El albacea informó que están a favor de la explotación actual

Anchorena: la familia no reclama

El albacea de la sucesión del barón Aarón de Anchorena, Juan María de Anchorena, negó un eventual reclamo de la familia al Estado uruguayo por el uso que se le da actualmente al Parque Anchorena con una explotación agropecuaria en parte del predio, al afirmar que el donante expresó en su testamento que podría dedicarse a "fines educacionales, deportivos u otros de interés general".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El 6 de noviembre de 1963 la estancia fue donada para fundar Parque Nacional. Foto: Presidencia.

En una nota enviada a El País, el albacea del propietario original del Parque Anchorena pide que se le llame por ese nombre y no "Estancia presidencial", "Quinta presidencial" o "Establecimiento agropecuario Anchorena".

La posibilidad de un reclamo de la familia Anchorena había quedado expuesta durante la discusión del Presupuesto en la Cámara de Representantes, donde el diputado nacionalista Gustavo Penadés advirtió a los representantes del Poder Ejecutivo sobre esa posibilidad de pedir la revocación de la donación al Estado ante el giro de explotación agropecuaria que se le había dado a una parte del predio en el gobierno del expresidente José Mujica.

"Dentro de la finalidad de interés particular el donante en vida me manifestó que se refería a la conveniencia de continuar la explotación agropecuaria existente a esa fecha con el fin de contribuir con los gastos del mantenimiento del legado", expresa el albacea en su nota.

"Niego enfáticamente el interés de los descendientes del otro sucesor universal y el mío propio de estar interesados en la retrocesión de la donación efectuada a favor del Estado", agrega. Dijo que todos los jefes de Estado desde que la Presidencia se hizo cargo del legado "han informado al suscripto al asumir sus funciones los proyectos y cursos de acción de la explotación". Pero precisó que nunca ha recibido resultado financiero alguno sobre la actividad agropecuaria del lugar.

Un informe de la Auditoría fue en 2012 muy crítico con la falta de controles en el manejo del establecimiento.

La superficie total del Parque Anchorena donada al Estado es de 1.450 hectáreas, de las cuales 500 hectáreas se conservan en el estado actual por expresa petición del donante. En el Presupuesto se establecen algunas regulaciones para la actividad agropecuaria del lugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)