Tensa asamblea de cuatro horas apuntó al Sindicato Médico

Anestesistas y cirujanos van al paro; afectarán mil operaciones

La Sociedad Anestésico-Quirúrgica (SAQ), integrada por 1.400 cirujanos y 345 anestesistas, resolvió anoche, luego de una tensa asamblea de cuatro horas, fijar un paro a nivel nacional de cinco días, del 23 al 28 de noviembre, que afectará unas mil operaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La asamblea dejó en clara evidencia que están en guerra con el Sindicato Médico. Foto: M. Bonjour

La medida fue aprobada por 152 votos, hubo solo dos en contra y tres abstenciones. Estos paros se suman a otros de tres días realizados la semana pasada y que impidieron la realización de unas 600 intervenciones quirúrgicas. En los futuros paros, al igual que en los anteriores, no se afectarán las operaciones de urgencias, emergencias y pacientes oncológicos.

Los profesionales buscan con la medida de fuerza que el gobierno ceda y los reconozca como un gremio independiente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), con el que están enfrentados. Los cirujanos y anestesistas no admiten que el SMU los represente en las negociaciones salariales que se desarrollan ante los ministerios de Salud Pública y Trabajo.

Anoche, la asamblea dejó en clara evidencia que están en guerra con el Sindicato Médico, el que fue calificado como “amarillista” por uno de los profesionales que pidió la palabra. Uno de los agremiados planteó que el presidente del SMU, Julio Trostchansky, debía ser expulsado del SAQ, no obstante, eso no prosperó como moción.

Los gremialistas también apuntaron sus baterías contra el gobierno. Señalaron que les genera desconfianza que el expresidente del SMU, Martín Ravella, sea asesor del ministro de Salud Pública, Jorge Basso. Entienden que las posiciones del SMU y el gobierno son similares y están dirigidas a perjudicarlos. Además de pedir protagonismo en la negociación, los cirujanos y anestesistas rechazan que sus cargos se conviertan en “alta dedicación”.

Para el ministro Basso, ello responde a que algunos perciben salarios de hasta 20.000 dólares por mes, por lo que, con los cambios propuestos, perderán dinero. “Tenemos como objetivo establecer los cargos de alta dedicación, por lo cual más de 66% de estos médicos mejorarían sus retribuciones; pero obviamente hay un grupo menor que representa al 10% y que son los que ganan muy por encima”, dijo Basso. Las SAQ respondieron anoche que el 50% de los anestesistas cobran “algo más de cien mil pesos”, mientras que el resto “ronda los 100.000 y 200.000 pesos”. Agregaron que otros profesionales, como los neumólogos, ganan más dinero que ellos. Se propuso que aquellos profesionales que también están afiliados al SMU renuncien, lo cual se pondrá a consideración en una futura asamblea.

Antes de la asamblea y a través de un remitido público, la SAQ debió retractarse de lo afirmado en un e-mail enviado a varios contactos desde la casilla institucional del gremio, que sugería actos de corrupción y simulación de amenazas por parte del presidente del Sindicato Médico. El caso terminó en la Justicia, que dio la razón al denunciante y obligó al gremio a pedir disculpas públicamente por hacer circular la versión difamatoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)