UNA AVENIDA SIN CONTROL

Arocena, las 10 cuadras del caos

Arquitectos y comerciantes revelan problemas en el tránsito, las veredas y la seguridad.

En cruces donde no hay semáforos se generan embotellamientos
Los autos se estacionan casi en las paradas destinadas para los ómnibus. Foto: M. Bonjour
Los cuidacoches corren para no perder su propina. Foto: M. Bonjour
En las veredas hay hasta seis tipos de baldosas diferentes, según la alcaldía. Foto: M. Bonjour
Quienes esperan un ómnibus, muchas veces no pueden ver la línea que llega. Foto: M. Bonjour

Autos estacionados casi en las paradas de ómnibus, veredas rotas, un camión que entorpece el tránsito vehicular para descargar mercadería, cuidacoches que corren para no perder su propina. La Avenida Alfredo Arocena ha intensificado su dinámica comercial en los últimos años, pero sin intervenciones de la Intendencia de Montevideo para mejorar la situación en la zona.

Hace tres años, un grupo de arquitectos realizó un estudio de campo para evaluar el estado de situación de la calle. El trabajo, liderado por Guillermo Hughes, fue presentado al área de Acondicionamiento Urbano de la Intendencia. En ese momento, ambas partes acordaron hacer un llamado de ideas para presentar soluciones en las 10 cuadras. "Al final, quedó en la nada", aseguró Hughes.

Preocupados por la situación urbanística de una de las principales arterias de Carrasco, los arquitectos volvieron a reunirse hace un mes y medio. Esta vez participaron, además de los arquitectos, el alcalde del Municipio E, Francisco Platero, comerciantes e integrantes de la Comisión Especial Permanente de Carrasco y Punta Gorda, un organismo que depende de la Intendencia. El objetivo es actualizar el estado de situación y pedir acciones a la Intendencia.

"Anarquía".

El alcalde Francisco Platero consideró que Arocena es "una anarquía". Al ser una avenida, es la comuna la que tiene competencias para tomar medidas. En los últimos meses, Platero le hizo un pedido al intendente de Montevideo, Daniel Martínez, para realizar alguna obra en este lugar. "Hay que ponerle plata", indicó.

Hoy esta calle tiene unas 225 plazas para estacionar, cuyas áreas para hacerlo no están delimitadas. La mayoría aparcan en espiga aunque, según el informe, no rige en todos los casos de la avenida: "Al parecer, sin razón alguna, estacionan en paralelo en la cuadra que va desde Alejandro Schroeder a Gabriel Otero, sobre la acera Este".

En el estudio de campo, los arquitectos encontraron que la capacidad de estacionar en la avenida se encuentra ocupada en su totalidad "casi sin variantes" entre las 10:00 y las 21:00 horas.

Según Hughes, hay un "alto porcentaje" de personas que van a trabajar y estacionan en el lugar, lo que provoca "rigidez" al sistema.

También evidencian problemas en los cruces de las calles perpendiculares. Los autos estacionados, y la presencia de decks de restaurantes, restan visibilidad y afectan la movilidad de los vehículos.

Luz y basura.

Hughes, quien vive hace 60 años en Carrasco, detectó que hay problemas con la iluminación. En el momento en el que se hizo el informe, de un total de 19 de columnas de iluminación, ocho no funcionaban como debían.

Arocena, que conforma un circuito turístico para los habitantes de la zona y quienes se alojan en el Hotel Sofitel Carrasco, presenta hasta seis tipos de baldosas diferentes desde la Rambla hasta Avenida Rivera, según el alcalde Platero.

En el informe, aseguran que los pavimentos están en un "avanzado proceso de deterioro" y creen que esta situación de irregularidad se debe "a la falta de una pauta común que regularice o que conduzca a los propietarios de los locales a realizarlo de una forma uniforme".

"Si vos tenés un comercio, seguro querés acondicionar tu vereda a como es tu fachada. Pero ahí se pierde una visión de conjunto y de calidad urbana", comentó Augusto Alcalde, concejal municipal que participa en las reuniones. Muchas de las veredas están en mal estado debido a que algunos autos estacionan en ellas.

