LA JUGADA DE TABARÉ VÁZQUEZ

Alternativa de los blancos al ajuste ahorra US$ 500:

El proyecto de Rendición de Cuentas se presenta hoy en el Parlamento.

Hoy entraría al Parlamento el proyecto de Rendición de Cuentas, de unos 200 artículos, y donde se dispone el ajuste fiscal buscando US$ 500 millones que sirvan para bajar el déficit en un punto del Producto Interno Bruto (PIB). El Partido Nacional hizo una propuesta alternativa que también rinde US$ 500 millones y pasa por una reducción fuerte del gasto en el Estado.

Formalmente se le dará ingreso a la Rendición el próximo lunes 20 en una sesión extraordinaria fijada para la hora 14. La iniciativa del Poder Ejecutivo incluye el incremento del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a partir de los $ 50.100, la rebaja de dos puntos de IVA para las compras con tarjetas de crédito y la eliminación de deducciones de los fictos patronales. Además se postergan $ 2.834 millones de partidas destinadas a la educación pública y el INAU, lo que preocupa al Frente Amplio.

Por su parte, el Partido Nacional ajusta los detalles de una propuesta alternativa a la Rendición que permitirá obtener US$ 500 millones sin la necesidad de recurrir a la suba del IRPF como propone el ministro de Economía, Danilo Astori. En esta iniciativa trabaja la economista Azucena Arbeleche.

El senador Luis Lacalle Pou (Todos) propuso un ajuste de las cuentas públicas como forma de disminuir el déficit. Por ejemplo planteó no cubrir el 50% de las vacantes anuales en el Estado y la disminución de los contratos públicos. Recordó que eran unos 15.000 a fines de 2014 entre adjuntos a ministros y asesores.

"Se calcula un monto estimado de US$ 80 millones al año por la no reposición de estas vacantes; nuestro equipo de técnicos habla de que llegaríamos a un ahorro anual, a final del período, de US$ 400 millones", dijo Lacalle Pou en su audición semanal que se emite por varias radios.

En lo que hace a los gastos de funcionamiento, el senador blanco propuso "una mejora de gestión del 11%, lo que generaría un ahorro de US$ 120 millones". Acerca de las empresas públicas, Lacalle Pou dijo que de un presupuesto total de casi US$ 8.000 millones "si se ahorrara un 4,5% del total, podemos llegar a tener unos US$ 360 millones".

El Partido Nacional pretende bajar 10% los bienes de consumo que utiliza el Estado (desde detergentes hasta artículos para computadoras), lo que implica un ahorro de US$ 33 millones. Además quiere recortar servicios no personales como viajes y viáticos y contrataciones de técnicos, esto suponen US$ 66 millones, informó el senador nacionalista Luis Alberto Heber el miércoles en el programa Código País de canal 12.

Lacalle Pou dijo que no está de acuerdo en que "ante la mala gestión, la ineficiencia y el despilfarro, es ¡tú ajustas! Ahora, ¿yo ajusto? ¿El gobierno ajusta? Porque por ahí dice que son chauchas y palitos lo que se podría ajustar".

"¿Antel Arena importa o no importa? ¡Obviamente que no alcanza a llenar el agujero! Pero es importante lo que hace un gesto, hasta el propio avión que el presidente quiere comprar sería un acto de austeridad republicana, un gesto de que si la cosa está mal, que si la economía se enlenteció, que el ajuste primero lo haga el gobierno, los políticos, que el ajuste primero lo haga el Estado, y si no queda otra después del esfuerzo veremos qué es lo que hay que hacer", razonó. Lacalle Pou concluyó que el gobierno "empieza por la más fácil, por no emprolijar la gestión, por no hacer una gestión excelente, por no ver dónde se puede recortar el aparato político".

Achique.

El diputado Alfredo Asti (Asamblea Uruguay) cuestionó la propuesta alternativa de Lacalle Pou. "Es una consigna casi habitual del Partido Nacional, de muchos años estar proponiendo siempre achicar al Estado", dijo el diputado frenteamplista a El País.

Según Asti, el proyecto de Rendición del gobierno "acota el gasto del Estado dentro de un margen restrictivo del gasto público", dado que el 70% del gasto es endógeno y ya está signado por la Constitución, leyes anteriores y compromisos asumidos de que no se recortará recursos a las prioridades.

Entre los gastos que el gobierno se comprometió a no tocar están $ 2.595 millones. En esa bolsa están $ 822 millones para el Sistema Nacional Integrado de Cuidados, $ 1.317 millones para cumplir con los compromisos de incrementos salariales en la ANEP, y $ 356 millones destinados al Ministerio del Interior para mejorar la seguridad. Se mantiene el 88% del aumento comprometido para el bienio.

Después de la reunión con el Secretariado del Frente, el presidente Vázquez se comprometió a no postergar $ 130 millones destinados a ciencia y tecnología ($ 100 millones para la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, $ 20 millones para el Instituto Pasteur, $ 12 millones para el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas y $ 5 millones para el Cudim). También se aseguraron $ 40 millones para el Poder Judicial para la implementación del Código del Proceso Penal y los recursos necesarios para la instrumentación del nuevo Código Aduanero y el cambio de régimen de trabajo de la Corte Electoral.

Asti: "Tendrán que hablar con Vázquez".

