recolección de residuos

Apelan al Ejército en Salto ante riesgo sanitario por basura

En Florida retiran las volquetas y colocan cámaras de vigilancia

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Basura acumulada luego del descenso del Río Uruguay. Foto: El País

La proliferación de basurales en varios departamentos, sumado al calor reinante y la imprudencia de algunos ciudadanos que arrojan las bolsas en plena calle, sigue siendo un problema sanitario. En Salto, el presidente Tabaré Vázquez ordenó al Ejército la recolección de la basura ante el riesgo sanitario que implica la acumulación de basurales en las calles de esa ciudad por la bajada de las aguas del río Uruguay luego de las inundaciones.

Por su parte, la Intendencia de Florida retiró seis volquetas que estaban distribuidas en la ciudad al descubrir que los vecinos arrojan las bolsas de residuos fuera de ellas, formándose un basural a su alrededor. En su lugar, la administración del intendente Carlos Enciso anunció la puesta en macha de un plan que implemente una guardia municipal que cuide los espacios públicos y detecte posibles vecinos infractores.

"Salto tiene una peligrosa acumulación de basura de tiempos anteriores. Esto se ha agravado con las inundaciones y no puede esperarse a que se desate una emergencia, lo vamos a prevenir y para eso vamos a coordinar con el Ministerio de Defensa el apoyo de sus efectivos para contener ese riesgo", anunció el prosecretario de la Presidencia, Juan Roballo, tras visitar el departamento como director del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae).

En la capital litoraleña las altas temperaturas reinantes que han favorecido a las familias damnificadas para las tareas de limpieza y desinfección por las inundadas, el retorno a las viviendas se han visto demorado por la acumulación de basura, que también a efectado los servicios de UTE y OSE.

Los recursos municipales son insuficientes para poner a punto el retiro de los residuos de las calles y ya lo venía siendo desde hace meses, razón por la cual las autoridades nacionales han tomado esta determinación de pedir la ayuda de los militares ante la inminencia de efectos nocivos para la salud de la gente.

En puntos de la zona norte de la ciudad de Salto, los damnificados acumulan la basura en el centro de la calle para llamar la atención de las autoridades y cortan el tránsito vehicular como protesta para acelerar el restablecimiento de la luz y el agua potable.

Mientras esto sucede en el litoral, en Florida el director de Higiene Ambiental de la Intendencia, Daniel Dos Santos, anunció que se colocarán carteles donde se retiraron las volquetas, y que se será "riguroso con los infractores que no respeten y tiren basura en lugares prohibidos". Las volquetas retiradas se habían colocado en esos lugares porque se formaban basurales y los vecinos fueron quieren los pidieron.

"Eso no sirvió de nada ya que los vecinos llevan la basura y la tiran al costado, algo que constatan los recolectores al encontrarse el basura en la calle y las volquetas vacías. Ha ocurrido también que las incendian", informó Dos Santos a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)