vea el video

Así vivió un templo umbandista la fiesta de Iemanjá

Para alejarse de las multitudes que atrae la popular fiesta, algunos fieles optaron por ir a ofrendar a la madre orixá la noche anterior.

A las 21 horas del domingo 1° de febrero comenzó a llegar la gente al templo ubicado en la calle Comodoro Coe, casi todos iban vestidos de blanco.

De a poco fueron trayendo sus ofrendas: dulces, pop, frutas, flores, perfume y bisutería. Esas son las cosas que le gustan a la orixá madre de todos los umbandas -aunque también le rinden culto otros-. Al colocarlas en la barca también agregaban sus peticiones. 

Minutos antes de las doce, las quince personas que se encontraban allí partieron hacia la playa del Buceo, algunos descalzos y a pie, otros en auto. La barca lideraba la procesión hacia el Río de la Plata, unas veinte cuadras en las que los umbanda cantaron todo el camino motivados por las voces de la Mae Rina y su hija.

En la playa los cánticos se hicieron más fuertes que antes y fueron acompañados por el clásico baile umbanda, en el cual los fieles giran sobre sí mismos.

A la luz de unas pocas velas Mae Rina dijo unas palabras y pidió buenos augurios para el 2015. Después de unos pases energéticos y cuando ya eran las doce el grupo vestido de blanco tomó la barca y se adentró en el río para dejarla ir con sus ofrendas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)