INUNDACIONES EN EL NORTE DEL PAÍS

Aumentan evacuados en Artigas

Río Cuareim se mantiene estable; los 22 remeros rescatados se encuentran bien de salud.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las aguas del Cuareim dejaron a cientos sin viviendas. Foto: R. Zapata/ Intendencia de Artigas

El número de desplazados en Artigas sigue creciendo y en la tarde de ayer llegó a 799 personas, según información del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae). Mientras tanto, en Rivera volvieron a sus hogares las 331 personas que habían tenido que salir por efecto de la creciente del Cuñapirú.

Mientras tanto, se recuperan los 22 integrantes de un grupo de deportistas que estaba realizando una travesía en canoas y kayaks por el río Cuareim en momentos en que se disparó la tormenta. Algunos de ellos debieron recibir asistencia médica en el hospital local por efecto del frío que padecieron.

En siete puntos de Artigas y Rivera hay rutas cortadas por efecto de la creciente. En la ruta 30 no permite el paso a la altura del kilómetro 61, arroyo Cuaró y del 95 en arroyo Tres Cruces. Dentro de Rivera, la ruta 6 está cortada en los kilómetros 412, 426 y 429; la ruta 28 no da paso en el kilómetro 32, arroyo Corrales y la carretera 44 en el kilómetro 30, arroyo Yaguarí.

Ayuda.

Todos los desplazados están recibiendo asistencia directa por parte del Ejército, la Intendencia de Artigas y otras reparticiones estatales.

Se trata de una población de escasos recursos que vive todo el año en la costanera del río Cuareim, según explicó a El País el intendente Pablo Caram. Muchos trabajan directamente en el río como pescadores, areneros o quileros.

La Intendencia debió alquilar dos galpones para alojar a los desplazados. Además, se están utilizando clubes deportivos y escuelas que cedieron sus instalaciones a pedido del Comité de Emergencia local.

El intendente Caram recorrió ayer la zona en una aeronave de la Fuerza Aérea Uruguaya. Una de las primeras conclusiones a las que arribó el jefe comunal es que no se produjeron grandes destrozos en las viviendas de los desplazados, un dato fundamental a la hora de organizar el retorno, indicó Caram.

El jefe comunal estima que, de mantenerse las condiciones climáticas actuales, se podrá comenzar la verificación de las viviendas en el día de mañana. Está previsto que un equipo de arquitectos realice una inspección de las casas para luego proceder a la desinfección.

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, le aseguró a Caram que habrá partidas presupuestales para ayudar a cubrir los gastos que realizó la comuna.

Rescate.

Ángel Vargas vive en Artigas, es un fanático del canotaje y desde hace 17 años participa de una travesía por el río Cuareim. Se trata de una actividad en la que no hay competencia. "Es por diversión, se cubren casi 150 kilómetros hasta la ciudad de Artigas, comenzando en el arroyo La Invernada, en la naciente del Cuareim", narró el deportista a El País.

El recorrido se hace en cuatro etapas y cuentan con un equipo que colabora con la logística montando los campamentos, cocinando y llevando el equipaje. Por su veteranía se quedó un poco atrás del grupo principal con la intención de ayudar a los menos experimentados.

La primera etapa comenzó el domingo y ocurrió sin sobresaltos. El problema surgió a pocos minutos de la caída del sol. "Sabíamos que iba a llover pero no tanto. Llovió mucho para el lado de Rivera y el agua apareció de golpe", narró.

Como pudieron se acercaron a la costa, buscando un lugar alto para cubrirse de la inundación. Llegaron a tierra y comenzaron a buscar algún casco de estancia.

Eran seis personas, entre los que se encontraba un chico de 14 años. Caminaron hasta que les dieron las fuerzas. "Seguía lloviendo y temíamos sufrir hipotermia", dijo. Lo único que tenían era una manta de nylon. Se apretaron entre los seis y se cubrieron con ella. Así estuvieron hasta que se hizo el día.

Otra vez salieron a caminar. Esta vez para encontrar señal para el celular, el único que funcionaba era el de Vargas.

Tras hacer contacto con la Fuerza Aérea comenzó la operación que se concretó recién a la hora 16:30. La tormenta no permitía acercarse a los rescatistas. En una arriesgada maniobra, el helicóptero logró eludir el viento tras subir a una altura inusual y luego bajar a rescatar a los remeros. Desde allí los llevaron a una estancia donde recibieron los primeros auxilios. "Teníamos hambre y frío", narró Vargas.

Con frío y aferrado a un árbol pequeño.

La misión más delicada para los rescatistas de la Fuerza Aérea fue en medio de la inundación. Un de los remeros había quedado aislado encima de la copa de un árbol. En ese caso, fue necesario utilizar la grúa del helicóptero, según explicó a El País el vocero de la fuerza, Gerardo Tajes. La aeronave se posó encima de la persona, un rescatista se descolgó con apoyo de la grúa, alcanzó a la persona que estaba sobre el árbol y le colocó un arnés. Desde el helicóptero se elevó al efectivo y al rescatado y rápidamente se completó la misión. Mientras tanto, un grupo conformado por seis deportistas se salvó porque se montaron a un árbol. Una familia de la zona los rescató uno a uno en un bote pequeño, según narraron horas después los rescatados.

Felizmente no hubo que lamentar heridos. No obstante, la tormenta le costó al grupo promotor de la travesía por el río Cuareim doce embarcaciones y miles de dólares en equipos. Además, se perdieron decenas de celulares por efecto del agua.

LA CIFRA.

799

Personas fueron desplazadas de sus hogares en Artigas como consecuencia de la creciente del río Cuareim tras las abundantes lluvias de los días 9 y 10.

331

Son las personas que volvieron a sus hogares en Rivera tras ser desplazadas por efecto de la creciente. Se están realizando tareas de limpieza y desinfección.

150

Kilómetros mide la travesía por el río Cuareim entre el arroyo La Invernada y la ciudad de Artigas. Los 22 remeros participantes debieron ser rescatados.

VOLVER

El retorno a casa en la ciudad de Rivera.

El retorno a sus viviendas de los 331 desplazados en el departamento de Rivera llevará varios días. En la zona llovió los días 9 y 10 de abril la misma cantidad esperada para todo el mes, de acuerdo a las estadísticas del Instituto de Meteorología (Inumet).

El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) informó que "a medida que se garantizó la seguridad y el bienestar de las familias, y de acuerdo a los protocolos y planes de contingencia vigentes, se inició el procedimiento de retorno" en la ciudad de Rivera bajo la coordinación del Comité de Emergencia local.

Para ello, se conformaron equipos de trabajo, integrados por profesionales de diferentes disciplinas que se ocuparon de los aspectos edilicios para garantizar la seguridad de las viviendas, al tiempo que se realizaron las coordinaciones con UTE para restablecer la energía eléctrica y con la Dirección Nacional de Bomberos para las habilitaciones.

Además, equipos de salud evaluaron las condiciones sanitarias y equipos operativos llevaron a cabo las tareas de desinfección y fumigación de las viviendas y de las cámaras sépticas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)