Derecho de réplica y análisis de sangre

Dos aspectos a considerar ante controles de alcohol

A partir de mañana rige tolerancia cero en conductores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A partir del sábado los inspectores podrán fiscalizar el "cero alcohol" en el tránsito.

Desde mañana sábado rige la tolerancia cero de alcohol en sangre para los conductores. Está previsto que los controles comiencen el mismo sábado con nuevo equipamiento distribuido por la Unidad de Seguridad Vial. Pero ante estos controles, según el profesor de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho y socio del estudio Rueda, Abadi, Pereira Adrián Gutiérrez, hay dos datos a considerar.

Por un lado, que ante la aplicación de la multa para que sea legítima "tiene que darse el derecho a la defensa". "Habitualmente siempre que se hace una multa, la misma se aplica en el momento y no se otorga la posibilidad de defensa. La aplicación de una sanción, sin escuchar previamente al presunto infractor, es violatoria del principio de defensa y por ende es ilegítima", explicó Gutiérrez. Así es que si el caso es presentado ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) éste las anulará porque "se ha aplicado sin observar el principio de defensa".

El asunto es que la mayoría de los conductores multados no llegan a esa instancia debido a los costos que implica.

El otro aspecto es que el conductor tiene derecho a exigir una segunda prueba, una vez realizada la espirometría. Para esto la única institución habilitada es el Instituto Mateo Orfila del Hospital Italiano. "La Intendencia debe probar que el conductor conducía con alcohol en sangre, y para ello se vale de la espirometría, pero el conductor puede rebatir este examen con el de sangre y será en la etapa de defensa que podrá agregar esa prueba", añadió. El análisis de sangre es considerado de mayor veracidad. Por esto, en caso de que el test de sangre resulte negativo la persona debe concurrir a la Intendencia para presentarlo y la comuna debería revocar la multa, explicó Gutiérrez.

Casuística hay variada, pero dos sentencias del TCA son ilustrativas. Una trata el caso de un conductor que quiso realizarse el examen de sangre y no pudo porque no había nadie que lo atendiera en el Instituto por ser un 31 de diciembre. El TCA falló a su favor y anuló la multa porque evidenció que el conductor no pudo esgrimir su defensa. El otro caso refiere a un conductor que se realizó una espirometría sobre las 2 de la madrugada que resultó positiva y una hora y veinte más tarde un análisis de sangre resultó negativo. La Intendencia consideró que había pasado un lapso de tiempo muy grande entre una prueba y otra como para anular la multa, pero el TCA consideró que el hecho carecía de suficiente prueba considerando que la espirometría tiene un margen de error de 10%.

El año arrancó con "positivo".

Tres equipos de inspectores trabajaron entre el 31 de diciembre y el medio día del primero realizando espirometrías. Como resultado tuvieron 11 espirometrías positivas en Montevideo, entre ellas una de marihuana y otra de cocaína. En el caso de la marihuana también se puede solicitar un segundo examen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)