El ajuste fiscal, que el ministro de Economía, Danilo Astori, llama "consolidación fiscal", fue cerrado en una reunión del presidente Tabaré Vázquez con el Secretariado del Frente Amplio. A tan solo 14 días de ese acuerdo, sellado con una foto en la residencia de Suárez y Reyes, legisladores de todos los sectores (salvo el Frente Líber Seregni, de Astori) pretenden que se vuelva a abrir la discusión sobre la postergación de gastos en la educación pública. Se teme que no se cumpla con el 6% del PIB para la educación. El diputado Alfredo Asti (Asamblea Uruguay/FLS) dijo a El País que el proyecto tendrá "un articulado medio", es decir menos de 200 artículos. "Hay Rendiciones de Cuenta de alrededor de 500 artículos, por eso digo que tiene un articulado medio", afirmó. Según Asti, la exposición de motivos "será contundente" y contendrá "un análisis profundo de la situación del país". Consultado sobre la preocupación de algunos sectores por las postergaciones de gastos para la educación y el INAU, Asti dijo que "es un tema que lo tendrán que aclarar con Vázquez". "Después de la reunión formal con el presidente, hubo una reunión donde todo el gabinete hace la presentación de los contenidos de esta Rendición de Cuentas. Gabinete que tiene la representación de casi todos los sectores del Frente Amplio y por lo tanto si los ministros estuvieron en la conferencia, cosa que no es habitual, creo que eso es un signo que está expresando la voluntad de casi todos los sectores que tienen representación parlamentaria", afirmó el diputado astorista.

Desde el Movimiento de Participación Popular (MPP), el Partido Socialista y el Partido Comunista se intentará asegurar los recursos para que no se produzcan postergaciones de las partidas destinadas a la educación y el INAU.

En forma paralela a la Rendición de Cuentas ingresará al Parlamento el proyecto de ley que supone la reforma de la deficitaria Caja Militar, la cual empezaría a regir a partir de enero de 2017.

El ajuste fiscal.

Se incrementa el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) desde los $ 50.100 en adelante. Por esta vía el gobierno pretende recaudar un total de US$ 286 millones.

Las deducciones del IRPF pasarán a ser calculadas en base a una tasa fija del 10% (salvo los salarios menores a $ 33.400). También se elimina la deducción de sueldos fictos patronales, pasando a deducir el sueldo patronal real.

Se reducirán dos puntos de IVA para las compras con débito o instrumentos de dinero electrónico.

La Rendición de Cuentas plantea cambios en la entrada de funcionarios al Estado. Se limitan los ingresos a la Administración Central: cada tres vacantes se llenan solamente dos.

El proyecto reduce el rubro 0 (salarial) de la Administración Central en 5%. Además se propone que cada ministerio realice propuestas concretas para mejorar la calidad del gasto.

En las empresas públicas se prevé limitar los ingresos de personal y se hará una reducción real de los gastos gestionables.

Se bajarán los costos de distribución de Ancap, en especial las bonificaciones a las estaciones de servicio y los márgenes de las distribuidoras.

Se creó un grupo de trabajo conjunto de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, el Banco de Previsión Social, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Economía a efectos de evaluar los incrementos extraordinarios de costos asociados a las prestaciones del Banco de Previsión Social.

EL CONTEXTO DEL AJUSTE.

Inversióna la baja y menos PBI.

El ajuste fiscal impactará sobre una economía que ya está en dificultades y es probable que las agudice debido a que supondrá un aumento de impuestos y la postergación de gastos. El producto Interno bruto (PIB) cayó 0,5% en el primer trimestre del año con respecto al mismo lapso de 2015 aunque subió 0,1% frente a los últimos tres meses del año pasado. La inversión retrocedió 25,6, en tanto el agro lo hizo 4,8% y la construcción 4,9%. Los comercios, restaurantes y hoteles lo hicieron 4,%. En todo 2015 el PIB subió 1%. En 2014 lo había hecho 3% y en 2013, 5,1%.

Inflación está en un valor pico.

A la economía estancada o en retroceso se suma que la inflación está en el nivel más alto desde octubre de 2003: 11% en los últimos doce meses. El gobierno cree que el pico es circunstancial y que en la segunda mitad del año se desacelerará de la mano de una menor apreciación o una depreciación del dólar. Pero los sindicatos están inquietos porque temen que cierre el año en más de 10% y que los salarios pierdan poder adquisitivo y por eso reclaman la posibilidad de que haya correctivos anuales por inflación en los convenios que se firmen en la segunda mitad del año

Comercio exterior no ayuda.

La caída en las exportaciones tanto por menores volúmenes vendidos como por la caída de los precios explica en parte la desaceleración. De todas formas, hay indicios de mejora en el precio de algunos productos clave como la soja. Los economistas Gustavo Michelin y Horacio Bafico calculan que en el año terminado en abril las ventas cayeron unos US$ 2.000 millones, aproximadamente un 20%. US$ 900 millones dejaron de ingresar por la caída de las exportaciones agropecuarias. Brasil es el segundo mercado de Uruguay y sigue afectado por una prolongada recesión.

Economía ya afecta al empleo.

Quedó atrás la etapa en la que parecía que Uruguay se encaminaba prácticamente al pleno empleo. El desempleo estaba en 7,4% en diciembre de 2015 y en 8,1% en abril pasado. Se calcula que en el último año se perdieron 35.000 puestos de trabajo. En Uruguay hay hoy unos 144.000 desempleados. La construcción ha sido un sector particularmente afectado por la pérdida de empleos. Este sector enfrentará una dura negociación salarial a partir de octubre. El gobierno ha advertido que los ajustes salariales no deben hacer peligrar empleos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)