RECLAMOS POR COMPETITIVIDAD

ARU le pide a Vázquez un dólar 25% más alto

Pide política comercial más “agresiva” y una baja de tarifas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para la ARU, el tipo de cambio debe estar alineado al de las economías relevantes. Foto: A. Colmegna

La Asociación Rural del Uruguay (ARU) le planteó ayer al presidente Tabaré Vázquez que el dólar está atrasado alrededor de un 25% respecto al valor que debería tener y pide que el Banco Central del Uruguay retire pesos de la plaza y modere la emisión monetaria.

Pablo Zerbino, presidente de la gremial, y Gerardo García Pintos, el secretario, se reunieron ayer con el primer mandatario, al que le entregaron un memorándum en el que también se cuestionan los "impuestos ciegos" al sector agropecuario que no toman en cuenta su rentabilidad.

Zerbino recordó a la salida de la reunión que "Uruguay exporta en bienes y servicios alrededor del 20% o 25% del Producto Interno Bruto (PIB)". Los emprendimientos del sector agropecuario "exportan entre el 54% y 55% del PIB; por lo tanto, hay margen para crecer, ese es nuestro desafío, nuestra obligación", agregó. Según el empresario, Vázquez "tiene claro que el sector agropecuario está enfrentando una situación difícil a raíz de la caída de los precios de sus producciones (carnes, soja, granos, lácteos, etcétera) y esa caída golpea fuerte a las empresas (...) No está previsto que suban los precios este año, pero sí debe ocurrir en los próximos. Mientras tanto le pedimos al gobierno que las cargas, los costos altos y los impuestos no dificulten más la vida de las empresas", señaló Zerbino. La ARU "no fue a caerle a Vázquez con los pies en la nuca, fuimos a ponernos a la orden para colaborar y para ser parte de la solución y no del problema".

El documento entregado a Vázquez hace hincapié en el nivel de endeudamiento del sector. "El crédito actual al sector agropecuario del sistema financiero nacional es de US$ 2.481 millones alcanzando un 75% del Producto Bruto agropecuario mientras que en el 2006 significaba un 24% del PIB sectorial. Esto sin considerar un importante endeudamiento con proveedores del sector. Esta situación está alcanzando niveles de riesgo altamente peligrosos, siendo particularmente crítica para el mediano y pequeño productor", sostiene el memorándum de la gremial. La ARU pide "mantener en el largo plazo la estabilidad en materia fiscal" y hacerlo "respetando los postulados de la reforma fiscal del año 2007". La gremial reclama en particular evitar que se graven los bienes de producción mediante impuestos ciegos que no toman en cuenta la renta del negocio.

También pide rebajar el costo de la energía eléctrica y de los combustibles, fomentar la competencia y mejorar la logística. Hace especial hincapié en la necesidad de contar con una política comercial de apertura al mundo. "Nuestro país está condicionado por un Mercosur en crisis, con un enfoque totalmente diferente a los fines para los cuales fue creado. Se hace necesaria e impostergable una estrategia país inteligente y agresiva que dé lugar a todo tipo de negociaciones que apunten a potenciar acuerdos comerciales estables con otros países o bloques, como forma de adaptación al nuevo escenario internacional. No se trata de negar el bloque regional, sino por el contrario, utilizar al Mercosur como palanca de apoyo para que nuestra economía logre una integración global", sostiene el documento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)