ESCUELA 167 SIMÓN BOLÍVAR

Apuntan a escolares por vandalismo en Shangrilá

El Consejo de Primaria debe gastar un millón de dólares por año en recuperar las escuelas destrozadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vandalizaron la escuela Simón Bolívar. Foto: @juanjoolaizola / Twitter.

En la noche del miércoles pasado la escuela 167 Simón Bolívar de Shangrilá fue atacada por desconocidos. No hubo robos pero sí daños en los salones, la cocina y el patio. Destrozaron computadoras, libros, mobiliario, un mural hecho por los niños y electrodomésticos tales como un horno microondas, un radiograbador y una cafetera.

La Policía está investigando el hecho y maneja que los autores del ataque podrían ser menores que viven en la zona. Entre ellos podría encontrarse un alumno del centro educativo, según informó a El País el jefe de la Zona III de Canelones, Favio Quevedo.

Si no puede ver el mapa, haga click aquí.

El diputado del Partido Nacional, Juan José Olaizola, compartió a través de su cuenta de Twitter algunas imágenes en las que se pueden ver bancos, cuadernos y botellas sacados del interior del edificio y tirados en el patio.

"Así quedó el esfuerzo de alumnos, maestros y padres", comentó el legislador.

La escuela recibe a más de 400 alumnos divididos en dos turnos que hasta el lunes están de vacaciones. El año pasado la escuela recibió un premio por su disposición a integrar alumnos con distintos tipos de discapacidad.


Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) gasta más de un millón de dólares por año en reparar los daños en escuelas afectadas por el vandalismo, según explicó ayer a El País el consejero Héctor Florit.

El jerarca sostuvo que se producen 10 agresiones vandálicas por mes a escuelas en el área metropolitana. Se trata de una estimación en base a las intervenciones realizadas por la División Mantenimiento de Primaria.

La inversión anual en seguridad implica un gasto de 173 millones de pesos, unos seis millones de dólares, de acuerdo al cálculo del cambio tomado por el área financiera de Primaria.

Para comparar el nivel de gasto, Florit señaló que el organismo invierte 40 millones de pesos por año en mobiliario, una cifra similar a las compras realizadas en material didáctico.

"El rubro cero (salarios) es el más elevado; después de la alimentación, el gasto en seguridad y costos asociados al delito es el más grande", afirmó.

El gasto en seguridad de Primaria incluye los servicios de alarmas centralizadas con respuesta, un servicio que es coordinado por el Codicen. En este caso se suma un móvil de una empresa privada que recorre determinadas zonas por las noches.

Además se contratan algunos servicios de vigilancia policial 222, básicamente en el interior.

Por otro lado, el organismo educativo contrató a una empresa de seguridad física para las escuelas que se encuentran en zonas críticas. Florit mencionó que entre el 10% y 15% de las escuelas del área metropolitana cuentan con este servicio.

"Primaria gasta aproximadamente $ 70.000 por mes por cada servicio de ocho horas diarias de guardia, el equivalente al salario de tres maestros", explicó Florit.

Desde la modificación del sistema de guardias y vigilancias policiales conocido como 222 en el año 2011, Primaria transfirió el grueso de la inversión en seguridad al sector privado.

El CEIP tiene resuelto que cada vez que sucedan actos de vandalismo contra escuelas se repondrá todo lo destrozado o robado. De hecho, la directora de la Escuela 167 de Shangrilá dijo en la tarde de ayer a El País que el centro educativo se encuentra en condiciones de funcionar. Los padres de los niños que concurren a la escuela buscan colaboraciones para suplir los efectos que fueron destrozados por los vándalos.

Florit piensa en modificar programas escolares.

El consejero de Primaria, Héctor Florit, cree que el vandalismo está ligado a "comportamientos patológicos". No obstante es partidario de "revisar el programa del área disciplinar Construcción de la Ciudadanía" para fortalecer la "identidad" y así fortalecer en los alumnos valores de respeto hacia los bienes comunes. "Hay que generar un sentimiento de adhesión y compromiso hacia lo colectivo", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)