Llevaron los cuerpos en un carrito de moto hasta la Ruta 1

Los asesinan de 15 tiros y luego los prenden fuego

Investigadores policiales calificaron como "un ajustes de cuentas" las muertes a balazos de dos hombres que fueron encontrados calcinados por un joven en la madrugada de ayer, en la Ruta 1 y Congreso de Ávalos (barrio Maracaná sur).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La jueza Eustachio ordenó el traslado de los cuerpos al Instituto Forense.

Las hipótesis policiales se basan en que la zona existen muchas "bocas" de venta de drogas y que las personas ultimadas "eran deudores" o estaban relacionados con la comercialización de estupefacientes.

Los fallecidos rondan entre los 20 y 30 años. Uno de ellos tenía nueve tiros en la zona torácica. El otro individuo recibió seis disparos en el pecho y brazo. Ambos cuerpos luego fueron colocados dentro de un carro de moto y llevados hasta el kilómetro 9,500 de la Ruta 1.

El o los homicidas después los rociaron con nafta y les prendieron fuego. Uno de los cadáveres quedó en el carro. El otro lo arrojaron a una charca, señalaron a El País fuentes del caso.

Los cuerpos fueron encontrados cerca de las 7:30 horas de la mañana de ayer por un joven que salía de su casa y se dirigía a su trabajo.

El joven llamó por su celular al Servicio 911. Poco después arribaron al lugar efectivos de la Seccional 24ª (Cerro), Policía Caminera e investigadores de la Zona IV de Montevideo.

Los investigadores consideraron que este tipo de crímenes son propios de organizaciones narcos que quieren emitir un mensaje a otros deudores o a bandas rivales en la pugna por territorio para vender drogas.

Pericias.

Los cuerpos de las dos víctimas aún no fueron identificados.

La jueza del caso, Graciela Eustachio ordenó a la Policía que ambos cadáveres fueran llevados a la morgue judicial. Es posible que mañana se realicen autopsias para indentificarlos. Técnicos de Policía Científica también trabajaron en la cuneta donde aparecieron los cuerpos en búsqueda de pistas que ayuden a encontrar a matadores o a identificar a víctimas.

Un investigador policial dijo a El País que era muy difícil identificarlos por un método facial porque ambas personas quedaron muy calcinadas de la cintura para arriba. Sí será posible extraer muestras de ADN y compararlas con el banco de datos de la Policía Científica.

Operadores judiciales indicaron a El País que todavía no hay pistas sobre los crímenes ni línea de investigación alguna porque ninguna de las víctimas había sido identificados y, por lo tanto, no era posible saber sus medios de vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)