En el informe, los arquitectos constataron irregularidades en la recolección de residuos y en el estado del equipamiento urbano. Sobre basura en la vía pública, se aseguró que "está faltando una actuación más estricta y constante" de la Intendencia. Respecto al mobiliario, solo hay dos bancos que colocó el mall de la avenida. También critican el estado de las paradas de ómnibus: "Requieren un mantenimiento que no reciben".

Según el concejal, cada vez hay más pedidos de instalaciones comerciales. Hoy son unos 60 locales en la avenida y en las calles laterales. Ahora, se está instalando la cadena Starbucks, que abrirá sus puertas en 2018. Además, hay nuevas sucursales bancarias, lo que lleva a que los habitantes de la zona prefieran Arocena para realizar sus operaciones antes que trasladarse al Centro o Ciudad Vieja.

Visión de comerciantes.

Fabiana, dueña de una tienda deportiva, también definió como "un caos" la situación en esta calle. "Muchos clientes no tienen lugar para estacionar y se van", comentó, pero hay otros que tratan de venir en el horario en el que no están abiertos los bancos. "Es una locura estacionar acá", dijo.

Este problema también fue mencionado por Carlos, encargado de la pinturería Inca, y por la responsable de la perfumería Todo. "También hay un problema con la falta de papeleras".

Al igual que en otros puntos de Montevideo, esta avenida no es ajena a la inseguridad. En junio, esa perfumería fue robada tres veces, contó su encargada.

La dueña de la tienda deportiva contó que son "usuales" los arrebatos en su zona, ya que hay una red de cobranza y los ladrones están "atentos".

Mientras tanto, Belén, encargada de la tienda Lacoste, contó que en lo que va del año fueron robados tres veces y dos fueron en una semana. "Ese es el gran problema", concluyó.

Paradas y más.

Los ómnibus que transitan por la Avenida Alfredo Arocena no pueden detenerse sobre las aceras porque los autos estacionados en espiga están casi encima de las paradas. Quienes esperan un ómnibus, muchas veces no pueden ver qué línea llega, hasta que está encima. En cruces donde no hay semáforos, en las horas que los trabajadores salen de sus oficinas, se generan embotellamientos de vehículos y problemas para dirigirse de un lugar a otro. A esto se su-ma la cantidad de propietarios que aún no arreglaron sus veredas.

CRÍTICAS

"Se instalan comercios y oficinas por todos lados".

"En la ordenanza de Carrasco se estableció que el área comercial era Arocena, 60 metros hacia los laterales. Sin embargo, se están instalando oficinas y comercios por todos lados y algunos con autorizaciones especiales", comentó el arquitecto Guillermo Hughes, encargado del relevamiento sobre el estado de la avenida.

Recordó que un banco recuperó la emblemática Casona Mendizábal, cuya apertura ocurrió en la última semana. "Estuvo a punto de venirse abajo", comentó. El concejal municipal Augusto Alcalde dijo que la casa estaba "muy deteriorada" y se optó por el criterio de que era una mejora la venta.

Según Hughes, en todo Carrasco "hay muchas casas muy grandes que nadie las quiere ocupar" y no se sabe su destino.

En la Avenida Arocena ha pasado que "tres o cuatro hogares" fueron ocupados por personas y ha habido algún "problema de droga", contó el arquitecto.

Este tema también está en la mesa de diálogo de los arquitectos y políticos que participan de estas reuniones. Según informaron a El País algunos de sus integrantes, dentro de dos semanas se hará una nueva reunión para avanzar en el tema y encontrar una solución a esta problemática.

La Calle 20 de Punta del Este es la inspiración.

En el informe, los arquitectos revelan que una decena de comercios no cumplen con las normas de cartelería. Y hay algunos que han aprovechado las fachadas de sus edificios y las adecuaron de acuerdo a la normativa, pero hace falta una imagen de continuidad y colectiva de la avenida.

Para mejorar la imagen de Arocena, los arquitectos citan como un buen ejemplo la Calle 20 de Punta del Este. "Los colores y materiales utilizados por los distintos comerciantes dan una imagen unificada a la zona", señala el texto.

Destacan el ensanchamiento y la unificación de las veredas de un color claro y nueva iluminación que ubica el cableado de forma subterránea para mejorar el diseño.

El auge de la Calle 20 surgió cuando un grupo de empresarios comenzó a detectar el "deterioro" de la Avenida Gorlero y la también denominada El Remanso, su vía paralela, emergió como un lugar para las marcas más importantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)