DURO CHOQUE

Alta tensión: Heber pidió a Sendic "que trabaje"

El vicepresidente demandó “respeto” en tumultuosa sesión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El pedido de homenaje a las misiones de paz derivó en un enfrentamiento a los gritos. Foto: A. Colmegna

Cuando el vicepresidente Raúl Sendic intenta denodadamente mejorar su imagen pública derrumbada tras el caso Ancap, incluso hablando sobre su infancia problemática y hasta dejando en claro que no quiere ser candidato a la Presidencia, la realización de un homenaje desató en el Senado un durísimo choque entre la oposición y el Frente Amplio, con centro precisamente en el vicepresidente, a quien se le dijo que "no trabaja", que "recorre el mundo" y que se lo ve "por fotos".

El problema estalló cuando desde la bancada del Frente Amplio se anunció, en plena sesión de ayer, que se necesitaba postergar un homenaje a los militares por su participación en la fuerza multinacional de paz de la ONU en Haití, tarea recién concluida para Uruguay.

Uno de los argumentos centrales que se usaron fue que Sendic no estaba al tanto del homenaje, para el cual ya se habían cursado invitaciones a ministros y comandantes en jefe, más allá de que administrativamente el tema ya se había echado a rodar en el Senado como un expediente labrado, una nota presentada por la oposición y la propia resolución de hacer el homenaje, algo que la oposición no creía que Sendic no supiera.

Fue entonces cuando intervino el senador nacionalista Luis Alberto Heber que le apuntó a Sendic: "¿Qué está haciendo? ¿No conduce el Senado? ¿No cumple con su tarea?", le preguntó, para sorpresa de la bancada oficialista. Y siguió: "¿Qué está haciendo? Eso sí, hace un año no concurre a la reunión de coordinación (donde los partidos acuerdan los temas a tratar) y nos pasa fotografías de sus recorridas por el mundo".

Desde el Frente se le comenzó a gritar a Heber, y el senador Luis Lacalle Pou pidió el amparo para su compañero, mientras Sendic hacía sonar el timbre de sala. "Senador Heber, mantenga el respeto", exigió Sendic, a lo que Heber respondió que "le reclamo que trabaje".

Según Heber, el Frente Amplio ha sido "reticente" en hacer el homenaje a los militares, lo cual fue confirmado en su intervención por la senadora Constanza Moreira. "No se debe hacer el homenaje" a los militares, admitió. La oposición descubrió que en el Frente se querían ocultar las diferencias internas por el homenaje, algo que también rechazaba el senador del Partido Comunista Eduardo Lorier.

En medio del debate, el senador Marcos Otheguy, del mismo sector de Sendic, salió a defenderlo diciéndole a los blancos que quieren "hacer política con las Fuerzas Armadas, y que esta acusación a Sendic "cambia las reglas del juego", aludiendo a que se pasó la raya del ataque de lo político a lo personal, dejando la relación entre oficialismo y oposición en pésimas condiciones.

Luego, el expresidente y senador José Mujica trasmitió su "solidaridad personal" a Sendic.

No es la primera vez que Moreira se refiere en forma crítica a los militares. La semana pasada declaró en la radio Universitaria que participar en estas misiones de paz de ONU "no sirvió para nada en el ámbito interno, ni para modernizar a las Fuerzas Armadas".

Ante esto, el diputado nacionalista Jorge Gandini respondió que cree que las misiones de paz "le han servido profesionalmente a las Fuerzas Armadas, le han servido al país, y le han servido al país en materia de prestigio en el sistema de Naciones Unidas. El país es muy reconocido por la labor que cumple en Naciones Unidas, es muy demandado para esa función".

La apuesta del vicepresidente es a sacar la cabeza del pozo.

Tras varios insucesos políticos que la oposición se ocupa de recordar cada vez que puede, el vicepresidente Raúl Sendic busca mejorar su imagen y cambiar la percepción que mucha gente —fuera de la política— tiene de él. Entre otros episodios políticos que han afectado su imagen se cuenta su concurrencia a un juzgado de Crimen Organizado por la denuncia de la oposición sobre su gestión en Ancap, su choque público con el presidente venezolano Nicolás Maduro cuando ese país era fuerte aliado de Uruguay, y el episodio del título de licenciado que nunca pudo probar. El lunes 8, cuando terminó el Consejo de Ministros en Cardal, Florida, Sendic se acercó a un grupo de periodistas y accedió a una extensa rueda de prensa. Durante trece minutos y medio no evitó responder ninguna de las preguntas que se le formularon. Dejó en claro que no se le pasa por la cabeza correr una carrera presidencial, y se emocionó recordando los años en que su padre estuvo en la clandestinidad. Sendic sabe que la investigación judicial de Ancap lo tiene como protagonista. Por eso sabe que puede sufrir nuevos ataques. "A los ataques estoy acostumbrado", dijo y luego agregó: "Tengo absoluta tranquilidad sobre mi imagen, tengo tranquilidad sobre lo que está pasando en la Justicia". Sendic explicó a los medios que esa tranquilidad que siente la incorporó a partir de las vicisitudes que la vida le hizo vivir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)