TRAS ESCÁNDALO FINANCIERO

El Banco Central del Uruguay resolvió la clausura del Cambio Nelson

El Banco Central decidió hoy clausurar la firma de Francisco Sanabria, quien fue procesado con prisión y recluido en una cárcel de Minas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El BCU dice que investigó a un cliente por el retiro y no al Cambio Nelson. Foto: R. Figueredo

El Banco Central del Uruguay decidió en la noche del martes la clausura del Cambio Nelson, confirmó Mario Bergara, presidente de la autoridad monetaria, en declaraciones a la prensa que recogió Subrayado. La firma, propiedad de Francisco Sanabria, se encontraba hasta el momento suspendida.

“La superintendencia acaba de resolver el cierre definitivo de Cambio Nelson”, anunció Bergara y explicó que "tanto del lado del fiscal como del juez, el soporte de las decisiones han sido las declaraciones de los testigos y los reportes del Banco Central”.

El juez penal de Maldonado, Marcelo Souto, que investiga la operativa de Cambio Nelson que desembocó en su cierre y ya procesó con prisión a su propietario Francisco Sanabria y a dos de sus colaboradores, Nelson Calvete y Soledad Ubilla, citó a declarar como indagadas a seis personas integrantes de empresas en las que Sanabria tenía participación.

En tanto, Souto espera el resultado de las nuevas pericias que pidió en torno a la actuación del expresidente del Banco Central, Humberto Capote, para decidir si lo procesa con prisión o no, como lo pidió el fiscal Rodrigo Morosoli.

Ayer se dio a conocer el auto de procesamiento redactado por el juez Souto del cual se desprende la existencia de indicios de las maniobras irregulares que llevó adelante el cambista Francisco Sanabria y sus colaboradores al frente de Cambio Nelson.

Según consta en el auto "en la empresa también se recibía dinero de particulares a los que se les abría una cuenta corriente, donde estos indicaban en algunos casos los gastos a realizar, por ejemplo pago de servicios y facturas varias".

No obstante, existía otra modalidad de depósito irregular en que "solo se depositaba el dinero, previo acuerdo de un cierto interés que en algunos casos alcanzaba el 9% anual".

Los depósitos se recibían en pesos uruguayos y dólares estadounidenses billetes y "por sumas que variaban entre los $ 10.000 y los US$ 850.000".

"Si la contabilidad se hubiera hecho de acuerdo a las normas del Banco Central y a los pronunciamientos del Colegio de Contadores, hubiera habido indicios de operaciones no autorizadas en el cambio", indicó el presidente de la autoridad monetaria. 

"La forma en que se alteró la contabilidad estaba, creo yo pensada, para evitar que se detectaran operaciones de magnitud, que hubieran sido alertas para el Banco Central de que allí se estaban operando transacciones que no debían ser procesadas", finalizó Bergara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)