SALUD PÚBLICA

ASSE reconoce que mujer perdió bebé por "falta de RRHH"

Pasó en Fray Bentos; levantaron sanción a ginecóloga y partera.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tragedia: no se respetaron los protocolos y perdió a su bebé. Foto: archivo El País

La Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) levantó una sanción a una ginecóloga y una partera del Hospital de Fray Bentos, que habían sido sumariadas luego de una investigación administrativa que las halló "responsables" de la mala atención médica brindada a una usuaria "que presentó óbito fetal". La institución reconoció que en realidad la culpa fue del "irregular y deficiente funcionamiento de todo el servicio de Emergencia" del centro de salud.

En septiembre de 2015 se sumarió a la ginecóloga y la partera tras "comprobarse (…) que la conducta observada por las mismas no se adecuó a las Pautas de Urgencia o Emergencia de Hospitales Generales de ASSE, establecidas por la Gerencia General", durante la atención a una embarazada en julio de 2013. La mujer perdió al bebé durante el trabajo de parto, debido a que no tuvieron en cuenta que debía recibir atención especial dado su estado.

"La paciente debió ser valorada al ingreso por médico en conjunto con la partera, y al constatarse el trabajo de parto debió concurrir la ginecóloga de guardia a valorarla", señalaba la resolución. Y se establecía que el trabajo de parto de la mujer "debió ser llevado por equipo liderado por ginecóloga, excediendo la competencia de la obstetra partera por tratarse de un embarazo de alto riesgo".

ASSE consideró en su momento que los controles que se habían hecho a la mujer por parte de la partera fueron "insuficientes y no permitieron advertir a tiempo la pérdida de bienestar fetal".

Sin embargo, una nueva resolución de la Administración señala que en realidad la culpa no habría sido de las funcionarias, sino de la falta de recursos humanos y materiales imprescindibles dentro del Hospital de Fray Bentos.

Se advierte que el protocolo que se debió seguir no había sido informado a la partera que atendió a la mujer embarazada, ya que solo se dio a conocer al personal que estaba en el hospital en uno de los turnos.

La resolución dice que el nuevo protocolo se comunicó "a las parteras y personal médico que en ese momento estaban cumpliendo funciones en el centro, no estando notificadas las parteras, ni personal médico que ingresaron a la institución con posteridad".

Sobre la partera también se dice que esta "no tenía conocimiento de que se trataba de un embarazo de alto riesgo", ni de que la paciente tomaba medicación "ya que no contaba con la historia clínica, los extremos mencionados no surgían del carné obstétrico que tenía a la vista, y tampoco recibió dicha información de la paciente o de su acompañante".

En tanto, de la ginecóloga se sostiene que, al no ser alertada por la partera y al no contar con la historia de la paciente, actuó como si se tratara de un parto normal y no uno de alto riesgo.

Tras esto, la resolución concluye en que "el gran ausente en la atención de la paciente fue el médico de guardia, quien según el procedimiento instaurado tiene un rol principal y fundamental en estos casos, por cuanto es quien debe valorar al paciente a su ingreso".

ASSE también reconoce un "irregular y deficiente" funcionamiento de todo el hospital, y añade que este carece de Jefe de Servicio de Ginecología. Insiste en que el "procedimiento debido" no se cumplió porque no fue comunicado.

"Se constata que gran parte del personal técnico lo desconoce porque no le fueron notificadas las pautas, (por) falta de recursos humanos y materiales", se advierte. También se sostiene que "el personal técnico (como los médicos de guardia) que están en conocimiento del procedimiento no lo cumplen porque no puede dada la carga laboral en el servicio debido a las carencias de recursos humanos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)