encararán la limpieza, el tránsito, el déficit y las negociaciones con Adeom

Los 4 ases de Daniel Martínez

Daniel Martínez necesitará más que un as en la manga para resolver los problemas que heredará al asumir, el próximo 9 de julio. Luego de ganada la partida electoral, el juego se presenta difícil para el nuevo intendente de Montevideo, que necesitará de un póker de ases para enfrentar las dificultades que arrastra la comuna, principalmente en cuatro áreas: limpieza, tránsito, endeudamiento y relacionamiento con Adeom.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Curutchet y Voelker arriba y Tabacco y Brenta abajo serán los próximos directores.

En la recta final de la administración de Ana Olivera, la intendenta camina sobre los mismos problemas que cuando asumió en 2010. Una encuesta de setiembre contratada a Equipos Mori por la propia IMM señala que solo 26% de los montevideanos piensa que la limpieza es "muy buena". El 28% entiende que no es "ni buena ni mala", 45% que es "mala o muy mala", y 2% no sabe o no contesta.

Sin embargo, el problema que más afecta a los montevideanos, de acuerdo a la misma encuesta, es el tránsito, un área en la que poco se puede hacer por el tamaño de las calles y la incorporación de unos 27.000 vehículos cero kilómetro por año (la mitad de los que se venden en Uruguay).

A esto se suma que la IMM tiene una deuda acumulada de US$ 155 millones y fondos comprometidos por otros US$ 260 millones, según su último Balance de Ejecución Presupuestal, con una recaudación de unos US$ 607 millones por año. Cada día ingresan a la comuna, US$ 1.750.000, pero también se endeuda en US$ 100.000 cada 24 horas.

El cuarto frente que deberá enfrentar Martínez es el de Adeom, un sindicato que tiene en su mano la posibilidad de "dar vuelta la ciudad" con una paralización de pocos días en la recolección de basura, o hacer que reine la anarquía en las calles con un paro de inspectores como el que hubo en 2013, que duró 16 días.

Las cuatro personas seleccionadas por Martínez para cubrir estas áreas son Óscar Curutchet (Desarrollo Ambiental), Beatriz Tabacco (Tránsito y Transporte), Juan Voelker (Recursos Financieros) y Eduardo Brenta (Gestión Humana y Recursos Materiales).

El designado director de Desarrollo Ambiental (que tendrá bajo su égida fundamentalmente las divisiones Limpieza y Saneamiento) tiene por delante uno de los desafíos más complicados pero a la vez posible: el de limpiar la ciudad. Contará para ello en la titularidad de la división Limpieza con Néstor Campal, actual director de Tránsito y Transporte y exdirector de Desarrollo Ambiental.

Antes de iniciar su mandato, Olivera se comprometió a "limpiar la ciudad en 6 meses", lo cual no pudo cumplir entre otras cosas por un paro de Adeom. También tenía carencias de equipamiento, que se terminaron de suplir a un costo de varios millones de dólares, por lo que Óscar Curutchet deberá poner el ojo, por sobre todas las cosas, en la gestión. El nuevo director también heredará el problema de los nuevos contenedores de boca chica (área privatizada), que no han dado los resultados previstos.

Curutchet (Asamblea Uruguay) es parte del equipo joven de Daniel Martínez, de quien fue suplente durante la campaña electoral. Nació el 6 de mayo de 1976 y en 2001 se recibió de procurador en la Udelar. Fue miembro de la Mesa Departamental de Montevideo del FA, integró el Concejo Vecinal del CCZ 18 y fue presidente de la Junta Departamental de Montevideo en la legislatura que está culminando.

En 2012, es electo presidente del club Danubio, siendo reelecto en 2014.

Tránsito.

A diferencia de lo que ocurrió con los directores de Movilidad Urbana de la administración Olivera, es de esperar que la nueva titular no tenga mayores sobresaltos. En principio, no tendrá dinero para hacer grandes obras como las de los polémicos corredores de Garzón y General Flores.

En el corto plazo, la princi-pal noticia en esta área será la inauguración del Centro de Gestión de la Movilidad. Cuatro consorcios conformados por empresas uruguayas y extranjeras se presentaron al llamado para construirlo, con una inversión de unos US$ 5 millones. Esta iniciativa permitirá —entre otras cosas— sincronizar 130 semáforos, de 400 que habían sido pensados en el proyecto original.

Como informara El País, la IMM pretendía endeudarse en otros US$ 70 millones con el BID (y sumar una contrapartida local de US$ 12 millones) para continuar adelante con su Plan de Movilidad Urbana, pero la oposición le negó sus votos en la Junta Departamental, aduciendo el "fracaso" del proyecto y la "soberbia" del Frente Amplio a la hora de abordar las transformaciones que necesita la ciudad, dejando de lado las opiniones extrapartidarias. Originalmente, el Centro de Gestión de la Movilidad iba a costar unos US$ 15 millones.

