CRISIS EN ANCAP

El avión de ALUR es "otro despilfarro", dice oposición

Legisladores critican gasto en compra y mantenimiento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ALUR no sabe a quién traspasar el avión adquirido. Foto: Martín Blanco

La oposición salió a fustigar que Alcoholes del Uruguay (ALUR) tenga un avión sin usar, y sostuvo que es una perla más en el collar de "despilfarros" que se produjeron en Ancap.

"Que siga el derroche, total paga el pueblo con los impuestos", dijo a El País el senador nacionalista, Luis Alberto Heber. "ALUR no usa un avión que le costó US$ 385.000 y que por mantenimiento le costó US$ 500.000. Es una barbaridad ya el hecho de que compre un avión. Y además ahora parece ser que es un clavo que nadie quiere. Es un nuevo despilfarro de ALUR y el gobierno", agregó.

El País informó el domingo que Ancap se quiere deshacer de un avión Cessna 414, bimotor, que ALUR compró en 2012 por US$ 385.000, y que hasta ahora le ha costado otros US$ 500.000 por uso y mantenimiento. Considera que ahora ya no lo necesita y la aeronave pasa más tiempo en el hangar que en vuelo. En el último año y medio hizo solo 26 viajes. Entre 2015 y 2016 la aeronave pasó 519 días estacionada en el hangar del aeropuerto de Melilla. Hoy, sin embargo, no se encuentra una institución que la acepte y se haga cargo de cubrir sus gastos. El problema es que el uso del aparato está contemplado dentro del presupuesto anual de Ancap.

Ancap se lo ofreció a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) para el traslado de pacientes, pero fue rechazado porque no se adapta a las necesidades de la institución que, además, recurre a la Fuerza Aérea cuando requiere de traslados de urgencia.

El ente también ha mantenido conversaciones con la Fuerza Aérea, pero no ha llegado a un acuerdo.

"Es otra muestra del despilfarro y de la fiesta interminable de Ancap. No se puede creer que además no se use. Esto no está en la Justicia donde hay cosas que configuran delito y esperamos tener novedades en las próximas semanas", dijo por su parte el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres.

La próxima semana, cuando termine la feria judicial menor, la Justicia de Crimen Organizado definirá las primeras citaciones por las denuncias que presentaron los partidos de oposición sobre la gestión de Ancap durante los gobiernos del Frente Amplio tras la actuación de una comisión investigadora.

El senador colorado Pedro Bordaberry, por su parte, recordó que en 2013 convocó al entonces ministro de Industria, Roberto Kreimerman, y al entonces presidente de Ancap, Raúl Sendic, a la Comisión de Industria del Senado, y "defendieron la compra del avión y su uso, estimando que era imprescindible y diciendo que sería utilizado por el presidente". A finales de ese año interpelé a Kreimerman por la situación de Ancap y repitió lo mismo" respecto al avión, recordó.

"Entre las muchas cosas que objetamos fue la compra del avión y nos dijeron que lo usaban directores de Ancap, gerentes, y hasta el presidente. Evidentemente no era así y fue una decisión equivocada comprarse un avión por parte de Sendic, una de las tantas que cometió en Ancap y de las cuales ahora no sabe cómo salir".

Bordaberry fue más allá y dijo que también es una "decisión equivocada del presidente Tabaré Vázquez comprarse ahora otro avión con la plata de los uruguayos; mientras aumenta los impuestos al trabajo, los impuestos a las jubilaciones y le da un adelanto de $ 200 a los jubilados, se va a gastar un millón y medio de dólares en un avión mientras da un adelanto de 200 pesos".

"Evidentemente el tema de los aviones no es el fuerte del gobierno y del Frente Amplio: avión en Ancap, compra de avión ahora a un amigo de un asesor, Pluna, Alas U...", remató con ironía el legislador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)