PARA TODAS LAS ESTACIONES SI NO LLUEVE

200 años montando en chiva

En Canelones presentaron las actividades para la celebración del bicentenario universal.

Si no puede ver el contenido haga click aquí

Como casi todos los inventos, el de la bicicleta ha sido adjudicado alguna vez a Leonardo Da Vinci, pero la celebración mundial recuerda que fue el alemán Karl Von Drais quien la creó hace 200 años.

En Uruguay, el lanzamiento de las actividades por el bicentenario se cumplió ayer en Canelones, en la Sala "Daniel Muñoz" del Palacio Municipal. Todas se desarrollarán durante los días 10, 11 y 12 de junio en la capital canaria.

El próximo sábado será la inauguración de una muestra histórica en la Sala Lumière (Batlle y Ordóñez 621). Allí estarán expuestas fotografías y reseñas históricas y antiguas bicicletas.

Para la mañana del domingo 11, el colectivo de ciclistas Von Drais convoca —a todos los que lo deseen— a una bicicleteada que saldrá de la Plaza de Deportes "Raúl Legnani" y recorrerá algunos barrios de la ciudad hasta llegar a las inmediaciones del Estadio Eduardo Martínez Monegal, en donde será descubierto un monumento en homenaje a Karl Von Drais, quien en 1817 denominó a su bicicleta "máquina andante", "máquina de correr" (laufmaschine) o "draisiana".

Oficialmente, sin embargo, la obra será inaugurada el lunes 12 de junio a las 11:30 horas, acto al cual concurrirá el embajador de Alemania en Uruguay, Ingo von Vo.

Se trata de una pieza de madera y sin pedales, copia de la original, realizada por personal de la Intendencia de Canelones.

Impulsores.

El grupo Von Drais hace recorridas abiertas en bicicleta desde hace diez años, en los meses de octubre noviembre y diciembre.

Su secretario, Armando Bentancort, sostuvo ayer en el acto de lanzamiento de actividades que en estas fechas de los festejos impulsados por su grupo, y de aquí en adelante, "se debe hacer algo y unir a todo el ciclismo".

Durante el próximo fin de semana, la Federación Ciclista Uruguaya (FCU) —presidida por Federico Moreira— se plegará justamente a las celebraciones y brindará su congreso anual, también en la Sala Lumière, con ciclistas nacionales y múltiples autoridades.

Karl Von Drais es homenajeado como el inventor de la bicicleta puesto que sus intervenciones sobre modelos anteriores derivó en un vehículo apto para desplazarse a mayor velocidad que caminando.

En pocas palabras, les añadió la dirección o el manubrio que permitía dirigir la rueda delantera, que estaba suelta.

Es verdad que Leonardo da Vinci dejó en el siglo XV los papeles con un diseño pionero, abuelo de la bicicleta, pero su aparato no pasó de eso porque carecía de dirección y la rueda delantera no podía moverse.

De todos modos es justo recordar que su invento presentaba ya dos ruedas iguales, un asiento y pedales, mientras que la tracción estaba pensado que se dirigiera mediante una polea a la rueda trasera.

En 1790, aunque investigaciones recientes lo ponen en duda, el francés Comte De Sivrac habría imaginado por su parte un antecedente o padre de la bicicleta, llamado celífero, compuesto por dos ruedas (fijas) de distinto diámetro, agregadas a un bastidor de madera que solo podía impulsarse hacia delante con los pies.

A puro pedal.

En la cronología de la bicicleta no son pocas las otras fechas a tener en cuenta previamente a la aparición de los tándems con dos ciclistas o los "trenes" para 40 ciclistas, un récord mundial construido en 1984 en Queanbeyan, Nueva Gales del Sur, Australia.

Aunque uno solo conduce y hace los cambios, en estos birrodados todos deben pedalear, algo que ahora cualquiera realiza sin pensar en la historia.

En 1839 fue el escocés Kirkpatrick Mac Millan quien inventó los pedales, unidos con palancas a los ejes de la rueda trasera. En 1842, el herrero francés Pierre Michaux añadió los pedales a la rueda delantera (más grande que la trasera), en una bici denominada "La telaraña". En 1861, Pierre Michaux y su hijo Ernest fabricaron la primera bicicleta moderna con un cuadro de hierro, pedales y la rueda delantera también más grande que la de atrás.

Pero recién en 1885, el suizo Renold inventó la cadena, los pedales se pusieron en el centro y la tracción se desvió a la rueda trasera.

En esta época, adquirieron forma los platos dentados, con el delantero más grande que el trasero.

A pesar de la evolución, las bicicletas aún eran muy pesadas, hasta unos 40 kilogramos.

Primeros en marchar.

Hace 130 años, el inglés Thomas Stevens fue la primera persona en dar la vuelta al mundo en bicicleta. Llegó a la meta (San Francisco) en 1887. De ahí había partido el 22 de abril de 1884 y atravesó Eurasia (vía Alemania, Hungría, Constantinopla, Irán, Afganistán, India y China) hasta alcanzar Japón para luego volver a Estados Unidos.

