LIBRE COMERCIO

Argentina quiere firmar este año con UE

Los cancilleres del Mercosur se reunieron ayer en el Palacio San Martín, la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores argentino, para buscar unificar la postura del bloque en las conversaciones para llegar a un ambicioso acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodolfo Nin Novoa. Foto: A. Colmegna

Argentina, que ejerce la presidencia rotativa del bloque, quiere cerrar este año un acuerdo tras dos décadas de intentos infructuosos.

Además de la canciller argentina, Susana Malcorra, participaron Aloysio Nunes, el ministro brasileño, el paraguayo, Eladio Loizaga, y el uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

Malcorra explicó que el primer objetivo de la reunión fue mejorar la integración interna del Mercosur apuntando a la eliminación de barreras, al mejoramiento del tránsito intrabloque y el establecimiento de mejoras en el sistema de compras del Estado.

El segundo objetivo del encuentro fue afinar la estrategia para las tratativas con la Unión Europea. "Entonces definimos la estrategia de negociación a nivel político y discutimos cómo aproximar las opciones que tenemos porque cada vez hay más interés y tenemos que fijar cuáles son las primeras negociaciones en las que vamos a avanzar: hablamos del EFTA (European Free Trade Association), hablamos de Corea, hablamos de Japón, hablamos de China. Hay múltiples países interesados", en negociar con el Mercosur, agregó la canciller.

"Todas las señales que recibimos desde la Unión Europea (UE) son sumamente positivas. La UE ha decidido ponerse al hombro los principios y valores que nos unen en la carta de Naciones Unidas y que el acuerdo con el Mercosur sea la simbología de su capacidad para concretar ese liderazgo. La semana pasada, la sola firma de una carta de intención con Corea despertó interés por parte de la UE en cuanto a qué estábamos haciendo con otros mercados", explicó Malcorra.

Las conversaciones con la UE se han estancado en los últimos años, entre otros motivos, por la oposición de países europeos como Francia y Polonia a abrir sus mercados a los productos agropecuarios del Mercosur. Otro obstáculo derivaba de que el anterior gobierno argentino era renuente a avanzar en las conversaciones con la UE, pero la administración de Mauricio Macri comparte que las conversaciones deben ser relanzadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)