TERRORISMO

Argentina detectó recluta del grupo ISIS en Uruguay

Autoridades locales estaban atentas a posibles vínculos en la frontera.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estado Islámico ha reivindicado varios de los últimos grandes atentados. Foto: Reuters

El secretario de Seguridad de Argentina, Eugenio Burzaco, alertó ayer que han detectado a un argentino que se formó en el Estado Islámico y que viajó a Uruguay.

"Mediante un trabajo profundo hemos detectado argentinos que se han formado en ISIS. Y eso es algo que nos preocupa, porque sabemos que han estado en zonas calientes del conflicto, en Siria o el norte de Irak. Hay gente que ha ido y ha vuelto, obviamente en algunos casos; uno se fue a Uruguay", afirmó el funcionario en una entrevista con el diario de Misiones, Primera Edición.

Burzaco no aclaró si la persona sigue estando en el país o no, pero agregó: "Se trabaja para evitar ese fenómeno nuevo de células dormidas que por ahí es una o dos personas que pueden hacer un desastre, porque la experiencia de Europa y Estados Unidos nos muestra que con pocos recursos pero mucha decisión pueden hacer un gran daño a la población civil".

"Células dormidas" se les llama a los terroristas entrenados que están en un lugar llevando adelante una vida similar a la de los pobladores sin llamar la atención, pero que en un momento determinado cometen un acto terrorista.

Burzaco afirmó que en la región están "con los ojos abiertos" y que se ha trabajado en la Triple Frontera "intercambiando informaciones e inteligencia con Brasil y Paraguay. El terrorismo es un tema que nos ocupa y que nos obliga a entrecruzar datos", por lo que, dijo, crearon "Centros de Fusión", donde convergen áreas de inteligencia de las distintas fuerzas.

Precisamente, semanas atrás los ministros de Defensa de toda América Latina estuvieron reunidos en Uruguay para coordinar medidas de seguridad y el tema del terrorismo estuvo sobre la mesa.

El almirante Kurt Tidd, comandante del Comando Sur de Estados Unidos, participó de la Conferencia de Seguridad Sudamericana, y luego de la misma dijo a El País que el principal problema que afecta la región es el crecimiento de las redes delictivas, y planteó como desventaja la incapacidad para hacer el seguimiento de personas en los sistemas de transporte de la región.

Según Tidd, en la reunión quedó claro que los países deben intercambiar más información y actuar más rápido, porque "ningún país es inmune" a los actos terroristas.

Alerta.

El ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, dijo ayer a Telenoche que Uruguay no tiene información sobre ninguna amenaza del Estado Islámico en la región. Sin embargo, en marzo pasado el entonces ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, dijo a El País que el gobierno estaba alerta a posibles "vínculos" que pueden haber generado en la frontera argentinos y brasileños que fueron reclutados por el yihadismo, pero planteó desconocer si extranjeros ya estaban radicados en el país. La preocupación en ese entonces estaba puesta en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, Brasil, de agosto. El tránsito de la frontera seca era una de las principales preocupaciones porque se consideraba que Uruguay era vulnerable al tránsito de posibles terroristas.

"Tenemos yihadistas reclutados en Argentina y Brasil jugando en primera división, en las grandes ligas. Hay gente (argentina) que ha ido a pelear allá, se han integrado al ISIS y hay brasileños que también, y eso implica que en la frontera tenemos gente que está allá, que ya deben de ser medio veteranos, medio capos. Esa gente después establece vinculaciones. Ese es el riesgo que hay que vigilar", había dicho Fernández Huidobro.

El exministro había planteado que no creía que el grupo yihadista reclutara personas en Uruguay, ya que en el país no hay "bandas de ultraderecha tan organizadas y grandes como las que hay en otros países, ni tampoco fanatismo religioso de esa naturaleza, estamos más curados; somos una sociedad, en ese sentido, de más difícil penetración para esta gente". Además planteó que en los servicios de inteligencia del mundo, hasta ese momento, no había registro de uruguayos.

Contacto.

El ISIS ha reivindicado varios de los últimos ataques terroristas del mundo como el cometido en París en noviembre del año pasado. El fin de semana Clarín informó que según los documentos recopilados por la inteligencia europea que fueron divulgados en un informe de la cadena de televisión CNN, uno de los contactos que realizó una célula de kamikazes enviada por el ISIS para atacar en París que finalmente no prosperó, fue con una célula en Argentina. Los tres integrantes de esa célula viajaron desde Siria por Europa y se comunicaron vía Viber y WhatsApp para coordinar los pasos para llegar a Francia y recibir dinero.

Tras el incidente en París el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, aseguró que no hay ninguna "amenaza real" de terrorismo en Uruguay. Sin embargo, este año, en febrero, el Ministerio del Interior definió un protocolo de acción ante eventuales amenazas terroristas con diferentes grados de "alerta".

Fuentes de los ministerios de Defensa y de Interior dijeron que en Uruguay las embajadas son uno de los principales focos a atender por la "señal" que podría enviar a sus países un atentado contra ellas.

Aún así las autoridades han planteado en reiteradas oportunidades que pese a la coordinación que se pueda establecer, es difícil prevenir un acto terrorista debido al modus operandi de estas organizaciones.

Proyecto.

El Ministerio del Interior definió un protocolo de acción ante eventuales amenazas terroristas con diferentes grados de "alerta". Según el proyecto aprobado por el Parlamento y denominado Ley de Alertas Terroristas, hay cinco niveles de alertas, cada una asignada a un color y a un tipo de acción a desarrollar. Según el nivel de riesgo, el presidente de la República con los ministros activan las acciones.

Los colores de la alerta terrorista.

VERDE: La alerta de este color implica un riesgo bajo o nulo, y se establece cuando la posibilidad de riesgo es remota.

AMARILLO: En este caso implica un riesgo moderado, y deriva en un "aumento de vigilancia de manera casi imperceptible y se dirigirá hacia las potenciales amenazas, asegurando un óptimo control sobre los posibles objetivos".

NARANJA: Si se dispara es porque hay un riesgo medio a partir del que "se realizará un aumento en la vigilancia y en la protección de centros e infraestructuras sensibles".

ROJO: Se considera que el riesgo es alto por lo que "se incrementará de manera sustancial la vigilancia y la protección de los centros e infraestructuras sensibles", y se realizará "un fuerte despliegue estratégico tendiente a prevenir eventuales amenazas".

NEGRO: Hay un muy alto riesgo que genera la movilización de "todos los efectivos necesarios para neutralizar la amenaza". Se convoca al Ministerio de Defensa y Fuerzas Armadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)