Sigue la violencia tras la muerte de un bebé

Otro asesinato a tiros en Casabó; policía sin pistas

Un joven en moto perseguido varias cuadras y acribillado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La presencia policial en Casabó no fue suficiente para evitar un nuevo crimen. Foto: M. Bonjour

Un nuevo tiroteo en el barrio Casabó, donde el sábado fueron asesinados un bebé y un hombre de 25 años víctimas de disparos, se produjo en la tarde de ayer. Un joven de 22 años perdió la vida tras ser perseguido en moto por sus matadores, aún no identificados. Aunque no pudo confirmarse el motivo de este último asesinato, la versión oficial de la Jefatura de Policía de Montevideo lo atribuyó a un intento de rapiña, desvinculando el hecho con las muertes ocurridas el sábado.

Una versión anterior, divulgada por el periodista Leonardo Pedrousa en Telenoche —cuando la Jefatura aún no había informado del hecho— aseguró que el joven asesinado "fue perseguido durante varias cuadras por dos hombres en una moto que le disparararon en varias ocasiones".

En la intersección de las calles 17 Metros y Suecia, recibió un impacto de bala en su espalda y cayó al pavimento, de acuerdo con esa versión.

"En el lugar, a unas diez cuadras de donde se registró (el sábado) el doble homicidio, se encontraron ocho casquillos de bala y otros seis impactos en el birrodado", señaló Pedrousa.

Horas después de ese informe, la Jefatura hizo público el parte oficial en el que señalaba que "J.L.M.M., uruguayo de 22 años de edad, circulaba en su moto por la zona de Casabó, y al llegar a los cruces de la calle Diecisiete Metros y Continuación Suecia, fue sorprendido por dos desconocidos que viajaban en otra motocicleta, quienes lo amenazaron con armas de fuego exigiéndole la entrega de su vehículo".

"Los individuos, tras efectuar disparos de arma de fuego contra la víctima, que resultó herida cayendo al pavimento, se dieron a la fuga sin poder cumplir su cometido" (que era, según la Policía, el robo de la moto).

Lo llamativo del parte policial es que asegura que lo que buscaban los asesinos era robar la moto de la víctima; no se explica por qué efectuaron tantos disparos, ni por qué había ocho casquillos de bala en el trayecto y otros seis en la moto, ni de dónde surge que la intención era robar el vehículo, cuando el único testigo que podía corroborar esa afirmación era el conductor, que había fallecido.

Barrio letal.

El sábado ocurrió un hecho bastante inusual, cuando una vivienda en Casabó fue acribillada causando dos víctimas mortales, entre ellos un bebé de 15 meses, y una tercera persona herida. Dos hombres en una moto rosada pasaron por el lugar y comenzar a disparar hacia la vivienda. Lo hicieron más de veinte veces.

El bebé, que estaba en brazos de su tío, recibió un balazo en la espalda y murió en el Hospital Pereira Rossell mientras que el tío falleció en el interior de la casa, ubicada en calle La Vía y Carlos María Ramírez, en el límite del Cerro con Casabó.

Un primo del joven asesinado también resultó herido.

La Policía aún no tiene claro el móvil de esos asesinatos, aunque fuentes policiales dijeron que "están identificados los autores del tiroteo". En la zona había ayer "fuerte presencia policial", pero ello no evitó la muerte de otro joven a escasas cuadras.

En el barrio donde ocurrieron los tres homicidios funcionan varias bocas de pasta base.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)