BIOPARQUE DE DURAZNO

Babulai, el bebé tigre que será la atracción del zoo

Nació hace tres meses y vivirá en el Bioparque de Durazno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El tigre vive con una veterinaria luego de ser rechazado por su madre. Foto. V. Rodríguez

Babulai, el tigre de casi tres meses que nació en el zoológico Municipal de Durazno, seguramente pase a convertirse en el ícono del nuevo Bioparque que está construyendo la Intendencia en ese departamento. Al nacer, el animal fue rechazado por su madre, de tres años, por lo que las autoridades decidieron que la veterinaria Mónica Acuña se lo llevara para su hogar y lo cuidara allí junto con su familia.

Según la profesional, la actitud de la madre de la cría no es común. "Usualmente el comportamiento de esta especie indica que las madres los cuidan hasta los tres años de vida, les enseñan a cazar, a defenderse y luego los obligan a irse, a salir a buscar su territorio", explicó Acuña.

"Creo que le salvamos la vida, porque cuando lo agarramos y decidimos con el intendente (Carmelo Vidalín) jugarnos intentando preservarlo, pesaba poco más de un kilo y hoy felizmente está en siete", dijo Acuña a El País. De acuerdo a la profesional, el animal requiere atención continua.

"Tiene buen apetito, consume en biberón un litro de leche por día y come cada tres horas pequeños trozos de pechuga de pollo", explicó.

La gran mayoría del tiempo anda suelto por la casa y solo se le coloca un collar "en momentos puntuales", agregó.

Luego de que se difundieran las imágenes de Babulai, todos en Durazno quieren conocerlo y preguntan cuándo podrán. Según estiman, el animal volverá al Bioparque en septiembre, luego de que pase el invierno, pero vivirá solo, porque su manada lo rechaza. "Creo que le sacará protagonismo a la hipopótama Pancha o a la osa", dijo un funcionario del zoo.

Además de Babulai, en el Bioparque duraznense, nacieron hace casi diez meses otros dos tigres, (un macho y una hembra, de otra madre) y varios animales de otras especies co-mo mufflones, hurones, llamas, alpacas, carpinchos y un yacaré y en pocos días llegarán dos nuevos leones jóvenes de entre 9 meses y un año de edad.

Obras.

Las obras que se vienen desarrollando en el viejo zoológico de Durazno ya pueden advertirse desde el exterior: hay cambios en el acceso principal que lucirá un diseño moderno y natural, dispondrá de resguardo para acceso y egreso de personas, y al frente puede observarse el cartel con el nombre que llevará el nuevo establecimiento: "Bioparque Washington Rodríguez Piquinela".

En cuanto al interior, habrá nuevos alojamientos de grandes dimensiones para aves, a los que el público podrá ingresar a través de un túnel interno. Los restantes animales dispondrán de nuevos y mayores perímetros.

Asimismo, dentro del Bioparque estará el Centro de Educación Ambiental (C.E.A.) donde los funcionarios serán capacitados y recibirán charlas sobre zoología y botánica, entre otros temas.

El costo será mayor.

La inversión que requerirá el Bioparque supera la prevista inicialmente debido a que se han venido incorporando elementos y mejorando el proyecto. "Estamos hablando de una cifra importante en miles y miles de dólares, pero vale la pena porque va a ser único en el país y lo vamos a poder disfrutar todos", dijo Vidalín.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)