Indeminización a familiares

Aprobaron 117 pensiones a víctimas de delitos

El Banco de Previsión Social paga $ 18.312 por mes a familiares.

A Mónica Haskowec le mataron a su esposo Alejandro el 14 de enero de 2009, en la Ruta 8, mientras realizaba un reparto. Su hija Melina tenía dos años y en ese momento era "muy difícil" explicarle lo que había pasado. La pensión que cobra por haber sido su marido una víctima de delito le sirvió para pagarle un psicólogo a su hija que ahora tiene 9 años. Hoy, es una de las 117 personas que percibe una pensión de $ 18.312 líquidos por haber sido su padre una víctima de un delito violento.

La vicepresidenta del Banco de Previsión Social (BPS), Rosario Oiz, dijo a El País que hay 121 pensiones solicitadas y 117 ya fueron otorgadas, 83 son de personas que residen en Montevideo y 38 en el interior, según datos actualizados a diciembre del 2015.

Una comisión es la que se encarga de determinar si efectivamente se le otorga la pensión a las víctimas de delitos. Para eso se tienen en cuenta los expedientes judiciales y el proceso "lleva su tiempo" de análisis. "Hasta que no exista una resolución judicial no podemos otorgar una pensión. Los procesos en algunos casos son un poquito largos, pero no son años tampoco", explicó la vicepresidenta del BPS.

El 16 de enero de 2013 entró en vigencia la ley Nº 19.039, por la que se creó el beneficio de pensión a las víctimas de delitos violentos.

Tienen derecho a este beneficio las víctimas de rapiña, copamiento o secuestro, comprendiendo el cónyuge o persona concubina. También reciben cobertura los hijos de víctimas de homicidio, mayores de dieciocho años que estén incapacitados para todo trabajo, y las personas que resulten incapacitadas para todo trabajo remunerado por haber sido víctima de alguno de los delitos establecidos en la ley que otorga las pensiones.

La presidenta de la Asociación de Familiares y Víctimas de la Delincuencia (Asfavide), Graciela Barrera de Novo, dijo a El País que como "muchas veces las personas que fallecen son los cabezas de familias, la pensión termina siendo un medio para sustentarse para las señoras y los hijos de las víctimas de delitos violentos".

Barrera de Novo señaló que "nada puede suplantar" al familiar que fue víctima del delito, pero por lo menos los familiares cuentan con la pensión "como base para salir adelante".

Más allá de eso insistió en que hay que seguir trabajando para mejorar la atención a los familias de víctimas de delitos, especialmente en lo que tiene que ver con la asistencia psicológica a los familiares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)