Mónica Xavier

"En Ancap hay que admitir errores; no hace mal a nadie"

Nacida en un hogar socialista, la senadora y expresidenta del Frente Amplio Mónica Xavier es, junto al exministro Daniel Olesker, candidata a ocupar la secretaría general del PS.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Los debates por las redes sociales no le hacen bien al Partido Socialista". Foto: F. Ponzetto

Entiende que su mayor desafío es lograr la unidad de ese partido y terminar con las polémicas públicas entre la corriente de los renovadores y los garganistas. Con respecto al Frente Amplio, Xavier entiende necesaria una autocrítica por el déficit de US$ 800 millones en Ancap y es partidaria de explicar los “errores” cometidos por la administración de izquierda.

—Analistas políticos entienden que el Frente Amplio dejó "solo" al presidente Tabaré Vázquez. ¿Faltó respaldo?

—Creo que tienen bastante de razón, era un año difícil y había que explicarle mucho a los ciudadanos que las condiciones habían cambiado, no porque como dice la derecha había sido un lecho de rosas los primeros 10 años. La incertidumbre en el mundo hoy es absoluta, porque a la crisis de Estados Unidos se suma la desaceleración de China. Creo que la gente no ha entendido y que es nuestro deber explicar este nivel de incertidumbre. Después de una década de crecimiento hay que ser muy claro en explicar que tenemos que tener cautela, pero no estamos jugando al achique. Naturalmente en el Presupuesto siempre hay una mayor conflictividad y no le tememos al conflicto. Hubo dificultades para interpretar el ajuste de la realidad y las decisiones del gobierno, porque se veía con cierto resquemor que el Presupuesto fuera a dos años. Se generó malestar y la derecha medra porque le sirve aumentar ese nivel de disconformidad, para que la población diga: "son todos iguales". Por eso, estoy muy contenta con esta visita de Vázquez a Artigas, que se vio afectada por estas terribles inundaciones, y me parece un buen gesto el dar la cara y conversar.

—Las encuestas hablan de una aprobación del 30% al gobierno. ¿A qué se debe el descontento de la gente?

—Asumo que hay una sensación de malestar y sin duda creo que obedece a lo que venía diciendo. Me parece que no hay aún una cabal noción del grado de incertidumbre en el mundo con relación a toda la situación económica. También hay un movimiento sindical que en su conjunto ha sentido que no se le ha dado satisfacción a la totalidad de sus reclamos y allí nosotros siempre lo decimos: hay que tener el mejor diálogo con las fuerzas sociales que proponen transformaciones y son aliados de un proceso en que hay independencia, pero no indiferencia. No hemos tenido un año de buena sintonía y creo que el objetivo es recuperar un nivel de interlocución real, porque no es que no haya habido diálogo pero el teléfono está un poco descompuesto. Tanto entre el gobierno y el Pit-Cnt, como entre el gobierno y las bancadas, donde ha faltado diálogo y síntesis.

—¿Cuánto pesa Ancap en ese malestar de la ciudadanía?

—Hay necesidad de conocer más lo que ha ocurrido y lo vamos a empezar a hacer estos días con el conjunto de los compañeros que formaron parte de la Comisión Investigadora del Senado. Creo que después, con una posición discutida por el conjunto de la bancada, deberemos encarar el diálogo con la ciudadanía para trasladar los hechos como han sido.

—¿Fue un desacierto la polémica que protagonizaron José Mujica y Danilo Astori por el déficit de Ancap?

—Me parece que el Frente tiene multiplicidad de organismos como para plantear nuestras diferencias, matices y reflexiones. Hacer públicas nuestras valoraciones no es la mejor forma de solucionar nuestros problemas.

—¿El Frente debe hacer autocrítica por el déficit de Ancap?

—Siempre hay que hacer autocrítica, el que crea que no se va a equivocar empieza por equivocarse. El hecho de tener la necesidad de una capitalización de esta naturaleza implica que hubo cosas que no salieron como se pensaba y entonces de eso se trata. Hay que explicarle a la gente que esto no fue porque se llenaron los bolsillos de algunos, sino porque hubo determinadas circunstancias, en el acierto o en el error. También hay que hablar de las cosas que se hicieron bien, porque no me cabe duda que las inversiones en sí mismas las necesitábamos, era impensable seguir con el porcentaje de azufre que tenían las naftas.

—¿El Frente pagará un costo político por Ancap?

—Espero que no, espero que ante la dificultad se entienda que hay que redoblar esfuerzos para explicarle a la gente que no hubo ilícitos y hay que reconocer en los casos que así sean, los errores, que no le hace mal a nadie. No le hace mal a nadie reconocer errores; al contrario, nos fortalece.

—El vicepresidente Raúl Sendic dijo que lo quieren "hundir" políticamente dentro y fuera del Frente.¿Es así?

—Yo veo que la derecha ya largó la campaña electoral y que sin duda todo lo que puedan ser tiros al gobierno o a las figuras de recambio lo está haciendo. Pero no creo que dentro de la fuerza política sea la intención hacer daño a ningún compañero.

—El exministro de Economía Fernando Lorenzo vio frustrada su carrera política después de Pluna. ¿Con lo de Ancap Sendic queda fuera de juego?

—Habrá que verlo, pero sin duda estas cosas afectan, afectan la credibilidad en la gente y también a los individuos.

—¿Qué cambiaría del Partido Socialista?

—Los debates fuera de los ámbitos orgánicos, porque el partido es un partido sumamente discutidor, pero ha pasado de la discusión orgánica a la exposición pública y eso no le hace bien a la dilucidación de los temas y tampoco a los compañeros.

Dirigentes renovadores dicen que su contrincante, Daniel Olesker, es más comunista que socialista. ¿Comparte esa afirmación?

—No comparto ese tipo de caracterizaciones; con los compañeros puedo tener diferencias, pero no simplifico.

¿Hay infantilismos de izquierda dentro del Partido Socialista como dijo el jerarca de la OPP Pedro Apezteguía?

—Es un fenómeno que siempre acompaña en mayor o menor grado a las izquierdas, lamentablemente. Es parte de la discusión que debemos dar.

Olesker dice que gane quien gane la secretaría general del PS se deben adoptar medidas para aumentar impuestos y regular precios de alimentos. ¿Llevaría adelante esto?

—El bagaje del PS trasciende lo resuelto en este último Congreso. Acá nadie puede desconocer el marco de definiciones aprobadas, que no son solo las del último Congreso, sino un conjunto de definiciones. A las propuestas hay que llevarlas al Frente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)