El futuro Departamento de Movilidad será dirigido por Beatriz Tabacco (independiente), ingeniera civil con maestría en Gerencia y Administración. Fue directora nacional de Planificación y Logística del Ministerio de Transporte entre 2010 y 2015 y presidenta del Instituto Nacional de Logística hasta mayo de este año. Se ha desempeñado en diversos cargos públicos en las áreas de tránsito y de transporte a nivel nacional y departamental, siendo además docente de la Facultad de Ingeniería de la Udelar y consultora independiente.

Recursos financieros.

El próximo intendente escogió como su "ministro de Economía" al máster en Finanzas de la Universidad de Montevideo y licenciado en Economía de la Udelar, Juan Voelker. Se trata de un "votante del Frente Amplio" —al decir de Martínez—, aunque independiente.

Fuentes de la actual administración dijeron a El País que el próximo balance reflejará paridad entre ingresos y egresos en 2014, con lo cual la caja para hacer grandes obras como Garzón, se reduce a cero. Para ello, por más austeridad y eficacia que se tenga, la próxima administración deberá volver a apelar al endeudamiento.

Voelker es gerente senior del Departamento de Consultoría Financiera del estudio CPA Ferrere, al cual pertenece desde el año 2000. Ha liderado proyectos de consultoría financiera diseñando e implementando soluciones de negocios para los sectores público y privado, con especial foco en planificación y análisis financiero, estructuración de fideicomisos financieros, planificación estratégica y mejora de gestión. Es miembro de la Cátedra de Gestión de Riesgos de la universidad ORT.

Según el edil colorado Mario Barbato, sin contar el Plan de Saneamiento Urbano y el Plan de Movilidad Urbana (financiados por el BID), las inversiones de la IMM alcanzan el 14,8% de sus egresos totales. "Y si descontáramos el aporte del gobierno central (US$ 55,6 millones) que recibe Montevideo desde 2006, se podría concluir que el esfuerzo de la Intendencia para solventar inversiones con recursos propios solo alcanza el 6% de los egresos totales, aproximadamente unos US$ 39 millones".

Desde hace muchos años, la masa salarial de la Intendencia de Montevideo representa aproximadamente la mitad de su presupuesto (unos US$ 300 millones).

Gestión humana.

El equilibrio entre la administración y su personal (unas 8.600 personas) quedará en manos del exministro de Trabajo de José Mujica, Eduardo Brenta.

En las elecciones municipales del año 2000, Brenta fue electo edil, integrando la Junta Departamental por el Frente Amplio durante el período 2000-2005. En las elecciones legislativas de 2004 fue electo diputado, cargo que ejerció hasta 2009. Integró la Comisión de Hacienda, como miembro titular, y fue delegado de sector en las comisiones de Transporte e Industria y en la Comisión Especial de Asuntos Municipales. Fue reelecto al cargo en las elecciones de ese año por el período 2010-2015.

El 10 de junio pasado, Daniel Martínez tuvo su primera entrevista con Adeom como intendente electo. Los trabajadores le manifestaron la necesidad de instrumentar mejoras en varios sectores. También solicitaron la remunicipalización de los servicios de limpieza en las zonas céntricas, que se encuentran desde hace años en manos de la empresa CAP.

En materia salarial, el sindicato planteó la firma de un nuevo convenio colectivo, ya que el vigente se vence a fines de diciembre. Aunque no está acordada una plataforma, el gremio reclama un salario base correspondiente a media "canasta básica" ($ 30.000).

Martínez quedó de analizar la posibilidad de una mejora salarial, según declaró a la salida del encuentro. "Ni siquiera hemos empezado a estudiar el tema. Así que veremos. Si bien ellos mencionaron su reivindicación histórica de la media canasta, no fue planteada formalmente", subrayó el intendente electo.

Los números que aprietan el cinturón de la IMM.


Según su último balance conocido, la IMM obtuvo ingresos anuales totales en 2013 del orden de US$ 607 millones (US$ 511.2 millones de origen departamental, US$ 55.6 millones aporte del gobierno nacional y US$ 40.2 millones del BID), a razón de US$ 1.663.000 diarios, en tanto gastó en el año más de US$ 641 millones (US$ 1.756.700 diarios), generando diariamente una brecha negativa del orden de US$ 93.700, que representa alrededor de US$ 2,8 millones mensuales ejecutados con cargo al déficit y al financiamiento a futuro.

SABER MÁS

Cuota política, técnicos y jóvenes en el gabinete.


A la hora de armar su gabinete, el intendente electo no tuvo en cuenta la cuota política y empleó un criterio de renovación generacional. Es notoria la ausencia del MPP, que sería suplida con la designación del nuevo director de Cultura. Martínez dijo que para la selección tuvo en cuenta la idoneidad y la voluntad de trabajo en equipo "No es que estemos eliminando a nadie, estamos hablando que solo tres de los siete departamentos tienen una filiación política. Estamos hablando claramente que hay muchos grupos dentro del Frente que no están", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)