Antes de que las bicicletas comenzaran a construirse en hierro (desde 1875), en 1868 se celebró la primera carrera documentada del mundo, en el parisino parque de St.Claude, ganada por el inglés James Moore. Se afianzaba así un deporte que desde hace tiempo cuenta con competencias celebérrimas como el Giro de Italia o el Tour de Francia, la carrera en línea por etapas más importante del mundo.

En las ciudades.

En medio de un tránsito cada vez más complejo y antes los altos índices de polución de las grandes ciudades, la fijación de bicisendas ha conquistado tanto oriente como occidente.

En el pasado mes de febrero, la inauguración en Xiamen de "The Winding Viaduct" la ubicó como la bicisenda elevada más larga del mundo.

Esta vía exclusiva permite el tránsito de 2.023 bicicletas por hora y estará abierta desde las 6:30 hasta las 22:30 horas.

La bicisenda tiene ocho kilómetros de extensión y algunos puntos alcanzan los cinco metros de altura. Se espera que a fines de junio circulen por ella 3,5 millones de ciclistas.

Actualmente Montevideo cuenta con 35 kilómetros de infraestructura para uso de bicicletas, así como un sistema de bicicletas públicas, disponible únicamente en la Ciudad Vieja.

El reciente plan de nuevas obras anunciado por la Intendencia propone construir una ciclovía por el cantero central de Avenida Italia que, a través del Parque Batlle, unificará esta avenida con Bulevar Artigas y la rambla de Montevideo.

Transporte, recreación y competencias deportivas.

Las primeras imágenes cinematográficas captadas en Uruguay que tienen a los birrodados como protagonistas son de 1898. La película se titula "Carrera de bicicletas en el Velódromo de Arroyo Seco" y es de Félix Oliver. Ya sea rastreando films de este tipo, históricos, o más modernos, saliendo a los parques, a las ciclovías y bicisendas o pedaleando en esos aparatos fijos que pueden colocarse junto a la cama, no faltarán oportunidades para recordar un bicentenario que involucra desde el transporte hasta la recreación, la salud y el deporte.

Barón creativo.

Máquinas de escribir y pedales para cines.

Karl Von Drais pasó a la historia por su bicicleta (con dos ruedas dispuestas en línea) después de un viaje que hizo en ella desde el centro de Mannheim hacia Schwetzingen, el 12 de junio de 1817. Por eso esta es la fecha que se considera para las celebraciones del invento de la bicicleta.

Antes, en 1813 Drais había creado un vehículo de cuatro ruedas propulsado por pedales y luego por un cigüeñal entre las dos ruedas traseras.

Pero además de vehículos, Drais, que llegó a renunciar a su título de Barón aunque debió asumirlo por distintas presiones, también pergeñó una máquina de escribir con teclas para 25 letras, invento dedicado a su padre, que estaba afectado por baja visión.

Se cuenta asimismo que en 1829 Drais creó una máquina de escribir estenográfica para 16 letras que ya grababa en una cinta perforada. Con toda esa sensibilidad para adelantarse en el tiempo, el barón sin embargo no solo murió en la pobreza sino que jamás imaginó los últimos prototipos de bicis que producen energía solar y eólica, ni el hecho de que su máquina, complementada por aportes de otros inventores, sería usada no solo como medio de transporte, o para la competencia deportiva y la recreación familiar.

En comunidades latinoamericanas de pequeños productores, el pedaleo de la bicicleta se ha empleado para propulsar desde una licuadora destinada a producir champú hasta un molino para moler granos.

La electricidad generada por el pedaleo de varias bicicletas en manos de voluntarios también se ha usado recientemente en Uruguay para concretar la proyección de películas en festivales de cine a cielo abierto

LA BICICLETA EN EL CINE.

E.T., el extraterrestre - Steven Spielberg, 1982.

Una película que marcó a toda una generación. Es casi legendaria la escena del niño subiendo en bicicleta a la luna con el pequeño extraterrestre perdido a millones de años luz de su planeta.

Ladrones de bicicletas - Vittorio de Sica, 1948.

Ambientada en la Roma de posguerra, la historia se centra en un obrero desempleado que se rebusca pegando carteles en compañía de su bicicleta, hasta que un día la pierde...

Butch Cassidy - George Roy Hill, 1969.

Cuenta la historia de los famosos asaltantes Butch Cassidy y su compinche The Sundance Kid. Una de las escenas memorables es el paseo en bicicleta de Paul Newman con Katharine Ross.

El baño del Papa - César Charlone, 2007.

La película inspirada en hechos reales, en las expectativas de los habitantes de una ciudad del interior de Uruguay que visitó el papa Juan Pablo II, ganó el premio Mejor Guión en el Festival Internacional de Cine de Huelva (2007).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)