elementos de corrupción y es muy difícil discutir y lograr consensos", opinó Xavier, y dijo que no es partidaria de la "judicialización de la política" porque los temas políticos se deben dirimir en su ámbito natural: el Parlamento.

La socialista opinó que los blancos y colorados están actuando con irresponsabilidad. "No le hace mérito al debate político decir que actúe la Justicia para dirimir las diferencias políticas. En definitiva la ciudadanía es la que termina votando y resolviendo luego", declaró a El País.

La senadora Topolansky compartió la posición de Xavier y dijo que por suerte Uruguay es un país libre, pero que si la oposición quiere llevar las discusiones políticas a la Justicia debe hacerse cargo de las responsabilidades. "Capaz que les gusta más judicializar la cuestión política. Que presenten, no hay problema, tienen la libertad y el derecho a hacerlo. No hay ningún drama", opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)