INSEGURIDAD

Asesinaron frente a su hija a la exesposa del fiscal de Corte

Se resistió a que le robaran la cartera cuando ingresaba a su casa en Malvín.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Yrigoyen y Verdi, los vecinos dicen que el barrio es tranquilo. Foto: D. Borrelli

La exmujer del fiscal de Corte, Jorge Díaz, fue asesinada en la noche del domingo mientras se resistía a una rapiña. Fuentes judiciales dijeron a El País que es poco probable que el homicidio esté relacionado con el trabajo que realiza el fiscal, pero de todas formas no lo descartaron. Los delincuentes están prófugos.

El homicidio fue en la esquina de Hipolito Yrigoyen y Verdi, en pleno barrio de Malvín y a dos cuadras de la seccional 11. Sin embargo, vecinos de la zona aseguraron a El País que los agentes demoraron unos diez minutos en llegar al lugar, mientras la ambulancia tardó unos veinte.

El hecho se dio cuando la exmujer del fiscal llegaba a su casa pasadas las nueve de la noche en su auto. Mientras se disponía a guardar el vehículo un hombre la amenazó con un arma e intentó arrancarle la cartera. La mujer se resistió y el hombre le pegó un tiro. La escena fue vista desde una ventana por la hija de la víctima, de apenas 13 años de edad.

"Estaba dentro de casa, en el dormitorio y sentí unos gritos. La señora repetía: Dejame, dejame, dejame, dejame. Y después el tiro. Empezaron a ladrar mis perros. Miré por la ventana, vi a la señora tirada al lado del auto y al ladrón que salía corriendo. Salí al jardín, crucé y se empezó a llenar de gente", relató un vecino del lugar a El País. El delincuente era esperado en una moto por su cómplice. Huyeron y hasta ayer no había pistas sobre quiénes eran ni sobre su paradero.

A lo primero que atinó el vecino fue a llamar a una emergencia móvil. Según relató, la telefonista le dijo que tenía que llamar a la Policía, "porque si hay tiros y heridos de bala parece que se encarga solo el 911".

"La chica estaba en el balcón. Vio todo. La señora tendría que haber largado la cartera, pero bueno, es un acto reflejo", dijo otra vecina a El País, que fue la primera en llegar al lugar, y que aseguró que la víctima aún estaba con vida.

"La señora estaba tirada en el piso y se movía. Parece que en este mundo para salvar una vida tenemos mil problemas. Es increíble que demore 20 minutos una ambulancia. Es vergonzoso que la Policía demore 10 minutos. Sí, vinieron seis patrulleros, pero vinieron todos juntos y tarde", se quejó.

La mujer en primer momento fue atendida por dos vecinos médicos, hasta que al fin llegó la emergencia. Luego fue trasladada a una mutualista privada, donde falleció.

Según sostuvo la vecina, un miembro de la policía técnica precisó que "la bala le entró por la espalda y le salió por el abdomen, del lado izquierdo; prácticamente no sangraba".

Los vecinos de la zona pidieron no ser identificados por temor a represalias. Sobre el barrio, uno de ellos advirtió que "es tranquilo, aunque a veces se ven algunas caruchas que bajan para la playa que son medio complicadas". Otra vecina, en tanto, señaló que "la zona es como todas las zonas, tiene épocas, hay épocas en que te roban en la parada del ómnibus y hay otras que está más tranquilo. Como en todos lados".

Fiscal.

La semana pasada el fiscal Díaz se había referido en una entrevista sobre el aumento de los homicidios y las rapiñas en el Uruguay. "Si nos comparamos con hace 20 años, el país de hoy no es el de entonces. La sociedad es más violenta, en el fútbol, el tránsito, las relaciones familiares. Es un proceso cultural de la sociedad uruguaya, que es muchísimo más violenta que hace 20 años. No podemos pretender que los delitos sean menos violentos", dijo el fiscal a Búsqueda.

Díaz añadió que para prevenir los delitos se deben "atacar las causas" y que "no podemos negar que en la sociedad uruguaya, desde hace mucho tiempo, existe una fractura. No es solo económica, sino social, cultural. En determinados sectores delinquir no es un disvalor, peor aún, es un valor. Si no atacamos ahí, por más que destinemos 500 policías para trabajar en esa zona, el proceso va a seguir. La prevención del delito no es solo garrote".

"El Estado debe atacar las causas —continuó— y reprimir las consecuencias. Para eso tiene que ser inteligente. Es posible en el mediano y largo plazo disminuir los índices de delito en la sociedad pero tiene que haber una acción conjunta que involucre a toda la sociedad y también una represión eficaz. De lo contrario no se logra resolver el problema. Tenemos que empezar a discutir el tema de la seguridad sin eslóganes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)