Ganó esta vez con la mitad de los votos que conquistó en 2010 cuando perdió

Antía puso al FA a reflexionar

Para el Frente Amplio y su candidato, Darío Pérez, la derrota en Maldonado fue la más dolorosa. Para el Partido Nacional, en cambio, fue el triunfo más festejado de las elecciones del domingo. Un departamento clave, con alta visibilidad, con fuerte impacto en lo nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"A pesar de esta solos, sin un gran apoyo nacional, logramos el objetivo". Foto: R. Figueredo

Cuando el intendente electo de Maldonado, Enrique Antía, evalúa el triunfo del pasado domingo, uno de los más celebrados del Partido Nacional por la reñida votación, se remonta a la previa de las elecciones internas.

Dice que armó un equipo joven y de trabajo, que visitó más de 450 casas de familia y que se fijó metas por etapas.

La estrategia de Antía podría compararse con el pac man: al igual que el redondel amarillo va comiendo pelotitas y esquivando fantasmas para pasar de pantalla, Antía fue cosechando votos que le permitieran dejar atrás dos game over, el último en 2010 y por más de diez puntos de diferencia de su contrincante, Óscar de los Santos.

Primero fue la elección interna, en la que logró los convencionales que le permitieron ser candidato, después la nacional donde llegó a la diputación y luego la departamental que le permitió volver a un sillón que le es conocido.

"Nos fijamos etapas que no podíamos quemar porque eso nos daría la tranquilidad de que cuando llegara el momento de la elección municipal íbamos a ser bien interpretados", explicó Antía a El País.

El Partido Nacional cosechó el pasado domingo 50.144 votos, el Frente Amplio se quedó con 43.523 y el Partido Colorado con 8.023.

El intendente electo ganó la elección con la mitad de los votos que obtuvo en mayo de 2005 cuando el Partido Nacional perdió con el Frente Amplio, fuerza política que en esta ocasión ganó solo en Piriápolis (3.216 contra 2.500 del Partido Nacional) y en San Carlos (7.773 contra 7.131).

En Maldonado ciudad, Punta del Este, Garzón, Aigúa, Solís Grande y Pan de Azúcar, ganó el Partido Nacional. En algunos lugares la diferencia de votos fue mayor, como en Maldonado ciudad (3.499 votos de diferencia) o en Punta del Este (2.008).

Si bien Darío Pérez fue el candidato más votado individualmente de la elección con 30.550 votos, 2.563 más que Antía, los nacionalistas Rodrigo Blas y Martín Laventure sumaron más sufragios que los compañeros de Darío Pérez: Horacio Díaz, de Asamblea Uruguay, y Pablo Pérez, de Alianza Progresista, el sector del exintendente Óscar de los Santos.

Justamente el exintendente, que supo llevar por primera vez a la izquierda a dirigir el departamento, gobernar durante dos períodos consecutivos Maldonado y manejar un presupuesto anual de US$ 1.000 millones, quedó reducido a dos ediles.

El Partido Nacional aseguró la mayoría constitucional con 16 ediles, seis más que en el período pasado. De ellos diez responderán a Antía, cinco a Rodrigo Blás y uno a Martín Laventure. El Frente Amplio pasó de tener 17 a 13 y el Partido Colorado de cuatro a dos.

Cambio de color.

Con más de 48 horas de triunfo para unos y derrota para otros, la pregunta es ¿por qué el Partido Nacional y el ingeniero agrónomo y productor rural, de 65 años, volvieron a conquistar la Intendencia de Maldonado diez años después de despedirse de ella? En el Frente Amplio, por ahora, aseguran que están "apesadumbrados" y descartan de plano que la derrota esté vinculada a la gestión de De los Santos.

El lunes al mediodía cuando reconocieron el triunfo nacionalista, el presidente de la Mesa Política del Frente Amplio, Fernando Franco, hizo énfasis en que la fuerza está "de pie" y "con la cabeza erguida" por haber "dado batalla con la gente y en el calle".

"Nos llamaremos a un tiempo de reflexión y autocrítica para ver qué pasó y qué tenemos que ajustar. Con la herida abierta no podemos empezar a hacer análisis porque tal vez no sean los más acertados", indicó.

Dirigentes frenteamplistas dicen que "no se trata de salir a buscar una cabeza" pero ya empiezan a circular facturas.

Hay quienes asumen "errores" pero no los catalogan como "determinantes" y afirman que a la elección la definió el apoyo del Partido Colorado al Partido Nacional.

El candidato más votado, dijo que en los próximos días hará pública una carta y adelantó que continuará adelante "para defender el proyecto de departamento" donde viven sus hijos.

"Tenemos la más absoluta paz interior de haber trabajado y haber dejado todo lo que pudimos en la calle; nos habrá faltado más o menos inteligencia, o más o menos comunicación para llegar a la gente, pero dimos todo lo que teníamos para dar", afirmó.

El operador político del Frente Líber Seregni, Esteban Valenti, consideró que en el caso de Maldonado "hay que hacer un análisis profundo y riguroso". "El rigor autocrítico debe ser proporcional a la importancia de ese gobierno. Me incluyo en ese análisis crítico", afirmó.

La presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, en cambio, se limitó a reconocer que era una de las derrotas más dolorosas, pero pateó la autocrítica para adelante.

"Se elaborará un análisis en el próximo Plenario (que aún no tiene fecha fijada)", comentó Xavier.

Para Antía, en cambio, no hay dudas. La victoria se logró con la estrategia trazada y porque los fernandinos "vieron el fracaso" del gobierno frenteamplista en Maldonado del cual, asegura, son responsables todos los candidatos que estaban en carrera por la coalición de izquierda.

"En nuestro grupo político nosotros propusimos soluciones, hicimos propuestas de futuro, presentamos un grupo político renovado, con gente de trabajo y generamos confianza. Hicimos mucho trabajo de barrio y de base, intenso y de muchos meses. Esto hizo generar una ola que a pesar de estar solos, sin un gran apoyo nacional, logramos el objetivo", afirmó el intendente electo.

Antía, comentó que llamará al diputado Darío Pérez para reunirse: será el opositor con mayo apoyo popular y cree importante recibir sus sugerencias. Dijo que gobernará con los mejores y reconoció que algunos están en otros partidos políticos.

Transición: apretón de manos le dio el inicio.


El intendente electo de Maldonado, Enrique Antía, se reunió en la mañana de ayer con Susana Hernández, quien hasta junio ocupará su sillón. La idea era empezar a preparar la transición. "No podemos perder tiempo", comentó a El País Antía y reconoció que ya está armando el equipo que lo acompañará aunque prefirió no dar nombres aún. Antía dice tener certeza que encontrará "un agujero negro" en las cuentas municipales y que "irá a fondo" en el área económica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)