Fue citado por causa de violaciones a ddhh que se inició en 2011

Amodio quedó detenido y hoy vuelve a declarar en la Justicia

Amodio Pérez pasó la noche detenido y declarará hoy por una causa de violaciones a los derechos humanos en que estaría involucrado. Ayer declarópor la presunta falsificación de su pasaporte y la jueza ordenó que para salir del país deberá tramitar la documentación con su verdadero nombre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Declaró ayer ante la jueza Vargas luego de que Migraciones observara otro nombre a Uruguay.

Héctor Amodio Pérez, el extupamaro que regresó la semana pasada a Montevideo luego de 42 años a presentar un libro donde responde a las acusaciones de "traidor" de sus excompañeros de guerrilla, pasó la noche detenido en la Dirección de Información e Inteligencia de la Policía y hoy declarará en un Juzgado penal sobre una causa por violaciones a los derechos humanos.

Amodio Pérez fue detenido ayer sábado poco antes de la hora 11 en el hotel Sheraton por efectivos de la Dirección General de Información e Inteligencia luego de que presentara el viernes el libro Palabra de Amodio: la otra historia de los tupamaros, que relata su pasado como exguerrillero del Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros (MLN-T). Amodio Pérez es considerado por sus excompañeros de guerrilla como un "traidor" y responsable de la derrota del MLN-T.

El pedido de detención lo llevó adelante la jueza Julia Staricco, puntualmente para que Amodio Pérez declare por una causa que se encuentra en proceso y que investiga las torturas y violaciones de reclusas durante la dictadura.

En primera instancia, Amodio Pérez se resistió a ser detenido, porque para él no había nada fuera de lugar, incluso según dijo su abogado, Andrés Ojeda a El País, "Amodio no tenía nada que ocultar por eso mismo el viernes quedamos en que él iría por su voluntad ante la Justicia".

Inmediatamente después de este episodio, Amodio Pérez fue notificado de que también debería declarar ante la jueza Marcela Vargas en el juzgado de Ciudad de la Costa por la presunta falsificación de su pasaporte español. Fue así que ayer en la tarde efectivos de la Dirección de Inteligencia lo trasladaron para su posterior declaración, la cual duró más de tres horas.

Según supo El País, Amodio Pérez admitió ante la Justicia (y también lo hace en el libro que presentó) que su pasaporte, en el cual figura con el nombre de Walter Salvador Correa Barboza, se lo dieron los militares en 1973 para poder escapar del país.

"Según repite, los militares se lo dieron tiempo atrás para que se fuera del país porque en su momento peligraba su vida", dijo a El País una fuente judicial. También Amodio Pérez admitió ante la Justicia que nunca cambió su pasaporte porque tenía miedo de que lo encontraran y lo mataran.

El exguerrillero repitió, como ya lo hizo tiempo atrás, que su pasaporte con otro nombre para salir del país durante la dictadura se lo facilitó el general Esteban Cristi, en su momento al frente del Batallón Florida. Durante su declaración, Amodio Pérez dijo que no le quedó otra que venir con ese pasaporte, con el nombre que uso durante 40 años; "no podía cambiarlo y decir que en realidad era otra persona", dijo.

En las dependencias judiciales se hizo presente un funcionario de migraciones quien constató que el actual pasaporte de residencia española es correcto y que no tiene ninguna anomalía, más allá de que se sabe que su identidad es falsa. "El documento en sí es legítimo", informaron a El País. La Justicia también pidió apoyo a la embajada de España en Uruguay para que colaborara en el tema, pero nunca hubo respuesta por ese lado.

Aunque en un primer momento, luego de la declaración, el pasaporte le fue devuelto a Amodio Pérez, más tarde la jueza Marcela Vargas dio marcha atrás y ordenó que para poder salir del país el detenido debe tramitar un nuevo pasaporte con su verdadero nombre, según informó hoy domingo El Observador.

