VEA EL INTERACTIVO

Asistir, el primer ingrediente de la receta de los liceos que arañan el 100% de aprobación

Hay cuatro instituciones educativas en Uruguay que rozan el 100% de promoción en Ciclo Básico, según datos del Monitor Educativo Liceal 2014, divulgado días atrás por el Consejo de Educación Secundaria: el liceo de La Coronilla, el Daniel Armand Ugon de Colonia Valdense, el liceo de Nueva Helvecia y el N°4 del departamento de Maldonado.

En un escenario general donde tres de cada diez alumnos no logran superar los cursos, la pregunta es: ¿cuál es la receta que les permitió transformarse en un oasis dentro del sistema educativo?

Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Aunque las instituciones tienen historias distintas y aplican métodos disímiles, hay un concepto que comparten y que seguramente sea una de las claves del éxito: el compromiso.

El liceo de La Coronilla, que tiene 166 alumnos en Ciclo Básico y 300 en total, podría ser un ejemplo de superación. En cuatro años pasó de 67% de aprobación a 97,6%, según el último monitoreo.

La institución es una de las que ingresó al polémico plan Promejora en el año 2011 y una de las claves, según la directora Dorlei Nicodella, fue combatir las inasistencias. El centro tenía en ese entonces alumnos con más de 50 faltas anuales y hoy ninguno supera las siete, por el contrario, en Ciclo Básico hay 36 cero falta.

"Si el alumno no está en el aula no aprende, así que empezamos a trabajar en ese aspecto porque el 70% de nuestros alumnos viajan. Por supuesto que eso hay que acompañarlo con que el profesor tampoco falte", explica Nicodella.

Nicodella, que lleva 15 años en la institución, tira, sin dudar, la receta que aplicó: "Alumno y profesor presente, prácticas más motivadoras, igual, mejores resultados".

Ahora, ¿cuáles son las prácticas motivadoras? La lista es larga y va desde una distribución con criterio pedagógico de las asignaturas por semana, un mayor uso de las TICs, implementación de cursos para que los docentes se actualicen, actividades con las familias para que se involucren en el proceso educativo, y tutorías para que el alumno que tiene dificultades sea atendido por los docentes o el propio adscripto.

"No es una fórmula mágica ni algo que se haga de un día para el otro", aclaró.

Nicodella describe al liceo como alegre, y asegura que allí no hay vidrios rotos ni paredes rayadas. "Este es un trabajo de un cuerpo docente y una dirección muy comprometida. ¿En qué se nota? Se hizo, por ejemplo, una colecta para comprarle el uniforme a diez chicos, se le paga el almuerzo a cinco y se les compra el supergás para la merienda. Hay un sentido de la responsabilidad importante", remarcó

En el liceo Daniel Armand Ugon de Colonia Valdense, que tiene un 92,6% de aprobación, la directora Rocío Martínez no esconde su satisfacción. "El Ugon es lo mejor que hay", asegura con orgullo.

El centro, que es el primero del interior del país (se fundó en el año 1888), esta semana recibió a dos directoras de Montevideo que fueron para identificar las buenas prácticas que se realizan en la institución e intentar imitarlas en sus centros. Sin embargo, para Martínez la clave es la historia del centro que va de la mano con la de la comunidad, lo que provocó que siempre "haya sido apoyado". "El pueblo lo siente como propio", explicó.

Al igual que el liceo de La Coronilla, en el Daniel Armand Ugon le dan prioridad a las asistencias. "Acá las familias avisan cuando los gurises van a faltar, nosotros estamos al tanto de lo que pasa. Y si no lo hacen llamamos nosotros", explicó.

En la institución, donde también se dan cursos de UTU y de la Universidad Tecnológica (UTEC), se le da "prioridad" a la opinión de los alumno a través de un consejo de participación integrado por chicos de todos los grados, y con un sistema de evaluación que los alumnos le aplican a los docentes. "Ellos a su vez se autoevalúan. Y con los resultados se trabaja tanto con los profesores como con los alumnos. Hay una devolución también de nuestro equipo", cuenta la directora y resume: "Es un lugar activo, receptivo y muy participativo".

Liceo acostumbrado a estar en la cima

MARCELO GALLARDO. El Liceo Nº4 "Eduardo Víctor Haedo" de Maldonado cuenta con 1.270 alumnos que concurren en tres turnos y, según el Monitor Educativo Liceal 2014, tiene el 92,5% de aprobación en Ciclo Básico. Aunque perdió el primer puesto que supo conquistar, se mantiene como uno de los mejores del país. Su directora, Silvia Buzó, destacó el esfuerzo de los docentes y alumnos como explicación a los buenos resultados obtenidos. "Hemos logrado por un lado un excelente clima institucional y por otro un positivo clima pedagógico", expresó, y agregó que en la institución se "preocupan" por lo que pasa en el entorno del liceo.

"Esto pasa no solamente por dictar la asignatura, sino también atender a los alumnos desde el afecto, con sus estados emocionales. Los alumnos de nuestro centro de estudios participan de todas las actividades del mismo. Y nosotros siempre estamos con ellos tratando de orientarlos en las materias de apoyo o todo lo que representan los corredores pedagógicos. También insistimos mucho en la parte académica. Estamos de forma permanentemente con ellos. Esto es una muy buena fortaleza porque los profesores participan en esos corredores pedagógicos", explicó Buzó.

La directora destacó que el seguimiento de los alumnos no se limita solo a lo que ocurre en el aula o en el liceo. "Los profesores vamos a la casa para ver qué está pasando cuando uno de los chicos no rinde lo esperado. Tenemos una profesora orientadora pedagógica (POP), la profesora Lilia Longo, que atiende a los alumnos con la psicóloga. Hay todo un seguimiento como ocurre en todos los liceos. El tema es que tratamos de concientizar. Capaz que la dialéctica se maneja de forma diferente. El discurso quizás llega de forma diferente. Esto explica los buenos resultados. Uno lo ve en el día a día", expresó.

En el liceo N°4 también hay un contacto permanente con las familias de los alumnos que son informadas de todo lo que sucede de las puertas del centro para adentro. "Tratamos de que los padres estén involucrados en la marcha del estudio de sus hijos. Hay cosas que escapan a nosotros por eso necesitamos que ellos estén", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)