inn content para suzuki

Un auto tan cool que quema

Esta semana llegó a Uruguay el nuevo Suzuki Ignis, que rompe con todos los moldes del SUV tradicional.

El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.
El nuevo Suzuki Ignis, a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV.

Lo primero que uno piensa frente al Suzuki Ignis es que se trata de un auto distinto, incluso curioso. Es que este nuevo modelo de la marca japonesa es difícil de definir, y se presenta como una novedad a mitad de camino entre un auto urbano y una SUV, rompiendo con todos los esquemas.

Según Alejandro Elías, asesor ejecutivo de Curcio Capital —el grupo detrás de Suzuki Uruguay—, el Ignis es fruto de uno de los proyectos más ambiciosos en la historia de la marca. Con motivo de sus cien años, la empresa encargó a los mejores diseñadores crear un modelo que reuniera todo el ADN de Suzuki en un solo auto. Y el resultado es este flamante Ignis, que fusiona elementos de los cuatro modelos icónicos en la historia de la automotriz: el Front Coupe, el primer Cervo, el Swift y la Vitara.

Explica Elías: “Suzuki trabaja desde hace treinta años en el segmento de las SUV compactas, y toda esa herencia y know how los aplicó en el nuevo Ignis”. El resultado fue un éxito. El auto fue lanzado el año pasado en Japón y Europa, vendiendo todas las unidades y siendo reconocido como uno de los mejores autos urbanos por los premios World Car of the Year. Y este año va por América Latina.

Pese a su espíritu innovador, el Ignis conserva un diseño minimalista que se basa en líneas rectas. Tiene una trompa fuerte con un capó heredado de la primera generación de las Vitara, y una cola recta que remite a las SUV tradicionales. Las luces LED en el frente y las llantas de aleación color negro le terminan de otorgar al auto un aspecto vanguardista.

Es un auto de tamaño mediano, con 3,7 metros de largo por 1,69 metros de ancho, pero sus 1,60 de altura y las barras en el techo le otorgan una apariencia robusta, propia de una camioneta.

Una de sus principales innovaciones está en su estructura de chasis, con la introducción de la plataforma Heartect basada en aceros rígidos y de alto impacto. Esta nueva tecnología de chasis permite que el auto sea más ligero sin sacrificar resistencia. Este carácter liviano junto con el motor de 1200 centímetros cúbicos y válvulas múltiples convierten al Suzuki Ignis en un modelo ágil y económico, adaptándose a la tendencia mundial de disminuir el uso de combustible para cuidar el medio ambiente.

Otra de las ventajas de esta nueva estructura es que reduce el espacio destinado al motor, contribuyendo a un interior amplio y espacioso. El Suzuki Ignis cuenta con una holgada capacidad para cinco personas y un baúl con capacidad para 271 litros.

Al igual que su exterior, el interior del Ignis se basa en un diseño simple, con un parrilla cromada y detalles que le otorgan a la cabina personalidad. Cuenta con funcionalidades como velocidad crucero, climatizador automático, audio con puerto USB y bluetooth, bloqueo automático y vidrios automáticos en las cuatro puertas. Y todos estos comandos están distribuidos en forma ergonómica alrededor del volante, lo cual además de otorgar una mayor comodidad disminuye la desconcentración, convirtiéndolo en un auto más seguro.

A nivel de seguridad pasiva, el auto cuenta con frenos ABS, doble Air Bag y dirección asistida, y su estructura con barras en las puertas y un mayor uso del acero high tensil sheets asegura una mejor resistencia ante cualquier colisión.

Todo esto ubica al Suzuki Ignis como un auto que se adapta a distintas situaciones. Su tamaño e interior lo hacen confortable para ciudad y carretera, pero sus ángulos de ataque —está despegado 18 cm del suelo— también le permiten transitar por aquellos caminos que requieren de cierta altura.

Un público diferente

Fiel al espíritu de la marca, el Ignis apunta a un público innovador._“Es un auto que rompe con los modelos tradicionales, y por eso está dirigido a un público original, extrovertido e innovador en su actitud. El diseño del auto genera asombro y ambigüedad, tanto te encanta como no”, dice Alejandro Elías. Un concepto que bien se resume en por el eslogan del Suzuki Ignis: Tan Cool que Quema.

El auto ya se encuentra a la venta, y los interesados lo pueden probar en los locales de Suzuki en la calle Rondeu y en Avenida de las Américas. El precio lanzamiento es de 19.990 dólares y viene con una garantía de tres años o 100.000 km, que se puede extender. Además cuenta con el respaldo de Suzuki, que posee la red de servicios autorizados más grande del país.

Colores que dan el toque personal

De la mano de esta idea de cortar con lo tradicional, el Ignis ofrece un abanico de colores originales y accesorios que dan lugar a la personalización.

El Ignis viene en siete colores y a esta variedad se suman los modelos con techo color negro, lo cual en total da lugar a12 versiones distintas del mismo auto. Además, el Ignis permite personalizar el diseño a través de distintos accesorios. Por ejemplo, se pueden agregar detalles de color en los espejos, llantas y faros camineros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)