Vea La fotogalería

Un anfitrión de lujo para una voz hermosa

Caetano presenta a Teresa [*****]Con: Caetano Veloso, Teresa Cristina y Carlinhos Sete Cordas. Dónde: Auditorio Nacional Adela Reta. Cuándo: 7 y 8 de marzo (el comentario se basa en la actuación del martes 7).

Caetano en el Auditorio. Foto: Marcelo Bonjour
Caetano en el Auditorio. Foto: Marcelo Bonjour
Teresa y Veloso
Teresa y Veloso
Veloso y Teresa
Veloso y Teresa
Teresa y Carlinhos Sete Cordas, un genio musical de Niteroi
Teresa y Carlinhos Sete Cordas, un genio musical de Niteroi
Teresa, todo un descubrimiento para Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour
Teresa, todo un descubrimiento para Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour
Veloso, solo con su guitarra. Foto: Marcelo Bonjour
Veloso, solo con su guitarra. Foto: Marcelo Bonjour

No hay nada más estimulante que el gran arte. Y eso que lo estamos cambiando por tanta de esas pavadas que andan en la vuelta. Pero cuando uno se enfrenta a un espectáculo del nivel del que ofrecieron Caetano Veloso, Teresa Cristina y Carlinhos Sete Cordas, el martes y el miércoles en el Auditorio Adela Reta, es imposible no sentirse transformado, saberse un poco mejor.

La historia de cómo se cruzaron Teresa Cristina y Caetano Veloso ya se ha repetido en estos días. Al bahiano le encantó el disco que la carioca le dedicó a la música de Cartola, el más grande sambista brasileño, aquel al que también versionó Ney Matogrosso. Le gustó tanto que le pidió a su sello estadounidense (Nonesuch) que lo publicará en Estados Unidos. A cambio ofreció salir de gira para promocionarlo.

Fue una suerte porque lo que brindaron Teresa Cristina y su mentor y anfitrión de la noche, Caetano Veloso, en sus dos días en el Auditorio Adela Reta fue de tal calidad musical que es muy probable que aguante hasta diciembre como uno de los espectáculos del año.

El show, que rondó las dos horas, está dividido en tres partes. En la primera Teresa Cristina repasa su disco dedicado a Cartola acompañada por Carlinhos Sete Cordas, una guitarrista de Niteroi. Teresa resultó, como quedaba claro en el disco, una cantante extraordinaria en una tradición bien brasilera, sí, pero que también tiene la influencia de aquellas negras portentosas como Nina Simone o Ella Fitzgerald. Es histriónica en dosis justas, tiene una simpatía tímida y canta con una cadencia seductora. Lo que hace Carlinhos Sete Cordas es tan genial y sorprendente que aporta un tercio de lo bueno que está el show. Sin él no hubiera sido lo mismo.

El generoso tramo del medio del espectáculo es para Veloso acompañado por su guitarra. Así, el bahiano -que sigue generando un cariño grande en sus seguidores locales, tiene 74 años y está girando por todo el mundo con este espectáculo- paseó por todo su repertorio en arreglos juguetones e imaginativos que lo mostraron en todo su potencial como intérprete.

Su set lo empezó con “Luz de sol” y lo cerró con “Sozinho”, tremendo clásico. En el medio repasó canciones de todas sus épocas algunas de las conocidas y otras de las que no lo son tanto. Mezcló música brasileña, tropicalismo, experimentación y sicodelia con versiones deslumbrantes, por nombrar solo, de “Cucurrucucu Paloma” y “Un indio”.

Dio un espectáculo maravilloso. Hizo lo que quiso con su voz y ese carisma escénico tan suyo y tan medido sorteando incluso unas breves complicaciones con un audio que, por otra parte, se escuchó nítido y fuerte. Ver a Veloso siempre es una experiencia trascendental: es la oportunidad de disfrutar ahí nomás de uno de los más grandes músicos del mundo.

En la última parte, Teresa y Carlinhos Sete Cordas se sumaron en plan amigos y hubo otro rato de canciones de Veloso. La combinación funciona y uno agradece -esos juegos de guitarra, ese cariño mutuo que se muestran los tres en escena- con ese susurro que se vuelve coro que corresponde para acompañar las canciones en estos acontecimientos tan delicados.

Después vino la ovación. Y todos nos fuimos sintiéndonos como una versión mejorada de nosotros mismos. Caetano siempre sabe cómo hacernos eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)