El FLS se reunió y no ocultó su malestar por salida de Xavier

Astoristas preguntan "qué izquierda quiere el Frente"

El Frente Líber Seregni (FLS), el bloque que integran Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista y lidera el ministro Danilo Astori, quiere evitar el camino que avizoran en el horizonte: la profundización de las diferencias con el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Comunista (PCU).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El fin de semana en el Plenario del FA hubo divisiones entre los grupos por Xavier. Foto: M.Bonjour.

Ayer por la noche, simultáneamente con la reunión habitual de la bancada de senadores del Frente Amplio, la dirección en pleno del FLS donde participaron varios senadores, analizó las consecuencias emanadas de la decisión del pasado fin de semana del Plenario Nacional frenteamplista que aceptó la renuncia de la presidenta Mónica Xavier. De hecho, en el FLS se insistió anoche en promover un proceso de elección interna a padrón abierto para proveer la vacante dejada por Xavier y, quizás, para renovar el Plenario Nacional, dijeron a El País fuentes del grupo.

Qué se quiere.

El FLS ratificó anoche "la misma línea de trabajo" porque se pretende "una radicalidad democrática en el Frente Amplio", dijeron los informantes.

El malestar del FLS "va mucho más allá de la presidencia del Frente", porque "primero se debe definir qué izquierda y qué Frente queremos para el futuro", explicaron las fuentes.

Esta decisión del Plenario "pone en entredicho qué izquierda quiere el Frente Amplio", precisaron.

El sábado 8, en el Plenario Nacional, la renuncia de Xavier fue aceptada por 85 votos a favor y 56 en contra. Abrieron la puerta para su salida el MPP, el Partido Comunista, la Lista 711 (Raúl Sendic), la Corriente de Acción y Pensamiento-Libertad (CAP-L) y las bases de Montevideo y Canelones, que están controladas por emepepistas y comunistas.

Los que votaron para que se quedara fueron el FLS, el Partido Socialista —al que pertenece Xavier—, Banderas de Líber, la Vertiente Artiguista y Casa Grande de la senadora Constanza Moreira, además de otros grupos chicos de la coalición.

Después del Plenario, el FLS difundió una declaración reflejando su malestar por lo sucedido. La misma dice que "fue imposible" buscar acuerdos con otros grupos del Frente Amplio. Según el FLS, "se impuso el empecinamiento de un conjunto de grupos", que "quisieron excluir" a Xavier "con el único argumento de aspectos formales, de muy escasa relevancia y solidez". Y agrega que si para esos grupos cesó el mandato de Xavier, electa en 2012, también debería cesar el plenario elegido ese año.

El Plenario Nacional del FA volverá a reunirse el sábado 15 para analizar el tema.

Un plebiscito no va a funcionar.

El Partido Socialista planteó un plebiscito para que sean los adherentes al Frente los que definan si quieren que Mónica Xavier continúe como presidenta hasta 2016. Pero es algo difícil. "Funcionó muy bien pero se vencieron los plazos de su mandato", escribió el senador Ernesto Agazzi (MPP) en Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)