inn content para rexona

Un amor de música ligera

Tres fanáticos uruguayos cuentan su historia con soda Stereo y opinan sobre Sep7imo Día- No descansaré, el nuevo espectáculo delCirque du Soleil inspirado en la banda.

Si bien pertenece a una nueva generación, a Victor Ruiz la música de Soda le llega como si viviera en los 80.
Si bien pertenece a una nueva generación, a Victor Ruiz la música de Soda le llega como si viviera en los 80.
Los remixes de Ariel Perazzoli llegaron hasta Cerati, quién lo felicitó personalmente por sus versiones.
Los remixes de Ariel Perazzoli llegaron hasta Cerati, quién lo felicitó personalmente por sus versiones.
Guillermo conoció a la banda en un bar de Buenos Aires, antes que sacaran su primer disco.
Guillermo conoció a la banda en un bar de Buenos Aires, antes que sacaran su primer disco.

Pasaron diez años desde “Me verás volver”, la gira con la que Gustavo Cerati, Zeta Bossio y Charly Alberti se despidieron de Soda Stereo. Sin embargo el grupo está tan presente como entonces. Sép7imo día - No descansaré, el espectáculo del Cirque du Soleil basado en la música de Soda Stereo se inauguró en buenos Aires con entradas agotadas, despertando el fervor y la nostalgia de viejas y nuevas generaciones. Para avivar este entusiasmo, tres uruguayos fanáticos cuentan su historia con Soda Stereo, cómo los influyó su música y cuáles son sus expectativas sobre Sép7timo Día.

Ariel Perazzoli tiene 42 años y es DJ, músico y productor. Conoció a Soda Stereo a mediados de los 80, y su música fue una “liberación” en medio de una época complicada. Recuerda que la mezcla y las letras multi-interpretativas de temas como “Un misil en el placard” y “Sobredosis de TV”, fueron lo primero que le llamaron la atención de la banda.

Según Ariel ese sonido “teenager” evolucionó hacia algo más complejo hasta llegar a Dynamo, el disco que mejor representa a Soda Stereo. “Con ese disco Soda hizo lo que realmente quería, sin la obligación de sacar un hit para vender”, dice. Su admiración lo llevó a remixar varios temas de la banda, entre ellos “En la Ciudad de la Furia”, que sonó en los boliches de Buenos Aires y despertó la curiosidad del propio Gustavo Cerati.

En 2009, la suerte quiso que mientras Perazzolli estaba pasando música en el boliche Tequila de Punta del Este, llegara Cerati y lo pudiera conocer. “Fue como un premio para mí. Estuvimos charlando hasta después que cerró el boliche, hablando de sus discos y sus futuros proyectos, e incluso me pasó su mail personal para trabajar en remixes de su último álbum solista Fuerza Natural. Lamentablemente unos pocos meses después Cerati sufriría el ACV que lo dejaría postrado. Y ya nada sería lo mismo.

“Con la ida de Cerati el rock latino perdió un excelente compositor, una gran voz y un habilidoso guitarrista.” El trabajo de Ariel también lo llevaría a conocer a Zeta Bossio en el boliche Lotus de Montevideo. “Zeta además de músico es DJ, entonces nos presentaron. La verdad que es un fenómeno, estaba con la novia y se notó una persona muy tranquila”.

Ariel cree que Sép7timo Día es una buena oportunidad para revivir a Soda, y espera ir a verlo en las próximas semanas. Para él, es importantante que Zeta Bossio y Charly Alberti hayan participado en la producción, ya que le otorga un valor agregado al espectáculo: “Es como revivir la llama que estaba ahí”.

Una rebeldía glam. Víctor Ruiz es un joven que apenas tenía dos años cuando Soda dio su último concierto, pero eso no menguó su admiración. Conoció a la banda con 14 años, “cuando andaba en skate” y lo que más lo marcó fue la estética y el sonido distinto de la banda. “Me pareció como una rebeldía medio sensible. No era la típica rebeldía punk rock que sonaba en ese momento de mi vida sino algo mucho más glam y cercano a mí”. Hoy no puede dejar de escuchar a Soda Stereo ni un momento. “Me levanto y escucho Soda, y si no escucho a Cerati. Tengo un vinilo y me lo paso escuchando todo el día. De todas las canciones la que más me llama la atención es “Signos”.

Para Víctor la música es una vía de escape y lo ayuda a lidiar con ciertos problemas. “La música te desenchufa de todo, te lleva a otro lugar”. Una de las cosas de Soda Stereo que más le gusta es que sus canciones son bastante “dedicables”, y más de una vez le han servido como homenaje a una novia.

Como para todo fan, una de las cosas que lo angustian es saber que nunca más va a su banda en vivo, y si bien Sép7timo Día no es lo mismo, el disco con la banda sonora del espectáculo le pareció bastante interesante: “No es Soda pero suena lindo. No me lleva tanto a lo que es Soda pero me gusta”.

La banda sonora de una vida
Guillermo Varela es director de la empresa de software de Handsoft y también del portal especializado en música Yamp! Su primer contacto con Soda fue en un bar de Buenos Aires antes de que el grupo grabara su primer disco. “Se presentaron como una banda de ska. Esto fue en 1982 y yo tenía 15 años. Me gustó mucho la banda, pensé que siendo tres no iban a poder sonar sólidamente pero me sorprendieron. También me llamó la atención el look, era muy diferente a todas las bandas de ska del momento”, dice.

Guillermo convive con Soda desde su adolescencia y sus recuerdos están inevitablemente asociados a la banda. La primera vez que bailó un lento fue con “Trátame suavemente”, sus primeros shows fueron los de Soda, y su búsqueda por una identidad musical fue marcada por el álbum Signos, cuyas letras místicas lo obligaron a reflexionar. Para él, Soda era —y es— un orgullo para el rock latino: “Era una banda que, cuando estabas de viaje, realmente daba orgullo mostrar a los extranjeros, ya que generaba un sentido de pertenencia muy fuerte”.

Su condición de fan original y su trabajo le brindaron la oportunidad de conocer a los miembros de la banda en algunas oportunidades. “Recuerdo que Uruguay operaba de una manera muy particular en Cerati, porque acá no tenía que estar en modo rockstar. Yo le preguntaba por sus letras y a él no le gustaba hablar, prefería dejarlas a la libre interpretación. Lo noté como una persona tímida pero muy ubicada. Y artísticamente era muy completo, en el sentido de que estaba atento a otras disciplinas del arte y experimentaba mucho. También conocí a Charly Alberdi y Zeta Bossio, dos “cracks” y excelentes artistas, dignos de un maestro como Cerati”.

El Domingo 14 de Mayo será la última función de Séptimo Día en Buenos Aires, antes de que el espectáculo siga su gira por Córdoba, Lima y Santiago de Chile. Una excelente oportunidad para volver a vivir la Sodamanía.

Sorteo por entradas

A partir del impacto generado por el Cirque du Soleil y Soda Stereo, Rexona lanzó su nueva campaña Acróbatas Urbanos, con el objetivo de inspirar a que las personas se muevan más en su vida cotidiana y persigan aquello que los motiva.En este espíritu, la marca invita al público a participar de una promoción para ganar entradas para una función de Sép7imo Día - No Descansaré, pasaje a Buenos Aires y estadía en base doble, y así disfrutar la experiencia completa del espectáculo.

Para participar, se debe ingresar en la web de rexona, registrarse y cargar el código de cualquier producto Rexona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)