PLANTA DE CELULOSA

Argentina evalúa si pide informe sobre planta de UPM

Quieren atender a Gualeguaychú, pero cuidando relación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Susana Malcorra, canciller argentina. Foto: Reuters

La Cancillería argentina evalúa si pide información a Uruguay a partir del anuncio de la instalación de otra planta de celulosa por parte de UPM en el centro del país en la cuenca del río Negro. Fuentes de la oficina de la canciller Susana Malcorra dijeron a El País que las autoridades argentinas tienen interés "de no entrar en líos si no los hay", pero consideran que "también es un tema sensible" en tanto crezca la alarma de ambientalistas de Gualeguaychú, por lo que "no se descarta nada" aunque "al momento no hay nada".

La premisa de las autoridades argentinas pasa por mitigar los ánimos de los ambientalistas en Gualeguaychú que ya advirtieron que por más que la planta se instale en el río Negro sus efluentes terminarán en el río Uruguay.

En ese sentido, la vicepresidenta Gabriela Michetti aseguró que Argentina debe "trabajar profundamente" con Uruguay y con la comunidad de Gualeguaychú para llegar a un entendimiento. "No es porque se instale la pastera (que) se va a ver afectada la población de Gualeguaychú", dijo. Michetti también dijo que el gobierno de Mauricio Macri buscará conversar sin afectar las relaciones bilaterales para que el país pueda "cuidar a su población".

En la misma línea el embajador argentino en Montevideo, Guillermo Montenegro, dijo que por razones "de buena vecindad" Uruguay debería notificar.

La posibilidad de que el río Uruguay sea contaminado ya fue rechazada de plano desde el lado uruguayo.

El director Nacional de Medio Ambiente (Dinama), Alejandro Nario, dijo en radio Sarandí que a la nueva planta se le pedirá que cumpla con todas las exigencias en el río Negro por lo que "cuando descargue en el Río Uruguay no tendría problemas".

Pero fue el propio presidente Tabaré Vázquez quien descartó la consulta a los países vecinos por la instalación de la planta.

El viernes pasado en la conferencia en la que anunció la inversión de US$ 4.000 millones de parte de UPM, consultado por El País si la localización de la nueva planta de celulosa implicaría hacer consultas con los países limítrofes, el presidente sostuvo que "no está previsto" dado que la planta se instalará "en el corazón del país lo suficientemente alejada de cualquiera de las dos fronteras". Y acotó: "Nosotros no le vamos a pedir cuentas a Brasil de lo que haga en su territorio, salvo aquello que esté colindando, y no le vamos a pedir cuentas a Argentina sobre lo que haga o deje de hacer dentro de su territorio. Esto es en el Uruguay profundo y es el país soberano el que decide la instalación de este emprendimiento, por lo que si ambos países quieren tener referencia de lo que vamos a hacer, en estas conferencias de prensa se harán todas las referencias posibles y podrán tomar nota".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)