El jerarca del centro, Do Campo, tomó licencia por tiempo indeterminado

ASSE decidida a relevar de su cargo al director de la Etchepare

La presidenta de la Administración de Servicios de Salud (ASSE), Susana Muñiz, ya tomó la decisión: el director de la Colonia Etchepare, Osvaldo do Campo, debe ser relevado del cargo. La confirmación se anunciará en la tarde de hoy, luego de que vote el directorio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ASSE decide hoy el futuro de Do Campo, todo indica que será revelado. Foto: N. Pereyra

Do Campo espera lo inminente desde su casa. Fue a trabajar hasta el lunes y ayer, luego de que periodistas de varios medios lo consultaran sobre su permanencia en el cargo, pidió licencia por tiempo indeterminado.

La gota que rebalsó el vaso habría sido el spot de un informe que se presentará en el programa de televisión Santo y Seña, que muestra pacientes desnudos al aire libre en el predio de la Colonia y zonas evidentemente sucias dentro de las instalaciones.

Todo esto se suma a un sinfín de escándalos y denuncias, que se empezaron a suceder en el pasado mes de marzo, luego de que una jauría de perros atacara y diera muerte a un paciente dentro de la Colonia.

Tras lo sucedido, la Justicia ordenó una serie de reformas en las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi, al tiempo que denunció que en las mismas se violaban los Derechos Humanos.

Semanas atrás, la diputada nacionalista Gloria Rodríguez, presentó un escrito ante el presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Sánchez, en la cual daba cuenta de una serie de denuncias llevadas a cabo por el Movimiento Salud para Todos.

La primera remite al "fallecimiento de un paciente (…) por no recibir la asistencia correspondiente luego de una golpiza por parte de otros pacientes", y se señala que "la muerte se constata por funcionarios luego de varias horas después de ocurrida", que "no se realizó autopsia" y que en el acta de defunción se dice que fue "muerte natural". No se precisa la fecha en que sucedió esto.

El segundo caso denunciado remite al pasado 9 de mayo, esta vez en la Colonia Santín Carlos Rossi. Se da cuenta de la muerte de un paciente "con quemaduras en el rostro y en el cuerpo" y se advierte que el certificado del médico de guardia sostiene que fue "muerte natural".

También se da cuenta de "pacientes ahogados en el río Santa Lucía que figuran en la plantilla como de alta".

El País consultó a ASSE por estos casos, pero advirtieron que las denuncias no se corresponden con la realidad. Y se dijo que los jerarcas no dan detalles sobre los casos denunciados, para no caer en una violación de la confidencialidad de las historias clínicas de los pacientes.

Un cambio.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, dijo ayer en rueda de prensa que el nuevo proyecto de ley que aportará la cartera para cambiar el modo en que se atiende a pacientes psiquiátricos en Uruguay, terminará con problemas como los que se suceden en la Colonia Etchepare.

La idea del plan es terminar con el hacinamiento de los enfermos psiquiátricos, de manera que luego de que estos reciban un tratamiento de crisis, puedan volver a sus hogares.

Sobre las colonias, señaló que hay pacientes que pueden ser trasladados "a casas tuteladas, de medio camino", pero reconoció que hay otros que están internados desde hace 40 años, que no podrán ser removidos. En concreto, el cierre de las colonias no se podrá hacer en esta administración.

Para que los presos no se hagan los locos.

La Suprema Corte de Justicia, tras el previo reclamo del director de Salud Mental, Horacio Porciúncula, y de las autoridades del Hospital Vilardebó, ordenó crear un Servicio de Evaluación y Diagnóstico (SED) en cada una de las cárceles del Ministerio del Interior, para "asegurar una atención más eficiente, oportuna, y sobre todo ajustada a la situación médica que dichos usuarios presentan a los momentos de su valoración".

Las autoridades sanitarias sospechan que una gran cantidad de pacientes que son trasladados al Vilardebó por supuestas patologías, fingen sus enfermedades.

Más del 50% de los pacientes del Vilardebó llegaron allí por orden judicial.

La valoración de los reclusos en los SED podrá demorar de 48 a 72 horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)