CUESTIONAN PROCEDIMIENTO

Avión presidencial en la mira de la oposición

Se entregó sin la camilla prometida, dijo Jurídica del TCR.

Avión presidencial: hubo muchas idas y vueltas con la compra del aparato. Foto: Presidenica
hubo muchas idas y vueltas con la compra del aparato. Foto: Presidenica

La División Jurídica del Tribunal de Cuentas (TCR) volvió a objetar, con nuevos argumentos, la compra de un avión para la Presidencia de la República, pero el miércoles en una votación cuatro a tres, la mayoría oficialista en el organismo de contralor descartó las objeciones.

Enterado del resultado de la votación, el diputado nacionalista Pablo Abdala adelantó a El País que posiblemente convoque al Parlamento al ministro de Defensa Jorge Menéndez para analizar el punto y que enviará un pedido de informes al Ministerio de Defensa y al Tribunal. Menéndez fue interpelado por este tema por el senador colorado Pedro Bordaberry en febrero pasado.

El informe de los servicios jurídicos del tribunal, entregado el 2 de septiembre y elaborado por la abogada Laura Sica, señala que "se entiende que, ante los incumplimientos señalados (demora en la constitución de la garantía de cumplimiento del contrato y entrega del bien adquirido en forma incompleta), corresponde observar el pago previsto contra la entrega del bien adquirido".

Sin camilla.

Sica señala que un informe del 23 de agosto de este año suscrito por el Comandante del Escuadrón Aéreo 3 expresa que cuando se realizó el denominado vuelo de comprobación funcional, el aparato no disponía de la camilla especial para traslado que fue cotizada en US$ 90.000.

"Como primer aspecto debe mencionarse que se trata de un incumplimiento del adjudicatario (...) El adjudicatario debe a partir de la Orden de Compra, presentar el bien en las condiciones estipuladas por el pliego y su oferta", escribió Sica.

"Es un incumplimiento, sin dudas, que no se encuentra justificado por el adquirente ni consta fundada la tolerancia de la Administración, sobre todo tratándose de una aeronave multipropósito donde el traslado de enfermos exige que los elementos a tal fin, consten en el avión desde su entrega", agregó. Sica dice también que la Administración retuvo parte del pago del avión (US$ 50.000) por este motivo, pero que esta cifra resultó inferior al costo de la camilla (US$ 90.000).

El vuelo de comprobación debió realizarse el 1° de junio y se hizo recién el 21 de agosto, tras varios pedidos de prórroga del adjudicatario. Faltaban algunos de los denominados "equipos extras". Solamente el primer pedido de prórroga fue autorizado en forma expresa por la Administración. Los siguientes lo fueron en forma tácita.

También señala el informe que la adjudicataria constituyó tardíamente una Garantía de Cumplimiento de Contrato por US$ 50.500 y esto ocurrió luego que la administración se lo requiriese expresamente.

La licitación fue adjudicada a la empresa Floridan S.A. el 29 de diciembre de 2016. Fue notificada el 15 de mayo de 2017 y tenía cinco días hábiles para realizar el depósito de garantía de cumplimiento del contrato, algo que hizo recién el 7 de junio.

Según Sica, se incumplieron las condiciones del pliego debido a que el vuelo de comprobación funcional fue realizado con posterioridad a la suscripción del contrato y al pago de la adquisición.

Se pagaron US$ 656.500 a la empresa vendedora correspondiente al 65% del costo del bien, algo que tampoco estaba previsto así en el pliego de condiciones.

Según Abdala, el hecho que no se haya entregado la camilla "indica que cambió el objeto de la compra, ya no es un avión multipropósito", como sostuvo que sería el ministro Menéndez durante la interpelación de febrero pasado.

"Es la confirmación de que esto fue un proceso irregular desde el comienzo hasta el final. Es muy grave. Fue una licitación armada para el adjudicatario", sostuvo.

El senador colorado Pedro Bordaberry dijo durante la interpelación que "el avión se compró a un amigo, al triple de precio y con cláusulas claramente destinadas a favorecer esa compra".

Menéndez sostuvo que "es falso que sea un avión presidencial, es multipropósito al servicio del Estado y la sociedad (...) Este avión será utilizado para transportes sanitarios y no solo por su camilla, sino por la incorporación de un kit sanitario al servicio de la nación", argumentó en febrero el ministro. "Es falso que se trata de un avión presidencial", enfatizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)