Según declaraciones que hizo Amodio Pérez en la Justicia y a la que puedo acceder El País, dijo: "Yo a Amodio Pérez lo maté cuando me fui de Uruguay, de ahí en más hice mi vida como Walter Correa". Es así que hoy sus hijos radicados en España llevan ese mismo apellido.

Durante la indagatoria a Amodio Pérez se lo notó "visiblemente triste, con ganas de llorar, deprimido, evidentemente hay cosas que no puede terminar de decir. De repente sus ojos quedaban llorosos", admitieron fuentes allegadas al caso.

Luego de que terminara de declarar y se constatara que no había ningún elemento fuera de lugar, Amodio Pérez fue trasladado nuevamente en una camioneta blanca a la Dirección de Inteligencia, donde pasó la noche según pudo comprobar El País. Es que más allá de que el tema del pasaporte esté laudado ante la Justicia, aún quedan por saldar las declaraciones ante la jueza Staricco en relación a un expediente iniciado en el Juzgado Penal de 11° turno en 2011 por causas vinculadas a los derechos humanos en las cuales se encuentra implicado el exguerrillero.

El exjuez Federico Álvarez Petraglia es el abogado de 28 mujeres que denuncian haber sido víctimas de abuso en la dictadura. Por esta causa declararon dos militares.

Uno de ellos, Asencio Lucero, quien reconoció el abuso, dijo que Amodio le había dado información sobre sus compañeros mientras estaba preso en el Batallón Florida del Ejército, en 1972. Luego Amodio fue trasladado a Caballería y allí tomó contacto con el mayor Orosmán Pereira. "Amodio Pérez ayudó muchísimo a detener personas", declaró Pereira ante la jueza Staricco.

Tras esas declaraciones, el abogado Álvarez Petraglia analizó presentar una denuncia penal contra Amodio. En tanto, el fiscal Carlos Negro, que tomó contacto con el expediente como fiscal subrogante en diciembre de 2014, pidió el procesamiento de Lucero y mandó citar a declarar a Amodio, a su expareja la extupamara Alicia Rey, y al coronel retirado Manuel Cordero. Hasta ahora, Staricco no se ha expedido al respecto.

Según fuentes judiciales, Amodio podría ser procesado como coautor de detenciones ilegales y por su responsabilidad al suministrar información para detener a personas que luego fueron torturadas.

En tanto la jueza Staricco, al ser consultada por El País, dijo que Amodio declarará en algún momento de la jornada de hoy. Consultada sobre si iba a ir en calidad de testigo o indagado, señaló que eso "no se sabe" y que va a depender de lo que plantee la fiscalía.

Al ser consultada ayer por la noche la fiscal del caso, Estela Llorente, señaló que Amodio "está es en calidad de detenido, por lo que creo que mañana (por hoy domingo) se le va a intimar defensa", lo que indicaría que estaría en calidad de indagado.

Sobre de qué se lo va a acusar y los planteos que la fiscalía pretende hacer en el día de hoy, Llorente dijo que no iba a hacer declaraciones en ese sentido. A su vez, el abogado Ojeda dijo que tampoco tiene idea en calidad de qué estará declarando su defendido porque en ningún momento le llegó algún tipo de notificación al respecto.

Amodio Pérez concurrirá a las 15 horas al juzgado de décimo sexto turno donde prestará declaraciones.

Por su parte, la esposa del implicado, que estuvo a su lado durante la presentación del libro, quedó en Montevideo, primero en el hotel Sheraton y por la noche se traslado a otro hospedaje. Según informaron a El País, la pareja de Pérez sufrió un ataque de nervios en la tarde de ayer y tuvo que ser asistida por personal del hotel.

Ambos pensaban viajar ayer a las 16 horas con destino a España, donde está su familia y donde construyó su otra identidad. Luego de que fuera detenido por la Justicia, los planes cambiaron y tendrán que esperar que la jueza Staricco se expida en base a la declaración que brinde hoy el exguerrillero tupamaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)