ESCASAS MEDIDAS PARA PREVENIR CONTAGIO

Un año en emergencia sanitaria por peligrosa afección de perros

Salto confirma 109 casos de leishmaniasis; 75 perros fueron sacrificados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comisión de Zoonosis analizará a los 200 perros que hay en Arenitas Blancas. Foto: L. Pérez

En enero de este año, el Ministerio de Salud Pública había declarado el estado de "emergencia sanitaria" en Salto, por 6 meses, debido a la presencia de leishmaniasis en más de 80 perros. En ese momento el foco había sido constatado en el barrio salteño Arenitas Blancas, pero en los últimos tiempos se ha expandido a otras zonas de la ciudad. Frente a esa situación, el Ministerio de Salud Pública decidió extender por 180 días más la emergencia sanitaria y continuar implementando el plan de acción que se había establecido a principios de año.

Esas acciones procuran actuar sobre los diferentes factores de riesgo que rodean esa enfermedad, para prevenirla y controlarla. Algunas medidas implementadas durante los pasados 6 meses fueron: informar a la población sobre la leishmaniasis, vigilar y controlar las zonas y ambientes donde son más proclives a que se desarrollen los "mosquitos" transmisores de la enfermedad, además de, entre otras cosas, promover la tenencia responsable de mascotas. Esas mismas medidas, de acuerdo al director general de salud, Jorge Quian, serán las que se aplicarán durante la segunda emergencia sanitaria que transcurrirá hasta diciembre de este año.

"El lunes iremos a Salto. No se llevarán a cabo nuevas medidas, sino que se seguirá con las mismas acciones que comenzaron en enero e intentaremos mantener circunscripta la enfermedad en ese departamento y que no se propague", explicó el director.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Zoonosis, Ciro Ferreira, sostuvo que "la enfermedad vino para quedarse. Lo importante es la vigilancia para detectar precozmente al mosquito trasmisor y a los perros enfermos".

Ferreira resaltó que "lo fundamental es evitar el contagio a los humanos".

Medidas.

En lo que va del año, según datos de la Comisión de Zoonosis, se han sacrificado a 75 perros, tarea que fue encomendada a los veterinarios "a pedido de sus dueños".

En cuanto a las castraciones, en estos 6 meses se llevaron a cabo 2.000 en el foco ubicado en Arenitas Blancas y en otras zonas del departamento. "Cuatro veces más que en el año anterior", explico Ferreira. Asimismo, a todos los perros castrados se le colocaron microchips para hacer un seguimiento y control de la enfermedad.

Pero de acuerdo al veterinario y diputado por el Partido Nacional, Gastón Cossia, las medidas que están llevando a cabo la MSP y la Comisión de Zoonosis en Salto "no son suficientes" para hacer frente a la emergencia sanitaria. Para ello, de acuerdo al experto, "se deben tomar acciones impostergables que no están incluidas en el Plan de Acción del Estado". Los puntos fundamentales que propone el veterinario consisten en realizar controles de ingreso y egreso de los perros de Salto, tanto desde la frontera con Argentina, como del resto de los departamentos del país.

"En Concordia, por ejemplo, hay leishmaniasis desde 2010 y en el puente internacional no se hace ningún control o test al ingreso o a la salida de los perros", contó Cossia.

Por otro lado, explicó que es necesario que haya un servicio asistencial veterinario gratuito para aquellas personas que no pueden pagar una clínica privada y que quieren controlar si su perro tiene o no la enfermedad. Propuso que se exonere de impuestos a los collares que contienen repelente que ahuyenta a los mosquitos.

"No puede ser que tengamos en nuestro país un departamento con emergencia sanitaria desde hace 7 meses, y que la única herramienta que hay para combatir la leishmaniasis, que es la colocación de ese collar, esté grabado con 22% de IVA", se quejó el diputado. Lo mismo, según explicó, sucede con las castraciones.

"A pesar de que algunas de ellas las está llevando a cabo la Comisión de Zoonosis de forma gratuita, al haber una campaña sanitaria, debería estar exonerada de IVA".

El director de Zoonosis explicó que en lo que va del año, se han efectuado 2.041 controles, de los cuales 109 han dado positivo; pero de acuerdo a Cossia, en Salto hay aproximadamente 30 mil perros, por lo que "muchos más canes pueden tener la enfermedad y estar contagiando a otros". Por eso remarca que "se debe identificar de una vez por todas a todos los perros de ese departamento que tienen esa enfermedad". De lo contrario, explica Cossia, la enfermedad podrá avanzar a otros departamentos, sobre todo con la llegada del verano, ya que en ese clima los transmisores de desarrollan con mayor fuerza. Esa sería la situación más peligrosa ya que aumentarían las posibilidades de contagio humano. (Producción: Pablo Melgar)

CONTAGIO Y MEDIDAS.

Mosquito trasmite la enfermedad.

La leishmaniasis es una enfermedad transmitida por un mosquito que crece en zonas húmedas y cálidas y que puede afectar tanto a perros como a seres humanos. La diferencia con respecto a los mosquitos convencionales, además de tener un tamaño mayor —mide aproximadamente 3 milímetros— radica en que el insecto es un "flebótomo", por lo que sus larvas crecen en la tierra y no en el agua. El ambiente ideal para su desarrollo son las zonas con sombra, residuos orgánicos, calor y humedad. Esos insectos transmiten tres tipos de leishmaniasis: la cutánea; la muco cutánea, y la visceral, la más grave de ellas. Todavía no se han constatado casos de humanos contagiados aunque no se descarta.

Diferentes Políticas en los países.

De acuerdo a Ciro Ferreira, en lugares donde hay una alta proporción de infectados, como por ejemplo en España, "no se aconseja el sacrificio de los perros sino que se colocan collares repelentes y se toman medidas de precaución". Pero en el caso de Uruguay de acuerdo a una recomendación de la OPS "cuando hay un foco pequeño, como en Salto, estaría indicado el sacrificio porque el foco es incipiente", según explicó. Por el contrario, Cossia establece que en varios países europeos, aquellas personas que no quieren sacrificar a sus perros, pueden realizarles tratamientos, lo que reduce en un 95% las chances de contagio. "En Uruguay las autoridades han decidido la eutanasia de los perros y no han apostado por el tratamiento", indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)