Sustituye a Julio Chalar; no ha dado entrevistas y cultiva el bajo perfil

Asume Felipe Hounie como ministro de la Suprema Corte

Quienes conocen a Felipe Hounie lo describen como un juez de muy bajo perfil. El desde hoy ministro de la Suprema Corte de Justicia ocupará la vacante que dejó Julio César Chalar, al retirarse el 5 de noviembre pasado. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suprema Corte de Justicia. Foto: Archivo El País

Con una trayectoria de 36 años en el Poder Judicial, tiene –a juicio de colegas suyos consultados por El País- sobradas credenciales para desempeñarse en el nuevo cargo, pero pretende mantenerse lo más alejado posible de la atención pública. Por ese motivo, se ha negado a realizar entrevistas con los medios de comunicación. También ha intentado por todos los medios evitar las felicitaciones y saludos de quienes han trabajado con él a lo largo de su carrera, e incluso ha rechazado que le organicen despedidas.

Para evitar tanto los saludos como a los periodistas, decidió no atender el teléfono de su casa que en los últimos días no ha dejado de sonar.

El presidente de la Suprema Corte, Jorge Chediak dijo a El País que Hounie "es el mejor ministro de tribunal de apelaciones que conocí" y enseguida destacó su "bajísimo perfil". Contó que cuando él también era ministro de tribunal civil, compartían la oficina, y pudo comprobar su dedicación al trabajo. También informó de su parentesco con el ex ministro de la Corte, el fallecido Gervasio Guillot. La hermana de Hounie era esposa del magistrado. E incluso destacó la coincidencia de que quien fuera la secretaria de Guillot en la Corte, será ahora la secretaria de Hounie.

Otro magistrado afirmó que si bien ya designado en su nuevo cargo pudo hacer uso del vehículo oficial que traslada a los ministros de la Corte, prefirió no utilizarlo.

Hounie llega al máximo cargo al que un juez puede aspirar por falta de acuerdo político. Desde 1998 los parlamentarios no logran ponerse de acuerdo para designar a un magistrado. El artículo 236 de la Constitución establece que si pasados 90 días el Parlamento no elige a un magistrado por dos tercios de los votos de la asamblea general asumirá automáticamente el ministro de tribunal de apelaciones con mayor antigüedad en el cargo.

En 2012 había alcanzado apoyo de todos los partidos el nombre de la ministra María Elena Martínez, colega de Hounie en el tribunal civil y esposa del senador colorado Ope Pasquet (electo diputado para el próximo período). Sin embargo, declinó la propuesta para que se respetara el orden de antigüedad.

Así fue que Hounie quedó primero en la lista Hounie. El juez ingresó al Poder Judicial en 1979 como juez de Paz de Colonia. Luego se hizo cargo de juzgados de Río Negro y Canelones y en 1984 fue designado juez de Paz de Montevideo. Posteriormente ascendió a juez letrado e hizo carrera en Artigas y Maldonado. Regresó a Montevideo en 1989 como juez de lo Contencioso Administrativo. En 1995 fue designado ministro de tribunal de apelaciones laboral y finalmente pasó al cargo de ministro del Tribunal Civil de Sexto turno, que ocupó hasta ahora.

Hounie jurará hoy a las 9.30 ante sus colegas de la Suprema Corte y a las 14 lo hará ante la Asamblea General del Parlamento. Pidió a sus colegas que no corran la voz de que hoy jurará para que asista el menor número posible de público aunque a juicio de sus allegados por ser una persona respetada y querida será difícil que su deseo se pueda cumplir.

Intervendrá en varios asuntos muy sonados

El primer expediente que Hounie tendrá que estudiar al asumir su nuevo cargo es el recurso de inconstitucionalidad de la ley penal empresarial. El recurso contra la ley que penaliza al empleador que omitió tomar las medidas de precaución para evitar accidentes laborales.

Otros recursos de ese tipo sobre los que tendrá que pronunciarse Hounie son la ley que prohibe la publicidad de cigarrillos y la exhibición de las cajillas en quioscos y comercios, así como la inconstitucionalidad de la ley de medios, si las empresas de comunicación concretan su accionamiento. Y tendrá en sus manos la definición del caso Pluna, ya que el fiscal Juan Gómez apeló el fallo que revocó el procesamiento del expresidente del BROU, Fernando Calloia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)