POLÉMICA POR LIBRO

Amodio avala la versión de que "tupabandas" financiaron MPP

Extupamaro coincidió con libro publicado por la periodista María Urruzola.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los rehenes tupamaros liberados en 1985. Foto: AFP.

Un libro que salió a la luz la semana pasada sacudió la interna frenteamplista al afirmar que las "tupabandas" financiaron al Movimiento de Participación Popular hasta el año 2000. Para el extupamaro Héctor Amodio Pérez "no hay dudas" que lo afirmado por una fuente anónima en la publicación "Eleuterio Fernández Huidobro. Sin remordimientos" —de la periodista María Urruzola— "es verdad", algo que el sector rechaza por entender que es una campaña para desprestigiar al expresidente José Mujica.

"Lo de los asaltos de las tupabandas es totalmente cierto. Ya lo había dicho Jorge Zabalza en el libro Cero a la izquierda y yo lo dije en Código País en mi careo con (Federico) Fasano", señaló Amodio Pérez a El País. Según dijo, "los ilícitos varios" no acaban en 1998, sino que llegan hasta 2002. En la lista no solo están los asaltos, sino "secuestros en Argentina" y hasta "tráfico de drogas".

Amodio señala que este tipo de acciones eran dirigidas por la dirección del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) compuesta por 17 miembros que eran rotativos, por lo que los que llegaron a integrarla estaban en el entorno de los 30. Como "núcleo duro" del grupo identificó a Raúl "Bebe" Sendic, Jorge Manera, Julio Marenales, Fernández Huidobro, Mujica, Zabalza y Ricardo Perdomo. "Ellos fueron los que dirigieron las operaciones secretas", afirmó Amodio.

"Estaban detrás de los asaltos que tuvieron diferentes formas. En algunas bandas eran todos tupamaros, otras eran mezclas de tupas con delincuentes comunes, hubo policías mezclados también. Todo eso desembocó en ajustes de cuentas y espero que con el paso de los días si la Justicia toma cartas en el asunto se empiece a conocer", comentó Amodio, quien es señalado como un "traidor" según la historia oficial tupamara.

Amodio no se encontraba en el país cuando estos supuestos hechos sucedieron, pero dice tener la "información" de conversaciones que ha tenido con excompañeros de militancia, cuando regresó a Uruguay para contar su versión en el libro "Palabra de Amodio".

Cuando narra la historia de su fuente, al que llama "Beto", Urruzola señala que solo la banda que integró recolectó US$ 20 millones en nueve años para la organización. La fuente se quedó con US$ 3 millones que supuestamente utilizó para comprar viviendas a "compañeros" y ayudar a gente del barrio.

Para Amodio, perfectamente se puede haber recolectado esa cantidad de dinero producto de los asaltos. "No es disparatado hablar de US$ 20 millones, si solo de secuestros por la Argentina vinieron más de US$ 70 millones", afirmó.

Según contó, primero el MLN-T se financió con dinero que provenía de secuestros hechos fuera del Uruguay. Luego, en 2002, señaló que algunos extupamaros operaban con bandas que se dedicaban al tráfico de drogas. "Esto no puedo decir cómo funcionaba porque no conozco el detalle, pero tengo información. Me han dicho incluso de una casa que todavía existe donde se hacía la recepción de la droga, así que hay mucho para cortar", opinó Amodio.

"Mentira".

Marenales fue uno de los primeros en señalar como "un disparate" la versión de las tupabandas que cuenta el libro de Urruzola. "Evidentemente es un pelotazo o si alguien lo hizo, yo desconozco. Estábamos compartimentados, pero no tanto", afirmó el histórico dirigente a El País.

"Marenales sabe que todo lo que se está diciendo es verdad. Marenales lo sabe perfectamente, él formaba parte del grupo de los 17. No puede decir que ignoraba lo que pasaba, porque es mentira", señaló Amodio.

"Los que dicen que esto es una campaña contra Mujica es una excusa, porque el tema es que todo esto se sabía de antes. Lo sabían periodistas y lo sabían de la oposición también. Ahora por qué sale esto en este momento, no lo sé", señaló.

En el MPP se entiende que la publicación del libro de Urruzola es parte de una campaña para desprestigiar a Mujica, ante la posibilidad de que se presente como candidato en el 2019. Para contrarrestar estas acusaciones, el sector realiza una campaña en redes sociales bajo la consigna "Guambia con el enchastre" donde se burlan del contenido del libro sobre Fernández Huidobro.

"Jorge Zabalza es la fuente".

"Tengo la certeza de que el que habló fue Jorge Zabalza, porque coincide lo que dijo ahora con lo que dijo anteriormente. Participó de la dirección y de muchos atracos. Ese es el tema, por eso cuenta solo la mitad, la parte que no lo perjudica", señaló el extupamaro Héctor Amodio Pérez a El País. La fuente anónima a la que la periodista María Urruzola llama "Beto" es descripta como un "hombre pulcro, agradable, de sonrisa fácil, y mirada pícara. Anarquista y revolucionario".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)