MINISTERIO DEL INTERIOR

Anzalone renunció a Interior tras ser procesado sin prisión

Apeló el fallo lo que ahora se encuentra a estudio de la Justicia.

El director de Asuntos Sociales del Ministerio del Interior, Leonardo Anzalone, procesado sin prisión por la contratación de su hermana con el cargo de psicóloga —título que no revalidó en Uruguay— presentó renuncia a su cargo.

La novedad la divulgó el propio Ministerio del Interior mediante un comunicado en el que aclara que la dimisión se hizo efectiva "aunque la apelación que hiciera al fallo de primera instancia otorga un efecto suspensivo a su condena, el profesional entendió pertinente presentar su renuncia".

Asimismo, se destaca que el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, sostuvo que si la apelación le es favorable "las puertas (del Ministerio) están abiertas para su retorno".

En un discurso durante la inauguración de las salas de cuidados intermedios del CTI del Hospital Policial, Anzalone admitió que "existe un error, fue una falta administrativa sin intención dolosa".

El caso.

Anzalone fue procesado sin prisión por la jueza de 13° Turno, Ana Ruibal, por los delitos de conjunción de interés público con el privado y usurpación de título.

El acusado contrató a su hermana en un cargo relacionado con las evaluaciones y promociones de policías, entre otras funciones.

La hermana carecía del título de psicóloga en Uruguay, según el expediente judicial. Ella también fue procesada sin prisión por un delito de usurpación de título.

El auto de procesamiento de la jueza Ruibal, al que tuvo acceso El País, señala que el jerarca del Ministerio del Interior "vulneró" la transparencia de la Administración pública y sostuvo que su hermana "ejerció en forma indebida" un título.

Con respecto a la actuación del jerarca, Ruibal entendió que este se interesó en forma privada o intervino en una negociación que "es incompatible con su situación". Es decir, influyó en un contrato sin denunciar ni informar la vinculación que tenía con su hermana.

En el expediente "quedó probado" que el acusado contrató los servicios profesionales de su hermana, señala el auto de procesamiento.

Ruibal sostuvo que la conducta observada por la indagada L.A. se adecua a las disposiciones del artículo 167 del Código Penal que establece: "El que se abrogara títulos académicos y ejerciera profesiones que en su desempeño se requiere habilitación especial, será castigado con pena de multa". Este delito tiene dos modalidades de concreción: abrogarse un título académico y ejercer una profesión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)