Techo impulsa mejoras en asentamiento para quienes compraron viviendas

Avanza saneamiento para más de 40 familias en 7 de Diciembre

En el asentamiento 7 de Diciembre del barrio Sayago avanzan las obras de saneamiento de acuerdo al plan de la organización Techo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Se completó la mitad de la obra y continúa la instalación de cañerías en las viviendas. Foto: F. Ponzetto.

El técnico responsable de la empresa de ingeniería y construcción Ebital, José Valverde, dijo a El País que desde el 20 de octubre se ha efectuado un cincuenta por ciento de la obra y están adelantados los trabajos en las cámaras de registro mientras comenzó ya la instalación de los respiraderos.

"La idea fue habilitarles enseguida a los vecinos los pasajes a sus viviendas después de colocar los caños (de 160 centímetros de diámetro), tapar todo en el mismo día de cada instalación subterránea y dejar una capa de balasto, algo que también facilita la circulación de las máquinas", afirmó a El País el técnico de Ebital.

En la zona más baja del terreno, en donde existe una cañada, la labor será más intensa para despejar las tierras, pero la previsión es que dentro de veinte días todo quede pronto.

Conexiones.

A partir de ayer, la cuadrilla de nueve obreros continuó los trabajos para abrir dos tramos más de 17 metros de extensión en donde serán instaladas dos nuevas cañerías que formarán parte de una red total de 280 metros, con 42 conexiones. Los fondos fueron conseguidos gracias a la Embajada de Nueva Zelanda, Techo y el Servicio Latinoamericano, Africano y Asiático de Vivienda Popular, totalizando un fondo de US$ 48.000

Cada familia tiene que hacer su propia cámara de inspección que se conectará a una cámara de la red general de los pasajes o calles internas. Fueron adquiridas 24 cámaras prefabricadas a $ 2.500 cada una y las restantes serán hechas por los vecinos, lo que supone otro desafío de organización, comentó a El País la directora del área de Desarrollo de Hábitat de Techo, la ingeniera chilena Wally Allende.

La conexión a la primera cámara de inspección en la calle Millán corresponderá a la Intendencia de Montevideo. Ebital efectúa la infraestructura interior y las conexiones a las cámaras de las fincas que harán sus propietarios.

Hasta ahora resultaron demolidas algunos fincas que habían quedado vacías y se temía fueran ocupadas por personas ajenas al lugar.

La compra.

"El terreno es privado, nosotros lo compramos y debemos evitar problemas; si una casa queda libre debemos demolerla", dijo a El País Oscar Iparaguirre, presidente de la Comisión de Fomento del 7 de Diciembre.

El asentamiento que en su origen era conocido como El Pantano se conformó hace cuatro décadas. Por el 2002 la crisis económica provocó un incremento de pobladores, agrupados en más de ciento cincuenta familias. "Los dueños del terrenos pedían en un tiempo cien mil dólares. Era muchísimo, pero se pudo comprar en cuarenta mil", recordó Iparaguirre.

En 2012, la cantidad de habitantes había descendido. Algunos aceptaron realojos del Plan Juntos. Al final, 45 familias que reúnen a cerca de 200 personas comenzaron los planes de gestión de compra del terreno, haciendo por cada fracción del campo entregas de unos $ 5.000 y pagando cuotas hasta completar unos $ 20.000.

Los vecinos ya están conectados a OSE y para el 2016 esperan haber legalizado las instalaciones eléctricas de UTE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)