INVERSIONES PARA EVITAR RECESIÓN.

Astori encontró el buque insignia para sostener el crecimiento económico

UPM y Montes del Plata tiene gran incidencia en el PIB.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Danilo Astori. Foto: EFE

El equipo de gobierno encontró su buque insignia para mantener la senda de crecimiento en un tercer período de gobierno. En los dos períodos anteriores de gestión del Frente Amplio hubo dos megainversiones que ayudaron al empuje económico que fueron las plantas de celulosa de Botnia (hoy UPM) y Montes del Plata. Para verlo en números: solo la producción de celulosa, tras la apertura de Montes del Plata y la ampliación de la capacidad de UPM, explicó 0,6 puntos del 3,5% de crecimiento de la economía en 2014.

El segundo mandato de Tabaré Vázquez no visualizaba esa megainversión que haga que la economía salte un escalón y dé una base de tranquilidad a los números luego que el proyecto de Aratirí de explotación de hierro quedó en la nada, y el puerto de aguas profundas y la regasificadora quedaron, al menos, en suspenso.

A nivel oficial estaba la máxima de apalancar la inversión para impulsar el país y en el exterior varios embajadores recibieron el mensaje de ser "obsesivos" en la búsqueda de proyectos, según había dicho a El País el representante en España, Francisco Bustillo.

Consultado un año atrás en Washington por El País, Astori no perdía la esperanza de que estos proyectos, junto con una potencial tercera planta de celulosa, podrían llegar a prosperar en el mediano plazo y evitar un quiebre en la economía. La planta aparece así como una buena noticia.

El sector de producción de celulosa, papel y cartón ha tenido una contribución importante al crecimiento del país. Según un estudio presentado en el Anuario de Opypa 2015 "en 2006 el aporte al PIB del rubro forestal era de unos $ 1.000 millones, y representaba alrededor del 0,2% del PIB total. La instalación de UPM a fines de 2007 hizo que el PIB se duplicara, pasando a $ 2.000 millones, y su participación porcentual se duplicara, elevándose al 0,4% del total, pero su efecto real se nota en el período 2008-2013, con la planta de UPM funcionando a pleno: el promedio del valor PIB del sector fue de unos $ 9.000 millones, y el promedio de la participación de la celulosa y el papel y cartón en el total del PIB nacional fue 1%".

"Para 2014, con la planta de Montes del Plata funcionando aún no a capacidad plena, el PIB del sector ascendió a casi $ 12.000 millones, y para 2015 se estima que será del orden de $ 19.000 millones, y el PIB sectorial pasará a representar el 1,3% del PIB total. En síntesis, el efecto neto de Montes del Plata en el PBI total del país es del orden del 0,6%, diferencia entre los valores de 2013, sin la planta, y 2015 con la planta funcionando a pleno", agregó el estudio.

Otro estudio de impacto socioeconómico de UPM en Uruguay realizado por el economista de CPA-Ferrere Alfonso Capurro a pedido de la empresa indicó que en torno a la pastera hay 235 empresas contratistas y 580 proveedoras que generan 3.710 empleos directos. A estos se le suman 560 puestos directos que genera la empresa y otros 1.687 inducidos, lo que da un total de 5.957 trabajos, esto es, uno de cada cinco empleos de la cadena forestal y el 0,30% del empleo del país.

El proyecto de construcción de la planta de celulosa no se concretará en lo inmediato, ya que la nueva planta comenzará a construirse en un par de años. Solo en la construcción las dos plantas ya instaladas han implicado la contratación de 6.000 obreros, lo que es importante para un sector que viene disminuyendo su actividad. En noviembre de 2012 se produjo un máximo histórico en la ocupación de mano de obra con 73.000 obreros mientras que a marzo de este año había 47.300 registrados.

En paralelo y ante un déficit que supera el 3%, si bien la planta de celulosa podría contar con una zona franca que la exonere de impuestos le podría generar ingresos indirectos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)