economía

Astori: campaña electoral adelantada "puede hacer daño" al déficit

El ministro de Economía dijo que las elecciones de 2019 "distraen y puede llevar a tomar decisiones políticas que no son las mejores para el país en búsqueda de beneficios personales y sectoriales". También planteó que"hay que mirar con lupa" el proyecto de la nueva planta de UPM.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Astori: espera responsabilidad política en la discusión. Foto: Reuters

El ministro de Economía Danilo Astori dijo al semanario Búsqueda que la inversión de la empresa UPM en una segunda planta de celulosa en el país "no está incorporada" a las proyecciones económicas para los siguientes años, ya que "todavía hay que trabajar muchísimo en un acuerdo que no está hecho".

Sobre la negociación con la empresa finlandesa, Astori dijo que "hay que observar con mucha atención y rigurosidad el contenido que tendrá este acuerdo", ya que "el esfuerzo que va a hacer el país" al respecto es "muy importante".

"La intención de UPM es una buena noticia, pero también es enorme la responsabilidad de Uruguay de definir con la mayor precisión posible el contenido de los acuerdos que firme con la empresa", señaló el secretario de Estado.

Astori indicó que a diferencia de la anterior planta de UPM y del caso de Montes del Plata, la nueva planta "exige al país cosas más importantes que tendrá que encarar como un desafío muy relevante", especialmente en el caso de las inversiones en infraestructura, algo que es "muy significativo" y donde "el tema fiscal juega", ya que "no podemos dejar para las futuras generaciones una carga fiscal muy espesa".

Consultado sobre si estaba preocupado por esta situación, Astori respondió: "Claro que sí. Quiero que salga bien".

"Estoy en contra de decir automáticamente que esto ya está y que es bueno por definición", señaló el ministro. Dijo que el proyecto debe ser analizado "cifra por cifra y rubro por rubro" y agregó que "hay que mirarlo con lupa".

Astori consideró que "hay una tendencia a creer que como ya tenemos dos plantas, la tercera es una pasadita" cuando la situación que se desprende de este nuevo proyecto "es totalmente diferente a las anteriores".

Déficit

En ese contexto el ministro se mostró preocupado por el déficit fiscal a la luz de una nueva Rendición de Cuentas y mencionó que "adelantar la campaña electoral" puede complicar la situación.

Astori reiteró que percibe una "campaña electoral adelantada" y que esto "nos puede hacer mucho daño", ya que "distrae y puede llevar a tomar decisiones políticas que no son las mejores para el país en búsqueda de beneficios personales y sectoriales".

Según el ministro, "no se debería discutir" sobre las elecciones de 2019 "hasta el año que viene", ya que un año le parece "un período suficientemente prolongado y positivo para dedicarse al tema electoral".

El secretario de Estado dijo que el deterioro fiscal puede ser "una de las peores consecuencias del adelantamiento de los tiempos" electorales, ya que "queriendo obtener ventajas desde el punto de vista político" se toman decisiones "que perjudican al país y particularmente en el terreno fiscal", como lo marca "la historia de la vinculación entre la evolución de las cuentas públicas y el desarrollo de los tiempos electorales".

Consultado sobre si eso fue lo que pasó en el gobierno de Mujcia, Astori dijo que "no es una excepción a lo que muestra la historia de los procesos electorales".

El ministro manifestó su deseo de que "ojalá fuera" posible evitar el adelantameinto del período electoral, porque "Uruguay precisa tener un mejor resultado fiscal".

Consultado sobre si en las dificultades económicas del país hubo incidencia del manejo de las empresas públicas durante el gobierno de José Mujica (en el que Astori fue vicepresidente), el ministro de Economía dijo que esos problemas "no se pueden negar". Sin embargo, señaló que debe "reconocerse" que al inicio del segundo mandato de Vázquez se mantuvo una reunión entre el presidente, Astori y Álvaro García (director de la OPP) con los presidentes de las cinco principales empresas públicas (Antel, UTE, OSE, Ancap y la Administración Nacional de Puertos) para poner en práctica "medidas correctivas muy importantes" enfocadas a las inversiones y los costos operativos.

"Eso se hizo al punto tal que de ser la principal explicación del deterioro fiscal del país, esas empresas se convirtieron en conjunto en una contribución de un punto del producto a las cuentas públicas".

Al preguntarle sobre por qué motivo esos cambios no se llevaron a cabo en el anterior período de gobierno, Astori dijo a Búsqueda que como vicepresidente no estaba la "situación ideal" para "impulsar transformaciones en las empresas públicas".

Sostuvo que igual mantuvo discrepancias con Mujica que "fueron parte del debate público" y recordó que junto al equipo del Ministerio de Economía de entonces se advirtió sobre el "efecto negativo, que luego se verificó, del manejo que tenían algunas empresas". Esa advertencia "no se tradujo en medidas concretas por parte de quienes tenían la posibilidad de tomarlas".

"No me parece políticamente leal decir que notorios no tuvimos la culpa de eso, pero me parece políticamente justo recordar que manifestamos nuestra discrepancia", afirmó.

Consultado sobre si resolverá ser precandidato a la presidencia y renunciar al Ministerio de Economía, Astori dio que eso lo contestará el año que viene.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)