VEA LA FOTOGALERÍA

Pagó para ganar, pero perdió

La División Portland de Ancap pagó US$ 7 millones pero sigue el déficit; Cosse busca ahora otro plan de negocios. En sesión histórica, por otro lado, el FA levantó el receso parlamentario.

Pasada las 21 horas, los 50 legisladores del FA levantaron el receso. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
  •  
DANIEL ISGLEAS02 ene 2016

la División Portland de Ancap lleva abonados desde 2010 casi US$ 7 millones en una consultoría de mejora de gestión; sin embargo, sus resultados operativos de los últimos tres años muestran decenas de millones de dólares de pérdida. Esto se da en contraposición a los números de su competidor privado, la empresa Cemento Artigas, que en el último año tuvo ganancias por US$ 30 millones.

La información se conoció en las primeras horas del nuevo año, el mismo día en que el plenario de Diputados levantó el receso para discutir desde las 10 horas de hoy sábado 2 el proyecto de capitalización de Ancap.

En estos días, la ministra de Industria, Carolina Cosse, anunció en el Senado, poco antes de ser tratado el proyecto de capitalización del ente petrolero, que el gobierno se propone reestructurar el negocio del Portland. Y dijo que para ello iba a convocar a las facultades de Ciencias y de Ingeniería para implementar un proyecto de mejora de gestión.

El gobierno actuará de esa forma porque los resultados de la consultora Axiona contratada en forma directa a partir de 2010 no han sido satisfactorios. Eso es lo que intenta averiguar el senador nacionalista Alvaro Delgado con un pedido de informes al Ministerio Industria que presentará en estos días.

El negocio del cemento Portland en manos de Ancap arrojó pérdidas por US$ 60 millones entre los años 2005 y 2010, y de US$ 123 millones desde ese año, según los datos que surgen de la memoria del ente.

De acuerdo con el plan estratégico de Ancap aprobado en 2007, cuando todavía presidía el ente el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, se definió la reconversión industrial y comercial de la División Portland. Entonces se invirtieron US$ 113 millones en la planta de Minas y US$ 129 millones en la de Paysandú, totalizando US$ 251 millones.

Pero hay otros US$ 230 millones de inversión pendiente en el negocio del cemento Portland: US$ 140 millones para la planta de Minas y otros US$ 90 millones en la sanducera.

Además, en la Memoria 2014 figura que entre 2005 y 2014 la producción de ambas plantas, con los US$ 251 millones que se llevan invertidos, casi no tuvo variaciones: en 2005 la División produjo en ambas plantas 352.996 toneladas, y en 2014 fue apenas superior con 367.840 toneladas.

En su comparecencia ante la comisión de Industria del Senado donde explicó el proceso de capitalización para Ancap, el ministro de Economía, Danilo Astori, sostuvo la semana pasada que el principal competidor de Cementos del Plata de Ancap en la producción de portland, la empresa Cemento Artigas, dio utilidades por US$ 30 millones en el último ejercicio.

En 2013 la División Portland de Ancap perdió US$ 33 millones, en 2014 tuvo resultado negativo por US$ 30 millones, en tanto a junio de 2015 las pérdidas sumaban US$ 20 millones.

Ahora el senador Delgado se propone conocer en su pedido de informes los resultados del trabajo de la consultora contratada en 2010. "Queremos saber cómo se contrató, por qué se hizo en forma directa, a quiénes capacitó, los objetivos, las evaluaciones de esa capacitación y cuáles son los proyectos de cambio", dijo el senador a El País.

"Además nos llama la atención que ahora la ministra Cosse diga que se va a hacer otro proyecto de reestructura del negocio del cemento", añadió Delgado. Recordó que "hay más inversión y las pérdidas siguen. Y todavía falta casi el doble de inversión".

El negocio del cemento Portland en manos de Ancap ha sido uno de los doce temas analizados por la comisión investigadora del Senado, que cerró sus sesiones el 18 de diciembre pasado y que en febrero entregará los informes.

Cuando asistió a la comisión el presidente de Ancap, José Coya, admitió que "la situación actual del negocio de cemento sigue siendo deficitaria". Para Coya, "el peor momento" de las plantas se dio en 2013 cuando el negocio arrojó déficit por US$ 33 millones.

Y brindó números: dijo que en 2015 "estamos previendo un déficit menor al del año pasado —que fue de alrededor de US$ 29 millones— pero bastante elevado, es decir del orden de los US$ 22 millones".

Otro de los grandes problemas que explican el déficit general de la empresa es el mal cálculo de las inversiones proyectadas en el año 2007. Las inversiones en la planta desulfurizadora de La Teja, las de cemento en Paysandú y Minas, y la de cal de Treinta y Tres demandaron US$ 539 millones más de lo proyectado.

Además de los costos mencionados respecto a la División Portland, en la planta de cal de Treinta y Tres se proyectó invertir US$ 45 millones, pero lleva ya invertidos US$ 120 millones, y el plan original de la desulfurizadora por US$ 90 millones, trepó hasta los US$ 421 millones.

Malán se fue volando.

Esta madrugada, en el vuelo de Copa Airlines que decoló de Carrasco a la 1.30 horas, el diputado 50 del Frente Amplio, el socialista Enzo Malán, regresó a Cuba para seguir sus vacaciones. En la isla lo espera su esposa. Estaba bastante nostálgico anoche porque recibió en soledad el año 2016 en Montevideo, aunque se mostró muy sonriente en una selfie con su compañero de bancada José Carlos Mahía, de Asamblea Uruguay.

Con el voto 50 sancionan hoy la ley para Ancap.

Anoche Enzo Malán completó la bancada del Frente Amplio y con su voto levantó el receso parlamentario y convocó para hoy a la hora 10 a la Cámara de Diputados para sancionar la ley de capitalización de Ancap.

Ningún legislador de la oposición se hizo presente en la insólita sesión. De la oposición solo estaba Eduardo Rubio, de Unidad Popular, que aprovechó para criticar cómo el Frente Amplio había procesado las convocatorias de estas sesiones.

La cámara aprobó varias licencias para enero y febrero. Entre ellas la de Malán hasta el 9 de enero, y que volvió de inmediato a Cuba. Desde que entró a sala, el diputado fue la referencia. Muchos lo abrazaron y otros colegas del FA se sacaban selfies con él que subían de inmediato a las redes. A las 21.04 horas se votó el levantamiento del receso por 50 en 50.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.